Advertisement

Se acerca la temporada alta para muchos alquileres vacacionales de España, y todo propietario quiere estar preparado para sacar el mayor beneficio posible. ¿Cómo? Atrayendo a cualquier tipo de viajero que sea bueno para su negocio y, sobre todo, a los viajeros internacionales.

Dicho de otra forma, para sacar partido de tu alquiler vacacional tendrás que estar preparado para atraer al turismo internacional.

¿Sabías que el 2018 se predijo que España superaría su récord de viajeros extranjeros recibiendo 121 millones en el futuro 2028? El 55% del turismo que recibe España viene de fuera, específicamente de Alemania, Francia y el Reino Unido, siendo Canadá y EE.UU. un mercado que va ganando fuerza. ¿Qué significa esto? Que no quieres perder la oportunidad de conseguir reservas que provengan de estos lugares.

Hay muchos viajeros internacionales que buscan el tipo de vacaciones que solo el mediterráneo puede darles, pero no te confíes: España tiene fuertes competidores. Destinos como Turquía, Egipto, Grecia y Túnez solían estar de capa caída por su inestabilidad social y política. Ahora que estos problemas han desaparecido, vuelven a pisar con fuerza, aumentando cada año el número de turistas.

Con esto queremos decirte que, para conseguir reservas de viajeros internacionales, no solo basta el estar ubicado en una zona de playa: hay mucha competencia, así que tendrás que ser mejor que los demás. Te explicamos cómo.

Traduce y facilita al máximo la comunicación

Consejo número uno para conseguir reservas de viajeros internacionales: hablarles en su idioma, o facilitar la comprensión entre los dos bandos.

Esto significa traducir tus anuncios y descripciones, así como todo el contenido que estés creando, a los principales idiomas de aquellos turistas que viajen más al territorio español.

Si tienes una página web, hazte con un software que te dé la opción de traducirla a múltiples idiomas. Si estás presente en alguna OTA (que deberías, y hablaremos de ello más adelante), traduce la información de tu propiedad (¡y las opiniones! Querrás que todos los usuarios sepan los excelentes servicios que ofreces), ya sea pidiéndoselo a un conocido que entienda de idiomas como pagando a un profesional. Es un gasto, pero merece la pena.

Utiliza un lenguaje sencillo

Puede que llegue a tu página web o a tu anuncio un viajero que no sea experto en ninguna de las lenguas que has utilizado, pero que pueda defenderse.

Si tus descripciones utilizan un lenguaje básico, claro y fácil de comprender, tu usuario podrá entenderlo. Y si no, podrá utilizar un traductor online, como Google Translator. Si utilizas coloquialismos o expresiones demasiado avanzadas, será más complicado para el viajero y, quizás, decida hacer una reserva en un alojamiento del que pueda obtener más información (y más clara).

¿Y si me envían solicitudes de reserva o dudas en otro idioma?

Esta es una pregunta que muchos propietarios temen ya que, por mucho que traduzcamos la página web y los anuncios, si alguien decide interactuar con nosotros y no podemos contestar.

¿De qué sirve? Si no tienes a un traductor a mano para que te solucione el problema pronto (porque sí, tienes que responder a estos comentarios tan pronto como a los otros), tu aliado son los traductores gratuitos que puedas encontrar por internet.

¿Sabes el tipo de dudas que puede tener un viajero y puedes adelantarte a sus preguntas? ¡Genial! Prepárate las respuestas a las dudas más comunes, tradúcelas y tenlas preparadas por si alguien te pregunta “cómo llegar a tu propiedad desde el aeropuerto” en alemán.

Más imágenes y menos preguntas

Si el idioma es una posible barrera entre tú y el viajero extranjero, no dejes espacio a confusiones ni dudas: muéstralo todo claramente en tus imágenes. Teniendo el máximo de imágenes posible (en tu propia página web las que quieras y en caso de los otros canales tantas como se te permita) y haciendo que estas sean profesionales y que enseñen cada una de las estancias y servicios que ofreces, no serán necesarias muchas más palabras entre propietario y huésped.

Te aconsejamos hacer, sobretodo, planos generales de las habitaciones, para que los usuarios puedan ver qué tipo de cama les ofreces, por ejemplo, o cómo está distribuido el espacio, si la escalera tiene barandilla, si la propiedad está vallada, y un largo etcétera. ¡Las imágenes se entienden en todos los idiomas!

Anuncia tu propiedad en sus canales favoritos

Además de tener tu propia web y estar en algunos canales de gran alcance, promociona tu negocio en aquellos que suelan utilizar los viajeros de alrededor del mundo. Airbnb, HomeAway, VRBO, Booking.com y Expedia son algunos de los más globales, ¡pero cuántos más sean mayor será tu exposición y las posibilidades de que vean tu propiedad! En algunos no tendrás que pagar nada solo por anunciarte (solo si alguien efectúa una reserva), así que infórmate sobre los que te interesan y sus tarifas.

¿Cómo estar presente en varios canales y no morir en el intento? ¿Cómo evitar el descontrol en los calendarios de disponibilidad y las dobles reservas? Muy fácil, con un channel manager.

Un channel manager te permitirá controlar todos los anuncios de la misma propiedad desde un único lugar, de modo que si quieres cambiar algo en la descripción, si quieres actualizar las fotografías o si alguien ha hecho una reserva, se cambiará en todos los demás canales de manera instantánea.

