Advertisement

Todos nos hemos visto en esta situación: con las maletas hechas, todo bien revisado para no dejarnos nada y, justo al llegar al destino de nuestras vacaciones nos damos cuenta de que hemos olvidado algo esencial.

Como anfitrión, querrás asegurarte de que tus huéspedes se sientan como en casa desde el momento en el que ponen un pie en tu alquiler vacacional. Hay muchas maneras de conseguir esto. ¿Una de nuestras favoritas? Anticiparse a cualquier descuido (especialmente aquellos que han tenido huéspedes previos) equipando tu propiedad con elementos especiales extra que harán más cómoda su estancia, una vez tras otra.

¿Qué son estos elementos que tienes que poner a disposición del huésped inmediatamente? He aquí nuestra seis ideas principales.

1. Cargadores de teléfono

Es una inversión pequeña que puede cambiar el rumbo de unas vacaciones: el cargador de teléfono universal. Llegar tarde, por la noche, después de un largo día viajando es una cosa, llegar y descubrir que te has dejado el cargador en tu casa, es otra muy distinta.

Este pequeño gesto, que te costará alrededor de 10€ en Amazon, puede salvar la vida de tus huéspedes en un momento de necesidad. En el hipotético y poco probable caso de que el cargador desapareciese accidentalmente, tampoco vas a arruinarte si tienes que reemplazarlo. Es más, siempre puedes utilizar parte de la fianza para hacerlo.

2. Adaptadores universales

Aunque algunos de tus huéspedes puede que vivan a una hora de tu alquiler vacacional, habrá otros que vendrán de lugares más lejanos. Así que olvidarse del adaptador puede parecer el fin del mundo.

Con todos los aparatos electrónicos que acarreamos con nosotros hoy en día, es obvio que los huéspedes necesitarán más de un cargador. Echa una mano a tus huéspedes si la necesitan proporcionándoles al menos un adaptador universal en tu propiedad.

3. Tapones para las orejas

Incluso aquellos que tienen el sueño profundo pueden tener problemas para conciliarlo en un lugar nuevo, sobretodo si tu alquiler vacacional está en una zona particularmente ruidosa. Hay una solución muy sencilla que los huéspedes te agradecerán: ¡proporciona tapones amortiguadores del ruido para las orejas!

Los tapones para las orejas son baratos y pueden marcar la diferencia para aquellos huéspedes que tengan dificultades para descansar. Como vienen de dos en dos de manera individual, puedes dejarles la cantidad exacta para el número de huéspedes que hayan reservado. ¡Les encantará que hayas pensado en ellos!

4. Antifaces

Si tu propiedad tiene la suerte de contar con grandes cantidades de luz natural por la mañana; ¡esta será la mejor manera en la que tus huéspedes puedan despertarse! Sin embargo, si hay luces exteriores o farolas que iluminan la habitación y no cuentas con una cortina tupida…no va a ser tan divertido.

Evita cualquier queja u opinión negativa adelantándote al problema y ofreciendo a tus huéspedes unos antifaces para ayudarles a dormir. Podrías incluso personalizarlos con el logo de tu marca, para que, de este modo, puedan llevárselos como un bonito recuerdo de su estancia.

5. Postales y sellos

Viviendo en un mundo en el que los correos electrónicos son más populares que la tradicional carta escrita a mano, te preguntarás por qué hemos incluido este punto en la lista. A pesar de que la moda de enviar postales ha declinado indudablemente, a muchos viajeros aún les gusta enviar un bonito recuerdo de sus vacaciones a los más allegados.

Dejando una pequeña selección de postales y sellos en tu alquiler vacacional puedes animar a los huéspedes a practicar de nuevo este hábito. Es más, si añades el logo de tu marca a los sellos, ¡esa publicidad gratuita que te llevas!

6. Cepillos de dientes

Cepillarse los dientes es una de las últimas cosas que todos hacemos antes de salir de casa, y es por eso por lo que el cepillo de dientes es tan fácil de olvidar cuando nos vamos de vacaciones. Ahórrales el mal rato a tus huéspedes añadiendo un pack de cepillos de dientes para cada grupo.

En cualquier supermercado podrás encontrar un multi-pack que te costará pocos euros. ¡Ten por seguro que este servicio “estilo hotel” marcará la diferencia!

Los huéspedes aprecian aquellos toques y detalles pequeños y personales. Después de todo, es por eso por lo que eligen un alquiler vacacional y no una cadena hotelera. ¡Mantenlos contentos (sea lo que sea lo que hayan olvidado en casa) proporcionándoles estos pequeños pero bonitos detalles!

¿Qué te ha parecido este artículo?

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Preparado para conseguir más reservas?

Sin tarifas de instalación, sin detalles de tarjetas de crédito, sin obligaciones. Prueba Lodgify de manera gratuita durante 7 días.