Leyendo:
Contrato de gestión de alquiler vacacional: modelo gratuito
vacation rental property management agreement

Contrato de gestión de alquiler vacacional: modelo gratuito

Con frecuencia, los propietarios de apartamentos o viviendas situadas en zonas turísticas se plantean ponerlos en alquiler vacacional, pero no tienen ni tiempo ni ganas de convertirse en anfitriones dedicados a sus huéspedes.

Por otra parte, hay personas a las que les gusta tanto el sector que no les basta con encargarse de su propio alojamiento. Hablamos de los gestores de alquileres vacacionales, personas que dedican su jornada laboral a administrar una cartera de propiedades por encargo de sus dueños.

Tanto si quieres dedicarte a esto último como si simplemente quieres alquilar tu segunda vivienda sin romperte la cabeza, algo que siempre vas a necesitar es un contrato de gestión de alquiler vacacional, también conocido como “contrato de gestión de apartamentos turísticos” y “contrato de gestión de viviendas turísticas”.

Firmar un contrato es absolutamente esencial cuando se cede una propiedad: hay mucho dinero en juego, y a ambas partes les interesa dejar claras las responsabilidades y los derechos de cada uno desde el principio.

Como no todo el mundo sabe cómo elaborar un documento de este tipo o qué debe incluir, en Lodgify nos hemos propuesto crear un modelo de contrato de gestión de alquiler vacacional, totalmente gratuito y editable en Microsoft Word.

Puedes descargarlo introduciendo tu nombre y correo electrónico en el formulario que aparece a continuación:


¿No ves el formulario para descargarte la plantilla de contrato de gestión? Haz clic aquí.

Si además quieres descubrir qué es exactamente un contrato de gestión de viviendas turísticas, cuál debe ser su duración y quién debe firmarlo, entre otras cosas, ¡no te podemos recomendar otra cosa que que sigas leyendo!

¿Qué es un contrato de gestión de alquiler vacacional?

Un contrato de encargo de gestión de alquiler vacacional es un documento legalmente vinculante, firmado entre el propietario de un inmueble y un gestor o agencia de gestión, según el cuál se pone la propiedad a disposición de los segundos para su explotación comercial como alojamiento turístico.

Contrato de gestión de viviendas turísticas

Por este motivo, los contratos de gestión de alquileres vacacionales no se consideran acuerdos de arrendamiento, sino de prestación de servicios. La distinción es importante, pues indica que se produce una cesión de la vivienda con fines turísticos, hecho que debe ser comunicado a Hacienda mediante el famoso modelo 179.*

Asimismo, y debido a la condición de título habilitante del contrato, es importante informar a la administración turística del cambio en la gestión de la propiedad, de modo que ésta sepa quién debe asumir responsabilidades en caso de tener que tratar con ella.

*Nota: si eres un propietario, no te preocupes. Los responsables de enviar el modelo 179 son los intermediarios (gestores o agencias de gestión).

¿Quién debe firmar el contrato?

Normalmente, los contratos de gestión de apartamentos turísticos se firman entre el propietario del inmueble y el gestor o agencia de gestión que se vaya a encargar de administrar la propiedad a partir de entonces.

Sin embargo, si por el motivo que fuese no pudieses firmar el contrato, siempre podrías designar a un representante legal para que lo haga por ti.

¿Cuánto suele durar un contrato de gestión de alquiler vacacional?

Nuestro modelo de contrato de gestión de viviendas turísticas incluye apartados en los que se estipulan la duración del mismo y las circunstancias bajo las cuáles podría cancelarse.

Contrato de gestión de apartamentos turísticos

La mayoría de contratos de gestión tienen una duración mínima de un año. Existen agencias que permiten que los propietarios decidan mes a mes, pero como contrapartida suelen cobrar comisiones más altas.

Asimismo, una práctica habitual en los contratos es establecer un derecho de rescisión para ambas partes, sujeto a que éstas avisen de sus intenciones con un periodo de antelación razonable, que suele estar entre los 30 y los 90 días.