Ofrece seguridad y comodidad de pago

Los viajeros internacionales, al no entender plenamente una página web o no tener ni idea del país en el que van a pasar las vacaciones, suelen tener más miedo de las posibles estafas. Al fin y al cabo, están pagando a través de una página web a alguien que no conocen. Para que no se echen atrás en el último momento, deberás ofrecer diversos métodos de pago (no sabes cuál es el más común en su país) que sean seguros.

Empieza haciéndote con una página web con encriptación SSL (es decir, que tenga el “https” al principio). Esto no es más que una manera de demostrar al usuario que tu página web es fiable. Después, ofrece el método de pago más seguro tanto para ti como para el huésped; la tarjeta de crédito. Pagar con tarjeta de crédito no solo es el método de pago más utilizado, sino el más seguro y fiable (es una opción que previene el fraude por internet).

Conoce sus necesidades

Un viajero internacional no es lo mismo que un viajero nacional, en términos de necesidades. Puede que los servicios básicos sean los mismos, pero si quieres ir más allá y diferenciarte de tus competidores, tendrás que ofrecer un poquito más.

Investiga las costumbres de otras culturas

¿Qué es lo que necesitan las demás culturas al llegar a casa? Hay quien no perdona un té caliente antes de ir a la cama, o que no se siente del todo cómodo si no tiene unas zapatillas de estar por casa para cuando está en el interior de la propiedad. Conoce a tus huéspedes internacionales y adáptate a ellos, para ofrecerles una estancia de lo más cómoda.

Esto también incluye tener en cuenta posibles cambios horarios, sobre todo durante la comunicación previa a la estancia (no pretendas recibir la respuesta a una pregunta a las nueve de la mañana si tenéis seis horas de diferencia).

¿Qué pueden echar en falta?

Ponte de nuevo en la piel de tus huéspedes e imagínate a ti mismo viajando en el extranjero. ¿Qué puedes necesitar? ¿Qué arruinaría tus vacaciones en caso de dejarte algo en casa? Ten preparados cargadores, adaptadores universales, secadores de pelo e incluso comida para el primer día (puede que lleguen muy tarde, puede que tengan jet lag). Y, sobre todo, ¡deja bien claro que tu propiedad tiene WiFi gratuito!

Piensa en las dolencias comunes de los viajeros y prepara un botiquín acorde a eso. ¿No se acostumbran a la cocina local? ¿El cambio de agua les ha producido dolor de estómago? ¿Se han cargado la espalda por culpa de la enorme maleta? ¿O han cogido un resfriado debido al fuerte aire acondicionado del avión? Ten algo preparado para cada ocasión, con instrucciones traducidas o de marcas que sean reconocibles internacionalmente: te lo agradecerán.

Ofrece una imagen de marca clara (y experta)

Tener una imagen clara y consistente en tu página web y cualquier otro canal en el que estés presente es otra manera de decirle a los viajeros que pueden fiarse de ti. Y es que está demostrado; las marcas con una imagen clara proporcionan mayor sensación de seguridad en los consumidores.

Además, también te ayudará el presentarte como un experto en tu zona, ya que los viajeros internacionales querrán consejos, sugerencias y recomendaciones de alguien que conozca la ciudad. ¡Por eso han elegido un alquiler vacacional y no un hotel! Esto lo podrás conseguir creando contenido de calidad (y traducido, al menos al inglés) en tus redes sociales o en tu blog sobre alquileres vacacionales.

Prepara una guía sobre tu ciudad y país

Y el punto anterior nos lleva a este último. Tanto si decides publicarla en tus anuncios, como si la pones a disposición de cualquier viajero en tu blog personal o si decides dejarla en la propiedad junto a la cesta de bienvenida, una guía con información importante sobre tu zona, ciudad y país es la clave para atraer a turistas internacionales. No solo será una herramienta útil para ellos, sino que le sumará puntos a la experiencia que les estés ofreciendo, además de quedar como un entendido del lugar.

¿Qué puedes poner en una guía sobre España y/o la ciudad en la que esté tu propiedad? Estos son algunos ejemplos:

  • Información general sobre horarios comerciales y demás.
  • Números de teléfono de urgencias (ambulancias, policía, bomberos)
  • Normas para aparcar en la calle, para tirar la basura, para reciclar…
  • Costumbres propias del país: horario de las comidas, fiestas nacionales, tradiciones, maneras de saludar, el funcionamiento de las propinas…
  • Páginas web y aplicaciones útiles, con más información sobre el lugar (páginas de turismo, blogs de viajeros, etc.).
  • Mapas y cálculo de distancia entre la propiedad y los puntos de interés de la ciudad.
  • Información completa de cómo moverse en transporte público, cómo pedir un taxi, cómo ir y llegar al/del aeropuerto.
  • Bonos disponibles (y recomendables) para turistas (para visitar museos, monumentos y otros).
  • Información sobre la moneda nacional y dónde cambiarla.
  • Lugares en los que comer vegano, vegetariano o sin gluten. Información sobre supermercados y farmacias.

En definitiva, para conseguir reservas de turistas internacionales tendrás que hacer un poco más de esfuerzo, adaptar tu página web y la comunicación con las visitas de esta, así como adaptar los servicios y ofrecer información que solo un experto conoce. Puede que parezca demasiado trabajo…¡pero los beneficios harán que merezca muchísimo la pena!

¿Qué te ha parecido este artículo?

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Preparado para conseguir más reservas?

Sin tarifas de instalación, sin detalles de tarjetas de crédito, sin obligaciones. Prueba Lodgify de manera gratuita durante 7 días.