Leyendo:
Diferencia entre casa rural y vivienda turística de alojamiento rural
Diferencia entre casa rural y vivienda turística de alojamiento rural

Diferencia entre casa rural y vivienda turística de alojamiento rural

El alquiler vacacional es un sector dinámico y más complejo de lo que puede parecer en un principio. Cualquiera que lleve ya un tiempo metido en el mundillo dará fe de que, con frecuencia, nos podemos encontrar con términos a priori parecidos, pero que en realidad guardan diferencias cruciales.

Si bien esto es algo lógico dada la juventud del sector y su constante evolución, cualquier propietario o gestor de propiedades turísticas hará bien en tener muy claros estos conceptos. En el pasado ya hemos tratado algunos de ellos (como los alojamientos turísticos extrahoteleros, el modelo 179 o el RevPAR), pero hoy le toca el turno a dos que con frecuencia inducen a confusión: los de casa rural, o CR, y vivienda turística de alojamiento rural, o VTAR.

Ambos son términos jurídicos establecidos en la legislación andaluza de turismo rural, concretamente el Decreto 20/2002 de Turismo en el Medio Rural y Turismo Activo. Si bien la figura de las VTAR es exclusiva a Andalucía, no se puede decir lo mismo de las casas rurales (CR), que aparecen de una manera u otra en casi todas las normativas regionales de alquiler vacacional en nuestro país.

Por tanto, si te estás planteando abrir un alojamiento de este tipo en la región, nuestra recomendación es que después de este artículo leas nuestra guía definitiva de alquiler vacacional en Andalucía, en la que comentamos todo lo que necesitas saber para iniciar un negocio de este tipo en la zona.

Tras esta introducción, seguro que estás deseando conocer todas las diferencias entre una casa rural y una vivienda turística de alojamiento rural. No te entretendremos más. ¡Sigue leyendo para descubrirlas!


¿No ves el formulario para descargarte el plan de negocio? Haz clic aquí.

¿Qué es una casa rural (CR)?

Antes de definir lo que es una casa rural (CR), es importante realizar una precisión. Cuando hablamos de casas rurales, no estamos hablando de su definición como inmueble, sino de una categoría jurídica ligada, entre otras cosas, a los servicios que prestados en la misma.

diferencia entre casa rural y vivienda turistica de alojamiento rural

Las casas rurales (CR) son un tipo de alojamiento rural que se caracteriza por ofrecer servicios considerados como propios de la industria hotelera. Algunos de estos servicios complementarios al simple hospedaje son el catering, la recepción 24h, la custodia de llaves y maletas, o la lavandería.

Ahora bien, ¿qué es un alojamiento rural?

¿Qué es un alojamiento rural?

Un alojamiento rural (técnicamente, establecimiento de alojamiento turístico en el medio rural) es una propiedad dedicada a hospedar turistas, de forma habitual y a cambio de una compensación económica, que se encuentra en zonas rurales en las que hay un desarrollo agrícola, forestal, pesquero y/o ganadero, o en núcleos de población con pocos habitantes.

La legislación andaluza distingue entre 4 tipos de alojamientos rurales. Se trata de los siguientes:

  • Apartamentos turísticos rurales
  • Casas rurales (CR)
  • Complejos turísticos rurales
  • Establecimientos hoteleros rurales

Los alojamientos rurales deben ser edificaciones construidas según la tipología arquitectónica propia de la zona en la que se encuentran, o estar situados en fincas que mantengan activas explotaciones agropecuarias (agroecoturismo).

diferencia entre casa rural y hotel rural

Asimismo, esta clase de propiedades deberán contar con un límite de plazas y habitaciones para el alojamiento de huéspedes y reunir ciertos requisitos de infraestructura y dotaciones básicas.

Algunos de estos servicios y dotaciones son una cocina (con electrodomésticos y equipamiento básico como una nevera y unos fogones), servicios como el desayuno, la limpieza o actividades en los alrededores, baños – según el límite de huéspedes – e instalaciones esenciales como energía eléctrica o agua potable.

¿Qué requisitos debe cumplir una casa rural?

Al estar clasificadas como un tipo de alojamiento rural, las casas rurales deben de cumplir una serie de requisitos que, por lo general, son más estrictos que los de una VTAR. Se trata de los siguientes:

  • Dado que están consideradas como una actividad económica, las casas rurales se deberán inscribir jurídicamente como cualquier otra que ofrezca el mismo servicio (hoteles, apartahoteles, pensiones…).
  • Los propietarios de las casas rurales tienen que estar dados de alta en la Seguridad Social en régimen de autónomo o trabajador por cuenta propia, además de tener que comunicar la actividad a la Agencia Tributaria desde su inicio.
  • Las casas rurales no solo ofrecen el alojamiento, sino que ponen a disposición del huésped otros servicios complementarios.
  • Existe un sistema de categorización para las casas rurales que depende de los servicios, las instalaciones y el equipamiento que estas ofrezcan a sus huéspedes. En función de los puntos que reciba cada una, obtendrán un número de estrellas, tal y como pasa con otros tipos de alojamientos como pueden ser los hoteles.

