Advertisement

El sector de los alquileres vacacionales está creciendo a una velocidad de vértigo. Está previsto que los alquileres vacacionales tomen la delantera a los hoteles en el 2020. Y es que los beneficios de este tipo de negocio ya han superado los 57,669 mil millones de dólares en el 2019.

Las cabañas son uno de los muchos tipos de alquileres vacacionales que existen en el mercado. A día de hoy, a los viajeros les gusta alejarse del ruido de la ciudad para escaparse a un lugar remoto y tranquilo. Quieren una experiencia fuera de la rutina y ese entorno acogedor que tanto se asocia a las cabañas o casas de montaña.


Cuando te adentres en este tipo de aventura, tendrás que informarte y prepararte bien, además de hacerte con un plan de negocio. Si estás pensando en empezar un negocio de alquileres vacacionales invirtiendo en una cabaña, aquí hay nueve puntos que tienes que tener en cuenta:

1. La localización

Lo primero es decidir el lugar en el que quieres invertir. Las típicas localizaciones para cabañas son las zonas montañosas, los bosques, los alrededores de los lados o áreas residenciales. También es importante evaluar cómo te gustaría invertir en una cabaña:

  • ¿Es un terreno vacío y pretendes construir en él?

  • ¿Es una cabaña vieja que necesita ser renovada?

  • ¿La cabaña ya está lista para entrar a vivir?

¿Hay mucha demanda de este tipo de alojamiento en esa zona? Por ejemplo, ¿estaría situada cerca de unas pistas de esquí? ¿O de un retiro de yoga o un spa?

La mejor manera de empezar será buscando alquileres vacacionales que estén anunciados en la zona por donde quieres invertir. Puedes echar un vistazo a páginas web como Airbnb o Booking.com. Luego, investiga qué tipo de propiedad ofrecen y si son cabañas y si estas son populares. También puedes utilizar AirDNA, que es una herramienta de analítica que te da información sobre alquileres vacacionales según la zona.

De todos modos, puedes invertir en una cabaña que esté aislada y lejos del centro del pueblo. ¡De hecho, esa es la gracia de una escapada! Solo necesitas un plan de marketing online y pensar algunas estrategias, como por ejemplo cómo vas a usar las redes sociales para promocionar tu cabaña.

2. El tipo de cabaña

Las cabañas pueden ser muy variopintas. Hay muchos tipos diferentes, como por ejemplo las cabañas en árboles, casas de campo, casas rurales, de colonias, granjas, villas, etc. Piensa en el estilo que querrás para tu propiedad. ¿Estará hecha de madera o de piedra? ¿Tendrá una imagen rústica o moderna?

cabin rental business

Decide qué tipo de cabaña será la que se adaptará a tus necesidades de propietario, cuál te gustaría gestionar.

3. El cálculo de la inversión

Antes de empezar con tu plan de negocio para el alquiler de cabañas y comprar la propiedad en sí, necesitas calcular todos los costes. Piensa en cómo vas a financiar tu negocio:

  • ¿Tendrás que pedir un préstamo o una hipoteca?

  • Si es que sí ¿qué tipo de hipoteca podrás pagar mensualmente?

  • ¿Qué te costará la renovación?

  • ¿Qué te costarán todos los muebles y electrodomésticos?

  • Gastos adicionales como limpieza, reparaciones y mantenimiento

  • Gastos de publicidad, intereses de las plataformas de promoción (como Airbnb)

No olvides incluir los impuestos y los costes de las licencias necesarias. También es buena idea dejar margen para posibles imprevistos o problemas que no hayas podido calcular con antelación.

4. Las licencias y los impuestos

Como propietario o gestor de una cabaña, puede que necesites una licencia antes de ponerte manos a la obra. Cualquier negocio necesita algún tipo de permiso, y el alquiler de cabañas no es diferente. Puede que también tengas que proporcionar una prueba de que la propiedad que estás alquilando no es tu primera residencia. Para obtener la licencia pertinente, investiga en las páginas web del ayuntamiento de la zona y las oficinas turísticas.

Los impuestos son inevitables cuando estás al frente de un negocio. Igual que con la licencia, también tendrás que pagar los impuestos que se te apliquen. A veces puedes desgravar algunos de ellos, así que infórmate bien sobre el asunto.

Tendrás que encargarte de estos dos puntos antes de decidir invertir en una cabaña.

5. El plan de negocio para alquileres de cabañas

Un plan de negocio para alquileres de cabañas es un conjunto de directrices, objetivos y estrategias que te ayudarán a tomar decisiones para tu negocio y su futuro.

Crear un plan de negocio viable te ayudará a identificar los riesgos antes de invertir, lo que te ayudará, a la vez, a determinar las posibilidades de éxito. Un plan de negocio no solo definirá la estrategia que vas a seguir, también será una herramienta útil a la que volver de tanto en cuanto para asegurarte de que vas bien encaminado.

