Advertisement

El marketing por correo electrónico o email marketing tiene más peso que nunca y es, con diferencia, una de las prácticas más efectivas y con menos coste para cualquier tipo de empresa o profesional. Pero ¿qué es el email marketing, exactamente? Es una estrategia que tiene como objetivo captar y fidelizar clientes. ¿Cómo? Enviándoles correos electrónicos, ya sean estos newsletters, promociones, noticias o cualquier información que pueda ser de utilidad al lector.

A pesar de que enviar correos electrónicos, como tal, no es difícil, sí que lo es el que terminen abriéndose por los destinatarios. ¿Cuántos correos electrónicos recibes tú al día? ¿Cuántos mandas directamente a la papelera y cuántos llaman verdaderamente tu atención?

¿Cómo puedes hacer que los correos electrónicos sobre tu alquiler vacacional destaquen en medio del mar de la bandeja de entrada de tus clientes? Con una buena línea de asunto.

¿Qué es el asunto de un correo electrónico y por qué es importante?

La línea del asunto, o el apartado “asunto” de un correo electrónico es aquello que verán los destinatarios del mismo en sus bandejas de entrada y que presenta brevemente (ya que se le dedica un pequeño espacio) de qué trata el contenido de dicho correo electrónico. Además del asunto, el destinatario también podrá ver el emisor del correo electrónico y el pre-header, que no es más que la primera frase del mensaje del interior. En definitiva, la función de la línea del asunto es dar un pequeño adelanto sobre el contenido del correo electrónico.

Esta es la teoría, pero en la práctica, la línea del asunto de un correo electrónico es lo que puede determinar el éxito o el fracaso de una acción de email marketing. Puede parecer un mísero y pequeño detalle sin más, una casilla que rellenar con lo primero que se nos ocurra, pero la verdad es que el asunto de un correo electrónico será aquello que haga que el lector decida abrir el correo o no. Además, no solo se trata de llamar la atención del cliente, sino de ser más interesante que el resto de las líneas de asunto que vea este.

Consejos para crear una buena línea de asunto en los correos electrónicos

Para llamar la atención del lector y convencerle de que tu correo electrónico tiene que leerse, sigue los consejos que exponemos a continuación y triunfarás.

Cuida la extensión

La extensión máxima de una bandeja de entrada de Gmail son 70 caracteres, la de Hotmail 60, la de Yahoo 46 y, si el correo electrónico se lee desde el dispositivo móvil más pequeño, estos se reducen a 30. Nuestro consejo es que seas lo más sucinto posible, siempre y cuando no dejes de dar la información más importante. Un asunto corto puede llamar más la atención del lector. Además, cada vez son más los usuarios que consumen todo tipo de contenido en pequeños dispositivos móviles; y eso incluye echar un vistazo a sus bandejas de entrada.

También debes tener otra cosa en mente; la posible viralización de tu contenido. Las redes sociales son el lugar en el que tu contenido puede llegar al máximo número de personas, ya sea este una fotografía, un artículo de blog o cualquier contenido que hayas podido presentar en tu correo electrónico. ¿Cómo? Consiguiendo que tus lectores lo compartan con todos sus seguidores. Facilita este proceso haciendo que el asunto sea altamente viralizable (corto y llamativo).

Organízate

No solo se trata de redactar un asunto corto y darle al botón de enviar; también hay que tener en cuenta el orden de los elementos. Para empezar, deberás dejar los primeros caracteres para la información más importante. Se aconseja que introduzcas palabras clave sobre el contenido del correo electrónico, y estas son las que tendrán que ir al principio de la línea de asunto.

Una vez tengas la línea de asunto definida, deberás pensar en el pre-header o las primeras frases del correo electrónico. Estas suelen ser visibles también en la bandeja de entrada, así que puedes utilizarlas para complementar tu asunto. Si el asunto es demasiado largo, el pre-header no se podrá leer.

Personaliza

Haz que el pasado, futuro o posible huésped sienta que ese correo electrónico está hecho solamente para él. Si lo consigues, tendrá la irrefrenable necesidad de abrirlo. No te limites a poner el nombre del remitente; encara el contenido del correo electrónico hacia los intereses de ese lector específico.