¿Qué debe incluir un contrato de gestión de alquiler vacacional?

Antes de ponerte a rellenar nuestro modelo de contrato de gestión de apartamentos turísticos, asegúrate de conocer las cláusulas más importantes que deben aparecer en todo documento de este tipo. Aquí te las contamos:

Datos de identificación

Algo que no puede faltar en ningún contrato es una forma de identificar inequívocamente a las partes firmantes. Es elemental que aparezcan al menos el nombre, apellidos y DNI tanto del gestor como del propietario. Si quieres ir más allá, puedes incluir también domicilios, teléfonos y direcciones de correo electrónico.

Datos de la propiedad

Un componente básico de cualquier contrato de gestión de viviendas turísticas son los datos de la propiedad. Como mínimo, asegúrate de que aparezca su ubicación claramente definida: calle, número, piso, localidad, provincia…

Si quieres ir más preciso, incluye un inventario de la propiedad o detalla el estado de conservación. Los propietarios más minuciosos pueden plantearse incluso realizar un peritaje de la vivienda y adjuntarlo al contrato.

Obligaciones del gestor

El núcleo de nuestro contrato es la sección en la que se enumeran las obligaciones del gestor: esencialmente, es una lista de tareas de las que estará a cargo.

Contrato de gestión de alquiler vacacional

Hemos incluido las labores más importantes, pero no dudes en añadir más o quitar algunas si así lo necesitas. A continuación puedes ver las tareas incluidas en la plantilla:

  1. Alquilar y gestionar la propiedad
  2. Recaudar el importe de las estancias
  3. Elaborar un balance mensual de ingresos y gastos
  4. Enviar al propietario las cantidades resultantes
  5. Gestionar las tareas de mantenimiento y mejora
  6. Anunciar la propiedad
  7. Seleccionar a los huéspedes
  8. Fijar un precio de mercado

Responsabilidad legal

Posiblemente el tema más espinoso: determinar de qué es responsable y de qué no el agente en caso de que algo vaya mal.

Nuestro contrato de gestión de viviendas turísticas exime al agente de responsabilidad sobre los daños que pudieran producirse por culpa de los huéspedes o de las cargas fiscales y deudas que pesen sobre la vivienda.

Sin embargo, si así lo deseas puedes añadir tus propias responsabilidades para incluir casos específicos en los que el agente sí deberá hacerse cargo de lo que ocurra.

Compensación del gestor

Por último, no te olvides de especificar cuánto se va a llevar el agente por gestionar tu alojamiento. Normalmente, la comisión suele oscilar alrededor del 15% y el 20%. Sin embargo, nosotros hemos incluído tres opciones para el cálculo de la comisión:

  • Un porcentaje de los ingresos netos mensuales
  • Un porcentaje del coste de cada estancia de huéspedes
  • Una tarifa fija

Conclusiones

Nuestro modelo de contrato de gestión de viviendas turísticas es un excelente punto de partida para elaborar un documento que se ajuste lo mejor posible a tus necesidades.

Los elementos más importantes están presentes, pero sabemos que cada propietario es un mundo. Con esto en mente, ¡no dudes en añadir nuevas cláusulas si las necesitas!

Una vez tengas listo el documento final, nuestra recomendación es que no te olvides de contactar con un experto legal para que lo revise. Hay mucho dinero en juego al firmar un contrato de este tipo, así que lo mejor es andar sobre seguro.

Esperamos que este artículo te haya resultado útil. ¿Aún no tienes nuestro modelo gratuito de contrato de gestión de apartamentos turísticos? ¡Descárgalo ya y evita problemas legales en el futuro!


¿No ves el formulario para descargarte la plantilla de contrato de gestión? Haz clic aquí.

¿Preparado para recibir más reservas directas?

Sin gastos de configuración. Sin tarjeta de crédito. Sin obligaciones. Prueba Lodgify gratis 7 días.