Leyendo:
¿Cómo decorar y amueblar una casa rural?

¿Cómo decorar y amueblar una casa rural?

Estos últimos meses de verano el turismo rural ha ganado mucha importancia. Los cambios de hábitos de los viajeros a causa del coronavirus han convertido las casas rurales en los alojamientos predilectos para pasar unas vacaciones alejados del estrés y las multitudes de las grandes ciudades.

En el artículo de hoy explicaremos cómo decorar casas rurales o casas de campo. Todo negocio requiere una inversión inicial y, en el caso de los alquileres vacacionales, una de las principales inversiones consiste en amueblar y decorar la propiedad en la que se van a hospedar los viajeros. No solo es la imagen que darás a tus potenciales huéspedes, sino que también determinará el confort de estos en tu vivienda.

Mientras que algunos propietarios disfrutan con la posibilidad de tener un lienzo en blanco y experimentar, a otros les llena de temor el simple hecho de pensar en buscar los muebles y la decoración adecuada para su casa rural. ¿Qué muebles elegir? ¿Qué decoración debería añadir? ¿Y los colores? Es muy probable que en algún momento te hayan surgido estas dudas.

Si no tienes ni idea de por dónde empezar, ¡no te preocupes! Sigue leyendo y descubre cómo decorar tu casa rural o casa de campo en unos sencillos pasos para destacar de tus competidores y aumentar tus reservas turísticas.

Antes de empezar

1. Planifica lo que quieres comprar antes de ponerte manos a la obra

Lo primero que debes hacer es anotar todo el mobiliario del que ya dispongas (salvo que empieces de cero, claro). Aunque quieras redecorar tu casa rural, es muy probable que puedas reutilizar parte de tu mobiliario anterior. 

planifica la decoración de tu casa rural

Una vez que tengas una visión general, crea una lista básica con los muebles básicos necesarios. Anota aquellos que deberás comprar para equipar adecuadamente el alojamiento, pensando siempre en las necesidades de tus futuros huéspedes.

Tras completar esta primera parte, pasamos a la decoración, es decir, aquellos muebles o adornos que te gustaría adquirir de forma adicional. Puedes titular la lista como ‘lista de deseos’, mantenerla como un proyecto a largo plazo e ir comprando poco a poco todo aquello que te haga ilusión para completar el ‘look & feel’ que quieres darle a tu casa rural.

2. Conoce a tus potenciales huéspedes

Establecer tu público objetivo desde el principio hará que las decisiones que tomes respecto al amueblamiento sean más fáciles. Si piensas de esta manera, no tendrás que añadir ni renovar nada en un futuro próximo. 

Puedes decidir a qué público dirigirte según el tamaño y distribución de la propiedad. Por ejemplo, si se trata de una casa grande (como una masía), tal vez sea adecuada para familias con niños pequeños. En este caso, sería útil elegir muebles que sean aptos para niños.

En cambio, si la propiedad es más pequeña y acogedora (por ejemplo, una cabaña), puede que quieras convertirla en un pequeño refugio romántico para parejas de luna de miel. Si tu audiencia objetiva son parejas jubiladas, asegúrate de tener muebles cómodos y fácilmente accesibles.

Independientemente de a quién identifiques como grupo ideal de huéspedes, querrás tenerlos en cuenta durante todo el proceso de amueblamiento de la propiedad, ya que determinará la elección de unos muebles u otros.

Al fin y al cabo, ¿de qué sirve tener una mesa de comedor con 10 sillas si tu alojamiento rural solo tiene capacidad para cuatro personas y no permite visitas externas?

3. Planifica tu presupuesto

Recuerda que es importante priorizar y saber qué es imprescindible y que no. Hacer un presupuesto te ayudará a conseguir todos los objetivos y evitará que realices gastos innecesarios.

Cuando te plantees cuánto dinero invertir en el mobiliario de tu casa rural, parte siempre de un presupuesto más bien generoso para gastos imprevistos y pequeños detalles. Por ejemplo, tener unos cojines adicionales le dará un toque especial a tu propiedad turística y, por poco dinero, te hará ganar enteros entre tus huéspedes. 

Si tienes un presupuesto muy limitado, siempre puedes buscar oportunidades en tiendas de segunda mano. Aunque no sea exactamente lo que tenías en mente, puede ser un buen punto de partida para decorar tu casa rural (siempre y cuando el mobiliario se encuentre en buenas condiciones, claro).

Y recuerda que también deberás adquirir otros artículos, más pequeños, pero igual de indispensables para tus huéspedes, como toallas, sábanas, vajilla y cubiertos. Si no quieres olvidarte de nada lo mejor es preparar de antemano una lista del inventario esencial para tu alquiler vacacional.

4. Inspírate

Paralelamente a la planificación del presupuesto, puedes empezar a pensar en ideas sobre el diseño y estilo general que quieres darle a tu casa rural.