¿Qué es una vivienda turística de alojamiento rural (VTAR)?

Una vivienda turística de alojamiento rural, o VTAR, es un tipo de propiedad turística situada en el medio rural, en la que se presta un servicio de alojamiento, y que es ofertada al público, para su utilización temporal u ocasional, con fines turísticos, una o más veces a lo largo del año.

diferencia entre casa rural y alojamiento rural

Recuerda que, al no tener la consideración de alojamientos de turismo rural, las VTAR no pueden ofrecer servicios complementarios a sus huéspedes, también conocidos como propios de la industria hotelera.

¿Qué requisitos debe cumplir una vivienda turística de alojamiento rural?

Afortunadamente, la lista de requisitos de las viviendas turísticas de alojamiento rural no es tan amplia como la de las casas rurales. La legislación especifica principalmente que las mismas deberán estar suficientemente amuebladas y disponer de los enseres necesarios para su inmediata utilización. Además, este tipo de alojamientos no podrán superar las 20 plazas, y deberán igualar las características exigidas a, al menos, una casa rural de categoría básica.

¿Cuál es la diferencia entre una casa rural y una vivienda turística de alojamiento rural?

A primera vista, ambas modalidades de alojamiento parecen ofrecer el mismo servicio, pero en la práctica su gestión y los requisitos que se les piden para operar son muy diferentes.

La principal diferencia entre una casa rural y una VTAR es su estatus jurídico, y en consecuencia, la forma en la que deben pagar impuestos.

Las casas rurales, al encuadrarse en la categoría de alojamientos rurales, están consideradas como una actividad empresarial, por lo que sus ingresos deben tributar como rendimientos de actividades económicas.

Las VTAR, por su parte, no se consideran una actividad empresarial. Por lo tanto, los ingresos obtenidos por su arrendamiento son rendimientos del capital inmobiliario.

El hecho de que las casas rurales sean consideradas como empresas tiene otra ramificación importante, y es que no se les puede dar uso residencial, algo que sí se puede hacer con una vivienda turística de alojamiento rural (VTAR).

¿Qué tienen en común una casa rural y una vivienda turística de alojamiento rural?

La característica común más obvia entre las casas rurales y las VTAR es que ambas deben ubicarse en zonas rurales.

Requisitos de vivienda turística de alojamiento rural (VTAR)

Además, otra similaridad es que ambas pueden alquilarse por habitaciones o en su totalidad. En caso de alquilarse por habitaciones, los huéspedes compartirán algunas zonas denominadas “comunes”. El precio de aquellas casas rurales que se alquilen íntegramente podrá ser en función del número de personas que la vayan a ocupar o bien ofreciendo una cifra cerrada.

¿Cuál es la diferencia entre una casa rural y una vivienda vacacional?

La principal diferencia entre las casas rurales y las viviendas vacacionales es, sin duda, la ubicación. Una casa rural, como indica el nombre, está en el medio rural, mientras que una vivienda vacacional no está limitada a este ámbito y puede estar en una zona urbana.

Además, los propietarios de una vivienda vacacional no están obligados a inscribirse como autónomos, ya que no se considera una actividad económica. Los ingresos obtenidos se consideran rendimientos del capital inmobiliario, a diferencia de una casa rural que sí son rendimientos de una actividad empresarial.

Si la propiedad se tratase de una vivienda turística de alojamiento rural o un alquiler vacacional rural, el propietario también deberá declarar los rendimientos inmobiliarios de la actividad sin tener que darse de alta en este registro. Es decir, solo si se trata de una casa rural estará bajo esta obligación.

¿Vale la pena iniciar un negocio de alojamiento rural?

Independientemente de si hablamos de casas rurales o de viviendas turísticas de alojamiento rural, hay algo que está muy claro: ambas proporcionan una experiencia muy diferente de la de un alojamiento urbano.

En primer lugar, es común que los alojamientos urbanos sean lugares de paso; mientras que en el caso de los alojamientos rurales esto es mucho menos probable. En segundo lugar, los huéspedes de alojamientos situados en ciudad son mucho más propensos a pasarse el día fuera haciendo turismo, mientras que los de alquileres vacacionales situados en zonas rurales suelen pasar más tiempo dentro de los mismos.

