Leyendo:
Cómo beneficiarte de la temporada alta en tu alquiler turístico

Cómo beneficiarte de la temporada alta en tu alquiler turístico

La temporada alta es el momento en el que más partido le puedes sacar a tu negocio de alquileres vacacionales, y puede que no tengas que ingeniártelas tanto para convencer a los viajeros de que visiten tu zona y tu propiedad. Sin embargo, eso no quiere decir que tu trabajo sea menor; de hecho, suele ser la época más estresante para los propietarios de alquileres vacacionales. Tendrás que seguir promocionando tu alquiler vacacional y trabajando en tu reputación online además de encargarte de todas las reservas que vayan a producirse en tu propiedad. En definitiva, tendrás que ser más eficiente; solo así podrás obtener los beneficios que quieres.

Como queremos que aproveches la temporada alta de tu negocio sin que esta te supere, te traemos una lista de consejos a poner en práctica para estar preparado desde el inicio de este período de tiempo y optimizar los procesos que tendrás que llevar a cabo durante el transcurso de este.

¿Cuándo es la temporada alta en España?

La respuesta a esta pregunta depende mucho de la zona del país en la que se encuentre tu propiedad, ya que España cuenta tanto con territorio de sol y playa como con montañas perfectas para los amantes del esquí y el senderismo. Además, también hay mucha oferta cultural, lo que supone mayor demanda de alojamiento durante las fechas en las que se celebran algunos eventos.

Por norma general, la temporada alta en la mayoría de lugares de España suele empezar a partir de la Semana Santa, aunque algunos lugares de montaña y nieve cuentan con un pico de turismo en invierno.

¿Qué pasa si la temporada alta dura todo el año?

Porque en España existen destinos que no dejan de tener una gran afluencia de turistas, si en tu alquiler vacacional es temporada alta todo el año te tocará ir reinventándote. Esto significa ir adaptándote a las diferentes estaciones, ya que promocionar un alquiler vacacional en invierno u otoño no es lo mismo que hacerlo en verano. Pero también significa estar más a la última que nadie, aportando un valor añadido a tu propiedad con, por ejemplo, elementos y servicios exclusivos.

Prepárate para la llegada de la temporada alta

Echa un vistazo general a tu negocio

El período de antes de entrar en plena temporada alta es el momento perfecto para comprobar el estado de todo lo relacionado con tu alquiler vacacional; mira qué están haciendo tus competidores y si su estrategia ha evolucionado de algún modo, revisa las normativas que se aplican a tu ciudad o país en cuanto a alquileres vacacionales, comprueba la calidad de tus servicios con el feedback que hayas reunido hasta ahora de tus huéspedes, en definitiva, analiza tu performance y la de tu negocio.

Una vez lo hayas revisado todo, cambia lo que sea necesario. Puede que tengas que reconducir tu estrategia de marketing, ajustar la tarifa por noche o tomar nuevas fotografías de tu propiedad para tus anuncios debido a alguna renovación.

No empieces ningún gran proyecto

Si estabas pensando en cambiar toda la cocina, la temporada alta no es buen momento para hacerlo. Pospón o adelanta todos aquellos proyectos que te vayan a suponer muchas horas de trabajo y que te obliguen a cerrar el alquiler vacacional aunque sea solo por unos días. Las temporadas bajas, durante las que seguramente no llenarás el calendario de reservas, son el momento idóneo para renovar, reformar y reinventar, ya que el hacerlo no tendrá tanto impacto en los beneficios.

Aprovecha los antiguos huéspedes

Suponiendo que no has perdido el contacto con tus huéspedes pasados, la época en la que todos están pensando en sus próximas vacaciones es un buen momento para recordarles lo bien y lo a gusto que estuvieron en tu propiedad. Puedes hacerlo mediante correo electrónico, escribiendo una newsletter con un asunto personalizado y llamativo.

Si hiciste los deberes en su momento y les pediste que escribieran una opinión sobre tu alquiler vacacional, a estas alturas no te faltarán referencias que te recomienden. Muestra las más actualizadas en tu página web y prepárate para llamar la atención de cualquier viajero con ganas de tener una experiencia inolvidable.

Reúne todo lo que necesites sobre y para tus huéspedes

Justo antes de la temporada alta, cuando los huéspedes ya hayan hecho sus respectivas reservas en tu propiedad, asegúrate de reunir toda la información que vayas a necesitar y lo prepares todo para no tener que correr en el último momento.

Cuadra la limpieza de la propiedad entre huésped y huésped, sabiendo a qué hora va a estar disponible o qué día estará vacía. Abastécete de todo aquello que el huésped vaya a necesitar; guías de bienvenida, packs de bienvenida, copias del contrato del alquiler vacacional, snacks especiales si alguien tiene alguna alergia, toallas, papel higiénico, jabón, etc. Ten en cuenta también sus horas de llegada. ¿Vas a recibirlos tú? Organiza todo lo que tengas que hacer personalmente.

Sé eficiente durante la temporada alta

Automatiza procesos

No hay nada más eficiente que dejar en manos de la tecnología lo que te lleva demasiado tiempo y no requiere necesariamente tu presencia.

Hazte con cerraduras inteligentes para que los procesos de check-in y check-out sean más sencillos tanto para ti como para tus huéspedes; ellos no tendrán que llevar la llave a todas partes (con un código bastará) y tú no tendrás que estar ahí para abrirles la puerta. Si quieres presentarles tu alquiler vacacional sin perder tiempo también puedes hacerte con un asistente virtual y programarlo para que lo haga en tu lugar.

Cuando estés en plena temporada alta puede que tengas menos tiempo de sentarte frente al ordenador para gestionar todo lo relacionado con tus calendarios y canales externos. ¿La solución? Hacerte con un channel manager que actualice simultáneamente cualquier cambio en el calendario de cualquier canal. Del mismo modo puedes preparar una serie de respuestas automáticas por si algún huésped contacta contigo para resolver alguna duda común.

Ten una buena solución para la limpieza

¿Sabías que la limpieza es uno de los principales motivos de queja en los alquileres vacacionales durante la temporada alta? Es obligatorio limpiar la propiedad antes de la llegada de unos huéspedes, pero también es más que aconsejable llevar a cabo una limpieza a fondo al menos dos veces al año, y justo antes de la temporada alta es el momento perfecto.

Reúne todo lo que tengas que limpiar en una lista, y hazlo tú mismo o contrata a una empresa de profesionales y revisa que todo quede impoluto. También es buena idea hacer otra lista con todo aquello que haya que limpiarse con mayor regularidad y entre huésped y huésped.

Mantente disponible para tus huéspedes

Estar disponible para el huésped y contestar rápidamente a sus dudas es muy importante, pero todavía lo es más si en ese momento ellos están en tu propiedad o están a punto de empezar su estancia. Que sepan que estás pendientes de ellos en caso de tener algún problema y estás dispuesto a solucionarlo con la mayor rapidez posible les ayudará a sentirse seguros.

Para evitar que los huéspedes tengan que consultarle las mismas dudas una y otra vez, hecho que dificultará tu productividad en la temporada alta, asegúrate de tener una descripción y fotografías claras.

Ahora que ya sabes cómo sacar el mayor partido a la temporada alta, es momento de ponerse manos a la obra para prepararse. ¡Sigue estos sencillos consejos y los meses de más afluencia de trabajo irán como la seda!

¿Preparado para recibir más reservas directas?

Sin gastos de configuración. Sin tarjeta de crédito. Sin obligaciones. Prueba Lodgify gratis 7 días.

Más artículos
Cómo atraer viajeros tradicionales que prefieren los hoteles