Advertisement

Dicen que un viaje no está completo sin una buena experiencia gastronómica, y nosotros estamos más que de acuerdo con esta afirmación. Además, a muchos se les seduce por la barriga, así que ofrecer comida en tu alquiler vacacional (comida que no necesariamente dependa de un restaurante, como en los hoteles), es una manera más de diferenciarte de la competencia y mejorar tu servicio haciendo tu alojamiento mucho más atractivo.

Si tus huéspedes han viajado y se han desplazado tanto como para alojarse en tu alquiler vacacional, es por que quieren visitar la zona, así que lo más seguro es que se pasen el día fuera de tu propiedad y coman e incluso cenen en algún restaurante de la zona. Pero, en cuanto al desayuno, es aquí donde te puedes lucir. El desayuno define la manera en la que tus huéspedes empiezan el día, y no hay nada mejor que un viajero feliz.

¿Por qué te interesa ofrecer algún tipo de comida en tu alquiler vacacional?

Según TecnoHotel, la gastronomía y en particular, el desayuno, es uno de los servicios que más valoran los españoles en un hotel. Ya sabemos que el sector de los alquileres vacacionales se está profesionalizando cada vez más, ofreciendo una experiencia que poco a poco va igualando (o incluso mejorando) la de un hotel de cinco estrellas. Dicho esto, ofreciendo un buen desayuno te meterás a muchos más huéspedes en el bolsillo, del mismo modo en que lo consiguen los hoteles.

La experiencia que vendes en las redes sociales también es crucial (si no lo más importante) para conseguir reservas. Triunfarás mostrando por Facebook e Instagram la ropa de cama limpia y perfectamente planchada, la puesta de sol que puede apreciarse desde tu propiedad y la mesa puesta con el desayuno del que los huéspedes podrían disfrutar si se quedaran en tu alquiler vacacional. Por eso, proporcionar comida te dará la oportunidad de vender una mejor experiencia en las redes sociales, y eso acabará comportándote más reservas.

Nuestro consejo siempre es que, sea lo que sea que estés ofreciendo para el deleite gastronómico de tus huéspedes, es mejor que sea un producto local o tradicional de tu zona. Para aquellos huéspedes que quieren experimentar su destino de viaje al máximo (la mayoría), poder disfrutar de algo que solo un ciudadano y experto en la zona puede darles (como tú), tendrá muchísimo valor.

Cómo ofrecer comida sin ser un hotel ni tener una cocina

Asóciate con un negocio

Para que tus huéspedes puedan disfrutar de un desayuno impresionante, recién hecho y de calidad, no hace falta que te levantes a las siete de la mañana y lo hagas en su cocina. Puedes asociarte con un negocio local que ofrezca este servicio (desayunos a domicilio), o que tenga productos recién hechos que tú (o un encargado) puedas llevar a la propiedad cada mañana.

También puedes ofrecer este servicio como un pack desayuno opcional, y cobrar una tarifa extra para los huéspedes que lo prefieran.

Proporciona productos con mayor durabilidad o fáciles de preparar

Que no puedas ofrecer un restaurante o un catering en todo momento no significa que tengas que dejar que tus huéspedes pasen hambre o autoabastezcan tu propiedad.

Aunque tus huéspedes coman fuera de la propiedad, pueden tener hambre dentro de ella. ¿Y si les ruge la barriga cuando todos los restaurantes o tiendas están ya cerrados? He aquí algunas ideas de elementos que puedes poner a disposición de los huéspedes para que puedan matar el gusanillo.

  • Cualquier producto que pueda conservarse en el congelador. Esto puede ser desde chocolatinas hasta helado, sorbete (porque los snacks no tienen por qué no ser sanos).

 

  • Jarras con los ingredientes para pasteles o magdalenas. Una de las ventajas de alojarse en un alquiler vacacional es poder disponer de una cocina, puedes brindar a tus huéspedes la oportunidad de utilizarla para hacer algo delicioso sin tener que trabajar mucho. Hay packs que vienen con los ingredientes secos de muchas recetas ya mezclados, y lo único que hay que añadir es el/los huevo/s. Además, proponer a los huéspedes una actividad así es también un valor añadido para tu alquiler vacacional.