Por este motivo, los huéspedes de alojamientos rurales suelen esperar que estos vayan más allá de lo que iría uno urbano, al menos en cuanto a servicios y equipamiento. No solo para ser mejor que la competencia, sino para ser, simplemente, una opción interesante para los huéspedes.

diferencia entre casa rural y vivienda vacacional

Por otra parte, las posibilidades de explotación de un alojamiento rural son cada día más amplias. Algunas de las tendencias que más éxito están teniendo en los últimos años entre este tipo de negocios son el turismo sostenible y el turismo de lujo.

¿No nos crees? ¡Fíjate en el éxito que está teniendo el “glamping” (fusión de glamour y camping)!

Lo cierto es que, aunque parezca que los alojamientos en zonas rurales pueden dar menos beneficios a los propietarios por el mero hecho de estar en zonas menos pobladas, es más bien todo lo contrario; la experiencia que podrás vender con este tipo de negocio será mucho más atractiva que la que puedan ofrecer otros alojamientos.

Con una casa rural o alquiler vacacional del tipo rural, no solo podrás aprovechar los maravillosos servicios que ofreces, sino las mejores joyas de tu entorno. Convencer a los huéspedes para que te hagan una visita, pues, será muchísimo más fácil.

Conclusiones

La diferencia entre una casa rural y una vivienda turística de alojamiento rural es una de las dudas más frecuentes entre los aspirantes a propietarios de uno de estos negocios. Aunque son términos muy parecidos, los requisitos que éstos deben cumplir no podrían ser más diferentes.

Para la mayoría de personas, una vivienda turística de alojamiento rural (VTAR) es la opción más conveniente, pues las complicaciones burocráticas son muchas menos y el alquiler no tiene la consideración de actividad económica, simplificando la tributación.

Esperamos que este artículo te haya resultado útil. ¿Nos hemos dejado algo en el tintero? Háznoslo saber en los comentarios.


¿No ves el formulario para descargarte el plan de negocio? Haz clic aquí.

¿Qué te ha parecido este artículo?

4.4/5 - (48 votos)
Mostrar Comentarios (6)
  1. Hola, Marina:
    Soy junto con mi esposa, propietario de una VuT en un pueblo de 90 habitantes en la provincia de León, como bien dices compartimos con las casas rurales la ubicación en entornos poco poblados pero la propia normativa que nos regula hace que debamos configurarnos como empresa, tanto en hacienda como en la seguridad social de modo que creo que induce a error este post ya que si la vivienda se explota a través de un intermediario solo repercute la ganancia en el IRPF, pero si la explotas como persona jurídica, debes , como he comentado, constituirte como empresa. (art 4. a del decreto 3/2017, de 16 de febrero de Castilla y León)

  2. Hola, yo me planteo la opción de explotar una finca rústica bajo estas condiciones. Entiendo por el artículo
    1.- Primeo, que es posible. Así como en una VUT se requiere, por ejemplo, la cédula de habitabilidad, aquí entiendo que no será requisito. De ser así, existe algún otro requisito similar en cuanto a la forma de inscripción de la casa?
    2.- Que no me haría falta darme de alta de autónomo, puesto que no prestaría servicios extra (sni se puede bajo la forma de VTAR).
    Gracias!

    1. Hola Jonatan,

      Te explicamos:

      1. Si quisieras explotar una finca rústica se estaría tratando de una Vivienda Turística de Alojamiento Rural (VTAR). Debes saber que una vivienda sin cédula de habitabilidad no está considerada legalmente una vivienda, es obligatorio en todos los casos, incluyendo si esta se está alquilando.

      2. Como bien dices, no es necesario darte de alta como autónomo, ya que no es considerado una actividad empresarial, sino la explotación de un bien inmueble.

      Espero haberte aclarado las dudas. ¡Gracias!

    1. Hola Puri,

      Para saber concretamente todos los papeles que necesitas, te recomiendo contactar con tu gestor fiscal. De todos modos, al hacer la declaración de la renta también se te informará de todas condiciones y justificaciones que necesitas para declarar tu vivienda turística rural.

      También puedes leer nuestro artículo ¿Cómo declarar el alquiler de tu vivienda vacacional? para informarte más sobre el tema.

      ¡Gracias!

  3. Buenas noches, tengo una vivienda en ponferrada registrada como vivienda de uso turístico. Pero en invierno de turismo nada por lo cual se la alquilo a estudiantes hasta mitad de junio y luego las desbloqueo de las OTAs. Puedo seguir manteniéndolo de esta manera o por el hecho de tenerla como vivienda de uso turístico solo tendría que darle ese uso?. Gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Preparado para recibir más reservas directas?

Sin gastos de configuración. Sin tarjeta de crédito. Sin obligaciones. Prueba Lodgify gratis 7 días.