Leyendo:
Convierte tu alquiler vacacional en dog-friendly
Convierte tu alquiler vacacional en dog-friendly

Convierte tu alquiler vacacional en dog-friendly

Tal vez se te haya pasado por la mente la posibilidad de permitir perros en tu alquiler vacacional. Es algo que debe ser considerado, ya que cada vez son más los huéspedes que desean ir de vacaciones con sus perros.

Un estudio realizado por Dog Vivant en mayo de 2019 sobre los hábitos del turismo con perro presenta que un 24,1% de los hogares en España tienen perro, casi 7 millones de personas viajan con su perro (al menos una vez al año) y se trata, mayoritariamente, de parejas sin hijos. El número de perros censados en el país va en aumento, pero también el gasto realizado en ellos. Actualmente, los peludos de la casa se tienen más en cuenta en la rutina diaria, como un miembro más de la familia.

Este cambio en los hábitos de los dueños de perros ha hecho que poco a poco, los establecimientos públicos y de ocio permitan más la entrada de perros. Es por eso que aceptar perros en el alquiler vacacional es una propuesta que cada vez tiene más valor. 

Viajar con perro

El mismo estudio recoge que los viajeros con perro, al planificar un viaje, buscan mayoritariamente por internet (80%) y un 70% consulta webs especializadas en recursos dog-friendly (apto para perros). Teniendo esto en cuenta, si piensas en adaptar tu alquiler vacacional, prepárate para posicionarte bien en internet, porque es un grupo de huéspedes muy potencial.

Aceptar animales tiene sus ventajas y desventajas, pero es una oportunidad muy interesante. En este artículo te explicamos por qué debes convertir tu alquiler vacacional en un lugar respetuoso con los perros y cómo hacerlo.

¿Por qué aceptar perros en mi alquiler vacacional?

Los huéspedes están más dispuestos

Es cierto que son viajeros más exigentes, pero te gustará saber que ¡son más fieles y recomiendan más! No es fácil encontrar un alojamiento que permita entrar a tus amigos perrunos, por eso, es un segmento más fiel, agradecido y conectado con los alojamientos. 

Los dueños de perros se encuentran con muchos problemas a la hora de viajar con ellos. Logísticamente es complicado y además hay pocas opciones de alojamientos, así que si tú como propietario permites perros en la vivienda, les ayudarás a solucionar algunos de estos problemas. Como es lógico, muchos estarán dispuestos a gastarse más dinero si pueden alojarse en un alquiler vacacional que acoja perros.

alquiler vacacional que acoja perros

No nos olvidamos de que para adaptar el alquiler vacacional para perros deberás hacer una pequeña inversión, pero ten presente que a la larga te será rentable. Tú como propietario obtendrás ingresos adicionales si decides cobrar una tarifa para mascotas y los huéspedes estarán contentos por poder traer a su perro. 

Llegarás a un público más amplio

Los viajeros con perro no suelen buscar un hotel donde alojarse, prefieren alojarse en un alquiler vacacional que les permita tener unas buenas vacaciones junto a su mascota (además de que los hoteles suelen ser más caros). Así que si has pensado en adaptar tu alquiler vacacional para familias, jóvenes o para los que viajan por negocios, ¿por qué no ampliar tu público para aquellos que tienen perro? Es una buena opción teniendo en cuenta que cada vez es un mercado más importante.

¿Cómo hago para adaptar la vivienda a perros?

Es cierto que aquellos alquileres vacacionales con, por ejemplo, jardines privados llamarán más la atención de los huéspedes, pero se pueden hacer otros cambios que ayudarán a que el huésped y su perro tengan una experiencia excelente y se sientan cómodos en la vivienda.

Hazla a prueba de perros

Para mantener el apartamento en buenas condiciones y limpio es importante adecuarlo a las mascotas. Se deben tener varios aspectos en cuenta, aquí te dejamos algunos:

Suelos

suelos de baldosas

Puede que no parezca relevante, pero tener un suelo resistente a arañazos y manchas es esencial. Los suelos de baldosas son una buena solución, la cerámica es un material más duradero y fácil de limpiar. También puede ser apto un suelo de vinilo, bambú o laminado.

Puedes añadir alguna alfombra, mejorará el aspecto de la vivienda y si se ensucian se pueden lavar sin ningún problema. 