  • Palomitas. Calentitas, fáciles de hacer y queridas por todos. El snack perfecto para acompañar una noche de películas.

Proporciona productos transportables

Tus huéspedes te estarán infinitamente agradecidos si les proporcionas algo para meter en sus mochilas y comerse durante sus cansados y largos días de turismo. Por eso, puedes pensar en algunos ítems que se puedan consumir en la calle y sin necesidad de mucho cubierto y plato. Por ejemplo, una cesta de fruta de temporada, barritas de cereales, tortas de maíz o arroz, agua embotellada, etc.

Consejos para ofrecer la mejor experiencia gastronómica en tu alquiler vacacional

Porque no solo basta con ofrecer cualquier tipo de comida y esperar que todos los huéspedes estén satisfechos. Lo mejor es proporcionar unas opciones entre las cuales el huésped pueda elegir, para satisfacerlos realmente y no hacer el esfuerzo en vano.

Cuando el huésped efectúe su reserva, puedes pedirle que elija el tipo de menú que querrá para su desayuno. Así, tú lo podrás tener preparado con antelación y el huésped sentirá que le ofreces una experiencia completamente personalizada.

Ofrece opciones para todos los gustos

Para gustos, colores. Intenta poner en tu carta opciones que sean diferentes, y que no utilicen siempre los mismos ingredientes. Acuérdate también de las tendencias gastronómicas como el vegetarianismo y el veganismo, que cada vez cuentan con más adeptos.

Ofreciendo opciones que abarquen a todos los gustos posibles también estarás haciendo un favor a aquellos huéspedes que tengan dificultad a la hora de encontrar lo que realmente les gusta en cualquier otro restaurante.

Ten en cuenta las alergias

En los últimos años, las alergias alimentarias han aumentado en un 50% según FARE . Por eso, la hostelería está cambiando y tú, como cualquier otro proveedor de servicio y comida, debes adaptarte a las necesidades de estos huéspedes que lo tienen un poco más difícil a la hora de encontrar algo de comer. Si no te preocupas por este tipo de huéspedes, no se sentirán bienvenidos en tu propiedad y, al quedarse descontentos, puede que sean más propensos a dejarte una opinión negativa.

Además, si promocionas tu alquiler vacacional como un alojamiento con desayuno “apto para personas con alergias e intolerancias”, te volverás mucho más atractivo para aquellos viajeros que siempre tienen que preocuparse por la comida.

¿Cómo incluir a huéspedes con alergias en el menú de tu alquiler vacacional? Preguntando al huésped, no solo qué prefiere, sino qué requísitos alimentarios tiene. Ten un menú a prueba de alergias, en el que hayas eliminado de antemano los alergógenos más comunes (como la leche, el gluten, los frutos secos, ciertas frutas y conservantes, etc.). Por último, es muy importante que leas los ingredientes de productos envasados y evites aquellos que, no solo tengan alergógenos, sino que hayan estado en contacto con estos durante el proceso de fabricación.

Crea un menú atractivo

A pesar de que es muy importante que la comida o las recetas sean locales (para ofrecer una mejor experiencia gastronómica), la prioridad es que estos platos gusten a la mayoría de tus huéspedes. La realidad es que la gente prefiere aquello que le es familiar, así que intenta no salir mucho de la zona de confort más generalizada: Dáles productos locales, pero ten siempre a mano alguna opción que sea un valor seguro.

También has de crear un menú que sea fácil de leer, visualmente atractivo y que se adapte a los dispositivos móviles (porque lo más seguro es que lo lean a través de estos).

 

La comida es el punto débil de muchos viajeros, así que ofrecer una experiencia gastronómica en tu alquiler vacacional te va a llevar al éxito. Tanto si cocinas tú o le encargas la tarea a una empresa externa, hay muchas maneras de asegurar que tus huéspedes tengan unas barrigas contentas.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Preparado para conseguir más reservas?

Sin tarifas de instalación, sin detalles de tarjetas de crédito, sin obligaciones. Prueba Lodgify de manera gratuita durante 7 días.