¿Tu cliente es joven? Puedes añadir algún emoji. ¿Es de una localización específica? Puedes mencionarla en el asunto.

Huye de los elementos de spam

Hay ciertas palabras que gritan spam, y que no te permitirán ni llegar a la bandeja de entrada principal de tu cliente. “Gratis” o “urgente” son algunas de ellas (sí, es una pena, porque llaman muchísimo la atención). También las mayúsculas y los caracteres especiales pueden hacer saltar la alarma. Estos últimos pueden ser símbolos de cualquier moneda, porcentaje, etc.

Otra práctica que puedes hacer para evitar llegar a la bandeja de spam es cuidar la ortografía. Tampoco abuses de los signos de interrogación y exclamación, pues el buen uso de la puntuación también se tendrá en cuenta.

Crea expectativa y necesidad

Ponte en la piel de tus suscriptores y piensa qué es aquello que te haría abrir un email irremediablemente. Despierta la curiosidad de tus lectores añadiendo un toque de misterio, lanzando preguntas u oraciones negativas al aire, explicitando cuáles son las ventajas de abrir el correo electrónico, etc. En definitiva, juega con la mente de tus lectores para crear el llamado FOMO (del inglés, “fear of missing out”; miedo a perderse algo).

Eso sí, no prometas nada que no vayas a cumplir; si creas altas expectativas estas tendrán que acabar satisfechas con el contenido del correo electrónico. Si no lo haces, dejarás de tener credibilidad y tus clientes pasarán olímpicamente de abrir tus correos electrónicos en el futuro. Como resultado, seguramente ya no tendrás posibilidades de conseguir una reserva con ellos.

Incluye números, noticias de actualidad y listas

Este tipo de contenido se considera relevante, de calidad, aquel que aporta algo de conocimiento al lector. Si dejas claro que es esto lo que les vas a traer, sentirán que merece la pena abrir tu correo electrónico, aunque solo sea para echar un rápido vistazo a los datos.

Mantén al día a tus clientes actualizándolos con las noticias más nuevas del sector, aquellas de las que más se habla (y, de paso, queda como un entendido del tema). Aporta datos exactos para que tus lectores sepan que la información que contiene tu correo electrónica es de calidad y está contrastada. En resumen, haz que te vean como un experto y sientan la necesidad de leer lo que tienes que decir sobre un tema que puede afectarlos. ¡Esto también te servirá para que tengan más confianza en tu negocio y terminen haciendo una reserva en tu alquiler vacacional!

Pide a tus clientes que reaccionen

Utiliza verbos de acción como “Apúntate”, “Únete” o “Aprovecha” para que el lector sepa lo que se espera de él. A veces, los usuarios no abren los correos electrónicos porque creen que van a tratar de pura promoción, spam. Si les pides que reaccionen a lo que les vas a decir, ya les estás indicando que tu correo electrónico les brindará una oportunidad que quizás no querrán dejar escapar.

Habla de ti

Presumir de marca funciona, eso es un hecho. Si quieres que a tus lectores les pique la curiosidad sobre lo que puedes estar contándoles en tu correo electrónico, resalta en el asunto algo que hayas conseguido con tu negocio. Los superlativos y los adjetivos con connotaciones positivas te ayudarán a hacerlo.

También es muy buena idea hablar de huéspedes pasados, y de sus buenísimas experiencias en tu propiedad. Si lo haces, déjalo claro en la línea de asunto.

Ahora que ya sabes cómo redactar una línea de asunto que llame la atención de tus suscriptores, es el momento de mejorar o empezar tus estrategias de email marketing. Y recuerda; la línea de asunto debe ir directamente ligada al contenido del correo electrónico y no ser engañosa en cuanto a este.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Preparado para conseguir más reservas?

Sin tarifas de instalación, sin detalles de tarjetas de crédito, sin obligaciones. Prueba Lodgify de manera gratuita durante 7 días.