Advertisement

El éxito de tu alquiler turístico durante el verano depende del aire acondicionado, pero el coste puede ser elevado. Está claro, quieres que tus huéspedes se sientan cómodos, pero también te interesa que tus gastos de energía sean los mínimos posibles. Sabiendo esto ¿cómo se puede ahorrar en aire acondicionado durante la época de mayor temperatura?

Es una pregunta simple con gran variedad de respuestas. En realidad, es relativamente sencillo ahorrar en aire acondicionado cuando encaras estratégicamente tus gastos energéticos. He aquí cinco estrategias que pueden guiarte hacia la dirección correcta, ayudándote a recortar costes sin afectar la experiencia del huésped.

1. Limpia los filtros una vez al mes

Es crucial limpiar el filtro del aire acondicionado una vez al mes. La suciedad y restos de sustancias pueden acumularse y obstruir el flujo de aire, causando problemas en el sistema en caso de no solucionar el atasco. Algunos termostatos tienen una luz que sirve para recordarte cuándo tienes que cambiar o limpiar el filtro, así que pueden ayudarte.

En cuanto al ahorro, reducirás tu gasto energético entre un 5% y un 15% si sigues esta regla. En caso de no vivir en la zona de tu propiedad, puedes delegar esta tarea a tu gestor o al personal de limpieza. Si priorizas la limpieza, verás un descenso en las facturas.

2. Sella cualquier fuga de aire

Inspecciona ventanas y puertas para ver si el aire acondicionado sale por alguna de estas. Si alguna de estas hace ruido, es muy probable que no se ajuste bien. Afortunadamente, estas fugas son fáciles de sellar, y lo único que necesitas para hacerlo es una espátula, una pistola para sellar y silicona.

Tanto si eres un manitas como si no, esta práctica te resultará bastante fácil. Puedes encargarte de todas las fugas de aire de tu casa en una o dos horas, gastándote más bien poco. Lo mejor de todo es que ahorrarás entre un 10% y un 20% en energía, que supone bastante dinero si consideras tus gastos anuales.

3. Utiliza un termostato programable

Una solución smart home como un termostato programable puede regular el aire acondicionado en tu propiedad basándose en los ajustes que hayas adjudicado. Ya no tendrás que gestionar la temperatura de tu alquiler turístico manualmente y en persona. Con este tipo de herramientas, puedes hacer los cambios necesarios desde la comodidad de tu teléfono, mejorando muchísimo la eficiencia.

Este tipo de termostatos también te permiten crear una planificación de la temperatura. De este modo, puedes elegir aumentarla unos pocos grados por la noche, cuando menos se notará el cambio, y ahorrar energía. Por la mañana puedes volver a refrescar el interior de la propiedad para la comodidad de tus huéspedes.

4. Renueva los sistemas de aire acondicionado viejos

Es recomendable renovar un sistema de aire acondicionado si este tiene 10 o 15 años, para mejorar su eficiencia y ahorrar energía. Si tu sistema actual no funciona tan bien como antes, y han aumentado tus gastos de energía, puede que te beneficie cambiarlo. Un sistema de aire acondicionado nuevo es una actualización que pronto se pagará sola.

Para ponernos en situación, los sistemas de aire acondicionado certificados de hoy en día pueden salirte rentables muy rápido, haciendo que recuperes la inversión inicial casi de inmediato. Son una solución efectiva para controlar los gastos, solo tienes que investigar un poquito las opciones y dar con el que más te convenga. Con una instalación profesional, van a durar muchísimo y darán el mejor de los resultados.

5. Planta arbustos y árboles que den sombra

Plantar árboles frondosos y arbustos en lugares estratégicos ayudará a que tu alquiler turístico no reciba la luz directa del sol. Aunque esto te parezca poco, proporcionará una sombra neutral a tu propiedad y, por lo tanto, reducirá la necesidad del uso del aire acondicionado.

Además, le añadirán valor a tu alquiler turístico. Si eres cuidadoso con los elementos exteriores y las vistas, podrás mejorar la apariencia de tu propiedad y hacerla más atractiva. Dado que estos cambios ecológicos dispararán el interés en tu propiedad, deberías considerarlos.

6. Deja instrucciones claras a los huéspedes

Ayuda a tus huéspedes para que puedan ayudarte a reducir costes. Si quieres evitar el uso indebido del aire acondicionado o posibles problemas, asegúrate de que dejas claras las instrucciones sobre su utilización en tu propiedad. Esto ayudará a los huéspedes, sobre todo si quieren apagarlo o cambiar la temperatura.

También puedes sugerirles, de manera educada, que, por favor, tengan en cuenta las tareas básicas de la gestión de energía, como por ejemplo cerrar puertas y ventanas cuando el aire acondicionado esté encendido. Recuerda a tus huéspedes que deben tratar tu alquiler turístico como si este fuera su casa, en cuanto a los gastos de energía durante el verano.

Aire acondicionado para tu alquiler turístico

El éxito de tu alquiler turístico durante el verano depende del aire acondicionado, y esto no tiene por qué intimidarte. Una vez hayas limpiado los filtros, reemplazado los aparatos antiguos, plantado árboles o seguido las demás sugerencias de este artículo, puedes estar seguro de que ahorrarás dinero y al mismo tiempo mantendrás la comodidad a tus huéspedes.



Sobre la autora

Holly Welles es una escritora sobre mejoras del hogar interesada en aprovechar al máximo cada espacio. Además de escribir en varias páginas web, tiene su propio blog, The Estate Update.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Preparado para conseguir más reservas?

Sin tarifas de instalación, sin detalles de tarjetas de crédito, sin obligaciones. Prueba Lodgify de manera gratuita durante 7 días.