Leyendo:
Promociona tu alquiler turístico con marketing tradicional

Promociona tu alquiler turístico con marketing tradicional

Tanto si eres propietario o gestor de uno o más alquileres turísticos como si estás pensando en invertir y adentrarte en este sector, estarás al tanto de lo importante que es internet para la gestión y el marketing para tu negocio. El marketing online, la promoción que le hagas a tus propiedades en internet, y el poder de las redes sociales son la clave para tu éxito, está claro. Pero ¿y fuera de internet? ¿Sirve de algo trabajar en anunciar tu negocio offline (es decir, lo contrario de online) llevando a cabo estrategias de marketing tradicional?

Sabemos que la mayoría de viajeros buscan alojamiento por internet, pero resulta que, según iProspect, el 67% de búsquedas online se generan como resultado de alguna acción o canal fuera de internet. Esto no quiere decir que con anunciarte fuera de internet puedas tirar hacia delante el negocio: se trata de combinar las dos fuerzas, no sustituir la una por la otra.

A pesar de que tener una buena presencia en internet es literalmente crucial y tenerla fuera de internet puede ser más costoso y menos eficiente, si no haces acciones fuera de la pantalla estarás perdiendo oportunidades y dejando que tus competidores las aprovechen.

La cuestión es que cuando te anuncias por internet te estás dirigiendo a viajeros que están activamente buscando alojamiento para sus vacaciones. En cambio, cuando te anuncias fuera de internet, lo que haces es aparecer delante de usuarios que puede que no estén buscando alojamiento en ese mismo momento, pero eso no quiere decir que no te tengan en cuenta como opción en el futuro.

¿Cómo conseguir posibles reservas o visitas a tu página web en el mundo analógico y de carne y hueso? A continuación enumeramos las estrategias más efectivas y que menos van a afectar a tu presupuesto.

No te limites a hacerlas y punto: tienes que ir experimentando y midiendo su éxito, así sabrás cuáles funcionan mejor con tu público. Para ello, puedes preguntar a tus huéspedes cómo han oído hablar de tu alquiler turístico en una encuesta de satisfacción, por ejemplo.


El poder del boca a boca

El boca a boca consiste en las recomendaciones de pasados huéspedes. A pesar de que el marketing en el sector (primero hotelero y luego de los alquileres vacacionales) ha cambiado mucho en los últimos años, lo que los huéspedes digan de ti sigue siendo la técnica de marketing y promoción número uno, además de la más efectiva.

De hecho, actualmente, internet ha hecho que sea más importante que nunca: con las opiniones de los huéspedes en tu página web, en las redes sociales y en las OTA. Estas son ya una ficha clave en el proceso de selección de alojamiento, tanto que muchos viajeros no están dispuestos a reservar en un alquiler vacacional si este no tiene opiniones de otros huéspedes.

¿Y qué tiene que ver esto con lo que pueda hacer un propietario fuera de internet?, estarás pensando. Visualiza esta situación: un huésped que ha quedado satisfecho con tu alojamiento y servicios recomendará tu propiedad a cinco familiares y/o amigos, si alguno de estos acaba en tu alquiler vacacional hará lo mismo con otros cinco familiares y/o amigos, y así sucesivamente. De este modo, este consejo te servirá para que te recomienden tanto dentro como fuera de internet: prioriza la experiencia del huésped. Asegúrate de satisfacer sus expectativas, ofrece algo que no ofrezca tu competencia y personaliza su experiencia.

Tarjetas de visita

Creas o no en el poder del marketing offline, tener una tarjeta de visita a mano es esencial, no solo para los propietarios y gestores de alquileres vacacionales sino para cualquier profesional y entrepreneur. Porque la realidad es esta: la tarjeta de visita es como tu DNI profesional, la manera más natural de decir que tienes algo que puede satisfacer las necesidades de la persona a la que se la estás dando y, también, es un modo de que los demás te recuerden (y no se quede todo en palabras que se puede llevar el viento).