Muebles y decoraciones

El sofá es el mueble que puede preocupar más. Muchos dueños dejan a sus perros subirse a los sofás o a veces simplemente lo hacen por no estar educados. Si no quieres que esto pase, debes dejar claro en las normas que no se permite que los perros suban al sofá. De todos modos, lo puedes prevenir proporcionando cubiertas para perros.

permitir perros en el sofá

Debes tener en cuenta que si el sofá es de tela lisa, las marcas serán visibles más fácilmente. Aquellas que son brillantes o con patrones ayudarán a ocultar posibles manchas duraderas. Aquellos sofás que puedan sacarse las fundas también son perfectos, así se pueden sacar y lavar cómodamente.

En cuanto a las decoraciones, debes tener varias cosas en mente:

Las cortinas tienen muchas posibilidades de acabar mordidas por un perro. Si quieres evitar este sufrimiento, comprar cortinas baratas es la solución. 

Si tienes algunos objetos caros para decorar la vivienda, asegúrate que están fuera del alcance de los perros. No coloques decoraciones valiosas u objetos que se rompan con facilidad en el suelo, ya que es donde los peludos pasan todo el tiempo.

Finalmente, puede ser que prefieras que los perros no tengan acceso a todas las estancias de la vivienda. Si es así, usa barreras de seguridad (habitualmente usadas para proteger a niños) para poner límites.

Proporciona provisiones y otros detalles

detalles para los perros

Aunque los viajeros lleven consigo comida para sus perros y otros instrumentos, es todo un detalle añadir comida para perros en tu alquiler vacacional por si fuese necesaria en algún momento.

Si quieres mejorar aún más la experiencia de los huéspedes, también puedes incluir otros utensilios: 

  • Cama
  • Cuencos para comida y agua
  • Galletas
  • Bolsas para la caca
  • Toallas (para evitar que entren a la vivienda con las patas mojadas o sucias)
  • Juguetes

Puedes buscar un sitio para guardar todos estos objetos y que no sean una molestia para cualquier otro huésped que venga sin perro.

Pon unas normas

Deberás establecer unas normas bien claras, no des nada por supuesto, ya que los perros no se controlan solos. Ten en cuenta factores como el número de perros que pueden alojarse, si permites otros animales (pájaros, gatos, roedores, etc.) o incluso el tamaño del mismo perro (si el alquiler vacacional no tiene jardín, tal vez sea mejor no permitir la entrada a perros muy grandes). Aclara dónde pueden acceder o no, si pueden subirse al sofá u otros aspectos que los dueños tienen que tener en cuenta.

productos de limpieza adecuados para perros

 

Tener productos de limpieza adecuados para perros también ayudará a minimizar los daños y a mantener a largo plazo la vivienda. Haz saber a los huéspedes de la disponibilidad de estos productos para que se hagan cargo en el caso que fuese necesario.

Normalmente los huéspedes siguen todas las normas, pero siempre puedes pedir un depósito por si se causan daños. También, para asegurarte de su cumplimiento, puedes dejar todo el listado escrito en un sitio visible del apartamento. Además de poner las reglas, puedes añadir otra información como parques y zonas dog-friendly donde los huéspedes puedan ir tranquilamente.

Posiciónate como dog-friendly

Para conseguir que los viajeros con perro se fijen en tu alquiler vacacional, será importante posicionarse como tal. Tanto en tu página web propia como a través de portales de anuncios deja claro que admites perros y así atraer la atención. Ponlo en la descripción de tu alquiler y sube fotos de los espacios e instrumentos preparados para ellos.

Como ya hemos visto al principio del artículo, más de la mitad de los viajeros buscan alojamientos dog-friendly por Internet, así que un buen posicionamiento en los motores de búsqueda también será clave para ser visible.

Conclusión

Para poder adaptar tu alquiler vacacional y convertirlo en dog-friendly debes tener en cuenta todo lo que hemos ido viendo. El primer paso para que funcione correctamente y no sea un desastre, es establecer unas normas para que el huésped cumpla. Ten en mente todos los cambios que deberías efectuar en la vivienda y piensa si quieres asumir ciertos riesgos.

No negaremos que puede ser una decisión difícil, pero los resultados acaban siendo muy positivos: Ampliarás tu público, te recomendarán más y probablemente acabes aumentando tus reservas.

¿Preparado para recibir más reservas directas?

Sin gastos de configuración. Sin tarjeta de crédito. Sin obligaciones. Prueba Lodgify gratis 7 días.