Es recomendable tener un plan de negocio antes de comprar la propiedad, para que puedas juzgar con una idea más clara los pros y los contras de la inversión.

6. El marketing

Una vez hayas decidido la localización, tienes que saber cómo vas a anunciar tu propiedad y a quién.

Decide si tu cabaña va a ser perfecta para escapadas románticas con la pareja, o ideal para familias o un retiro para viajeros fitness y wellness. Está claro que también puedes anunciarla de manera más genérica y sin especificar tanto.

¿Tienes pensado dirigirte a viajeros internacionales? Si es así, será buena idea tener una página web en múltiples idiomas, para que sea accesible y fácil de entender por huéspedes potenciales de todo el mundo. Otro factor importante es si vas a aceptar mascotas.

Lo que queremos decir es que tendrás que anunciar tu cabaña para conseguir reservas, así que piensa en cómo puedes hacerlo. ¿Tienes pensado hacerte con una página web propia o anunciarte en plataformas como Booking.com y HomeAway?

¿Es una cabaña solo para algunas épocas o para todo el año? Decide si quieres ofrecerla solo para Navidad e invierno, o si quieres que esté disponible fuera de temporada alta.

7. Los servicios que vas a ofrecer

Ya hemos hablado de casi todo lo importante, pero nos falta una última cosa: el interior de la cabaña. El interior es el atractivo, la verdadera experiencia. ¡Después de todo, es donde los huéspedes pasarán más tiempo! Así que ¿qué tipo de servicios vas a incluir en ella?

Hay ciertas cosas que permiten que los huéspedes se relajen, como por ejemplo un baño de agua caliente. Si tienes espacio para una bañera, nada superará el placer de calentarse después de todo un día esquiando o caminando con el frío.

Como las cabañas suelen asociarse a lo acogedor, es una buena idea ofrecer una chimenea. Puedes hasta dejar madera y un hacha para que los huéspedes la preparen.

Adapta tu propiedad según las actividades que se puedan hacer a su alrededor. Por ejemplo, si suele estar nevada o está cerca de unas pistas de esquí, proporciona trineos. ¡A los huéspedes les encantará, sobre todo a los niños! Si tu cabaña está cerca de un lago, ¿qué tal dejar una barca a su disposición?

Piensa en una cabaña rural acogedora y ofrece a tus huéspedes algo que vaya bien con ella, como por ejemplo chocolate caliente o los ingredientes para hacer vino caliente. Proporciona mantas y libros para ponerle la guinda al pastel.

Ten en consideración el estilo y el diseño de tu propiedad; ¿será de madera como el exterior? ¿Rústica? ¿Moderna?

8. El nombre de tu cabaña

Hay una cosa que siempre se queda para el final de nuestras consideraciones, a pesar de ser de las más divertidas del proceso de empezar un negocio de alquiler de cabañas. Eso es, elegir el nombre de tu marca o de tu cabaña. Tu cabaña podría tener un nombre único y original, algo que tenga que ver con la zona en la que se encuentra o que sea más personal, como por ejemplo el nombre de un familiar tuyo.

Tu marca es la base de tu marketing y ayudará a la cabaña a diferenciarse de sus competidores. Cuando elijas el nombre, procura que no sea parecido al de estos.

9. La página web y los canales externos

Tener una página web optimizada y profesional para tu cabaña es una muy buena manera de ganar visibilidad para tu propiedad. Además, puedes gestionarlo todo de principio a fin: con un sistema de reservas, la posibilidad de aceptar pagos online y gestionar todas las comunicaciones con el huésped desde un único lugar. Con Lodgify, los propietarios pueden crear fácilmente sus propias páginas web sin la necesidad de programar nada y con un gran abanico de plantillas disponibles e intuitivas.

Lodgify también proporciona un channel manager, que sincroniza todos tus anuncios externos de, por ejemplo, Booking.com, Airbnb y HomeAway. Ya no tendrás que actualizar el calendario de manera manual y siempre estará a la última. También podrás gestionar un único calendario sin preocuparte de posibles reservas dobles. Un channel manager tiene muchos beneficios, especialmente cuando estás empezando un negocio de alquileres vacacionales y estás anunciado en muchos lugares.

Estos son todos los factores importantes que tendrás que considerar antes de empezar un negocio de alquiler de cabañas. Aunque es una experiencia divertida que te puede reportar muchos beneficios, tiene que estudiarse con detenimiento y estar preparado. Ser tu propio jefe supone tener muchas responsabilidades, y lo mejor del sector de los alojamientos es que puede ser muy personal, customizable y flexible. ¡Aprovéchalo!

¿Qué te ha parecido este artículo?

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Preparado para conseguir más reservas?

Sin tarifas de instalación, sin detalles de tarjetas de crédito, sin obligaciones. Prueba Lodgify de manera gratuita durante 7 días.