Tu tarjeta de visita es, también, la primera impresión que vas a dar al interesado y la carta de presentación de tu marca. Elementos esenciales de cualquier tarjeta de visita: tu nombre, tu puesto de trabajo, tu información de contacto, tu página web, tus redes sociales… Pero, en realidad, no solo se trata de esto. Una tarjeta de visita no es solo un trozo de papel en el que volcar toda la información que quieras transmitir. El diseño, el tipo de papel, la paleta de colores, los espacios en blanco, todo tiene que ir a la par con la identidad de tu marca y logotipo, así como con la personalidad que le hayas dado a tu negocio.

Dónde utilizarlas

La tarjeta de visita será tu mejor aliada cuando vayas presencialmente a entablar algún tipo de relación con posibles huéspedes, instituciones locales, negocios con los que asociarte, competidores, etc. Alargar la mano para entregar una tarjeta de visita a alguien es asegurarte de que van a recordar tu nombre y tu negocio, y es la manera perfecta para facilitar el siguiente paso: buscar más información sobre ti y tu propiedad.

Para empezar, céntrate en tu zona y asiste al mayor número de eventos locales posibles. Ferias, la inauguración de un nuevo negocio, eventos organizados por el ayuntamiento, celebraciones benéficas…toda oportunidad es buena para conocer a gente que pueda llevarte a conseguir reservas; aprovéchala llevando siempre un buen fajo de tarjetas de visita.

Folletos

Los folletos son una oportunidad de pasar tu página web y sus mejores atributos al papel (dicho rápido y mal). Descripciones de propiedad, fotografías que dejen ver el buen gusto que has tenido diseñando el interior de tu alojamiento, la lista de servicios que ofreces, toda la información que los viajeros puedan necesitar para hacer una reserva y contactar contigo e, incluso, las opiniones que otros huéspedes han dejado sobre ti en alguna OTA. Los folletos (o flyers) son, básicamente, un anuncio andante.

El diseño, la disposición de los elementos, la tipografía, la calidad de la impresión…todos estos detalles son tan importantes como el texto que pones en ellos. Piensa que, en el mundo, hay muchísimos folletos, ¡demasiados! Querrás que tus huéspedes sientan curiosidad por el tuyo y le den una oportunidad. Querrás que piensen que, por fin, un folleto es estéticamente como ellos quieren, que no parece una página sacada de la revista de un supermercado, que se ha creado con gusto.

Dónde utilizarlos

Si lo piensas, todos turistas suelen pasar por los mismos lugares físicos, así que haz un mapa mental de sus posibles pasos y tenlos en cuenta como destinatarios de tus folletos. Pero antes dejemos clara la naturaleza de este tipo de acción de marketing: los folletos están pensados, mayormente, para aquellos viajeros que ya están visitando tu zona y quedándose en otro alojamiento. Aquellos que, en el futuro, quieran repetir de destino de vacaciones. Es allí donde entra tu folleto y, por lo tanto, la posibilidad de que la próxima vez tú seas el elegido.

Deja tus folletos en lugares turísticos, como oficinas de turismo o puntos de información para el turista, museos e incluso restaurantes internacional o nacionalmente conocidos. Todos aquellos puntos de visita obligatoria son los que te interesan. También puedes dirigirte a lugares más específicos en los que creas que tus huéspedes potenciales puedan ir. Por ejemplo, si tu alquiler vacacional está pensado para huéspedes que viajan con sus animales de compañía, puedes dejar tus folletos en veterinarios y tiendas de animales.

Networking

Ya lo hemos dicho antes, el networking tarjeta de visita en mano es una de las mejores estrategias offline para cualquier negocio. Además de ser una manera de hacer circular tus datos de manera física para que no se pierdan en la inmensidad de búsquedas que uno puede hacer por internet, también es la única oportunidad de presentarte de manera presencial a posibles huéspedes. El ver la cara detrás del negocio ayuda muchísimo a la credibilidad de los propietarios, además de ser el mejor modo de expresar la personalidad de la marca y la devoción que hay detrás de sus servicios.

Pero no todo el networking trata de presentarse a posibles futuros huéspedes. De hecho, no suele ser tan directo, y lo más normal es que entables conversación con gente que puede hacerte llegar a esos posibles huéspedes.

Negocios locales

Asociarte con negocios locales puede proporcionarte muchas reservas, y cuando digo “asociar” me refiero a entablar una relación en la que cada uno ofrece algo al otro. Por ejemplo, si se trata de un restaurante, tú puedes recomendarlo en la guía sobre tu zona y contigo pueden hacer lo mismo. Es más, podéis ofrecer descuentos el uno del otro. Si se trata de una tienda de jabones artesanales, puedes incluir algunos de sus productos en tu cesta de bienvenida para que ellos te incluyan en su newsletter. Puedes hacer lo mismo con guías turísticos, tiendas de comestibles, farmacias ¡e incluso wedding planners!

Agencias de viajes y asociaciones de turismo local

Las agencias de viajes pueden brindarte muchas oportunidades, pues todos los que se dirigen a ellas están interesados en encontrar un alojamiento para sus vacaciones. Estas pueden recomendar tu alquiler vacacional a aquellos turistas que estén interesados en tu zona, actuando como una OTA en vivo y en directo. De este modo podrás llegar a un tipo de huésped al que no llegarías por internet; aquel que prefiere dejar la gestión de sus vacaciones en manos de un profesional que va a recomendarle lo mejor.

En cuanto las asociaciones de turismo local, no solo tienen el objetivo de ofrecer servicios a profesionales del sector, sino hacer de nexo entre todos ellos, las administraciones públicas y otros negocios. Es decir, son las instituciones perfectas para hacer networking. Algunas de ellas, como APARTUR, ATA, Federatur y ATT, pueden promocionar, proporcionar servicios como los que describimos en este artículo e incluso organizar eventos.

Tus competidores

Que no te extrañe este punto, tus competidores pueden ser tus aliados en señaladas situaciones, y tú el suyo. Imagínate que un propietario de la competencia recibe una solicitud de reserva de unos huéspedes que viajan con mascotas, pero tiene unas normas que prohíben los animales de compañía en su propiedad. Tendrá que rechazar dicha solicitud y, para quedar bien con esos huéspedes (en caso de que en algún momento viajen a la misma zona y sin sus mascotas) le interesará proporcionar una opción que encaje más con el tipo de alojamiento que están buscando. Es aquí donde entras tú. Esto también puede darse en temporadas en las que los calendarios estén llenos y algunos alquileres vacacionales no puedan aceptar a más huéspedes.

Publicidad en medios

Si estás pensando en televisión y radio, ahórrate el esfuerzo y el dinero. Anunciarte en este tipo de medios va a llevarse una buena porción de tu presupuesto, y no necesariamente llegará a la gente a la que quieres que llegue. Los medios escritos, sin embargo, tienen más probabilidades de ser fructíferos. Primero, deberás averiguar qué lee el tipo de huésped que llega a tu propiedad. Por ejemplo, si tu alquiler vacacional está en una zona donde hay muchas galerías de arte o escuelas de dibujo, querrás anunciarte en revistas específicas sobre este tema.

El marketing online le ha robado el primer puesto a la publicidad tradicional, pero un anuncio por palabras en una revista no es tan costoso como un espacio en la radio o la producción de un anuncio para la televisión.

Patrocinios

Patrocinar un evento local, una causa benéfica o un evento similar no solo te comportará muchísima más visibilidad, sino que también mejorará tu reputación en la zona y en el sector.

Ahora sí, ya estás preparado para hacer correr la voz sobre tu alquiler vacacional más allá de internet. ¡Recuerda combinar el marketing offline con el marketing online y no te dejarás ni a un huésped por el camino!

¿Preparado para recibir más reservas directas?

Sin gastos de configuración. Sin tarjeta de crédito. Sin obligaciones. Prueba Lodgify gratis 7 días.

Más artículos
101 ideas de contenido para el blog de tu alquiler vacacional