Internet es un buen sitio para inspirarse. Navegando por la red encontrarás una gran cantidad de ideas de diseños interiores increíbles, especialmente en páginas como Instagram y Pinterest. Sigue en redes sociales a cuentas de arquitectos y diseñadores, revistas de diseño, tiendas del hogar, etc. y utiliza sus imágenes como inspiración para tu propio alquiler de vacaciones.

Incluso puedes usar las redes sociales para echarle un vistazo a las propiedades de tus competidores y proponerte hacerlo aún mejor.

5. Define tu estilo

estilo de una casa rural

Aunque la personalidad de cada casa rural dependerá de cada propietario, el estilo rústico siempre predomina en este tipo de alojamientos. Es importante respetar el entorno y la arquitectura típica y tradicional de la zona. Es por eso que, este estilo nace en el campo y pretende reflejar su entorno.

Aunque decidir sobre un tema (o temas) central es una buena idea, recuerda que lo mejor es atraer al máximo número posible de huéspedes.

Por ejemplo, los colores neutros y claros son una buena opción y no recargar el espacio con adornos. Aun así, las viviendas campestres son ideales para añadir ciertos elementos decorativos de la zona.

Los materiales como la madera y la piedra también son muy característicos de este tipo de viviendas. Es recomendable respetar ciertos elementos como las paredes de piedra o ladrillo visto y las vigas de madera vista. Haz que forme parte de la decoración, ¡le dará un toque único y personal a tu vivienda! La perfección aburre, recuerda que el encanto en las casas rurales está precisamente en los elementos y acabados irregulares.

Sobre todo, lo importante es conseguir que la vivienda sea mágica, creando un pequeño espacio con mucha personalidad. No hace falta que tengas esa silla de diseño tan cara, ni ese reloj digital de pared que te da los buenos días. Todo lo que necesitas para hacer que tus huéspedes recuerden tu casa con cariño es darles ese rinconcito en el que puedan relajarse, leer o mirar por la ventana.

Esto lo puedes hacer convirtiendo el hueco de debajo de la escalera en una cueva de lectura, añadiendo un tablón de madera y poniendo muchos cojines justo debajo de una ventana con bonitas vistas… ¡solo tienes que echarle imaginación y ponerte en la piel de tus huéspedes!

Consejos para decorar tu casa rural con poco dinero

Recicla y reutiliza

Restaurar muebles puede añadir un toque de personalidad a la vivienda; no habrá pieza más especial y económica. Por ejemplo, en vez de comprar otro sofá y dejar el viejo de lado (porque está muy, muy viejo), transfórmalo en un sofá único con fundas bonitas o pide un presupuesto a algún comercio local que te lo pueda hacer a medida.

pallets en un alquiler vacacional

Puedes intentar conseguir (de manera gratuita, pidiéndolo en alguna fábrica) un pallet y convertirlo en una mesa. O haz de un montón de cajas de fruta una estantería para tus libros.

Pásate al DIY, o lo que es lo mismo, haz los muebles o los accesorios a mano

En internet hay miles de ideas que puedes adaptar a tu propiedad y crear un estilo único. Por ejemplo, puedes colgar una rama larga y mínimamente fuerte del techo para poder poner la ropa en perchas de un modo estiloso, único, y casi gratuito. O consigue una barra de estilo industrial y dale la misma función. 

Utiliza la economía colaborativa

En páginas de trueque y tiendas de artículos de segunda mano verás piezas únicas y más económicas. Puedes combinarlo con artículos comprados en una tienda para crear así tu propio estilo. 

Además, en estas páginas seguro que también podrás encontrar a alguien que ofrezca servicio de transporte. Si quieres transportar piezas de mueble grandes (y que cuesta tan caro si lo contratas por empresa) tal vez te sea útil.

Mezcla mobiliario viejo y nuevo

La combinación de piezas rústicas y tradicionales con contemporáneas es idónea para propiedades como las casas rurales. No es necesario ajustarse a un único estilo, de hecho, los elementos modernos pueden crear interiores muy interesantes y encantadores.

Todos sabemos que tiendas como IKEA son estupendas para encontrar artículos de uso diario. Esta empresa es la opción número uno para la gente con poco presupuesto y amor por lo básico. Y lo básico es lo mejor, pero siempre que le sepas dar tu toque. Si haces una pequeña búsqueda verás que hay mil y un “hacks” que se pueden aplicar a los muebles de esta empresa para que se conviertan en piezas únicas o, al menos, que dejen de ser la mesita de café negra que todos tenemos en casa.

Eso está muy bien, pero, como hemos comentado, añadir a tu casa rural algunas piezas tradicionales o viejas (siempre que estén bien conservadas) puede darle un toque especial. Antes de tirar muebles viejos porque ya no pueden cumplir su uso convencional, dale una vuelta. ¿Qué podrías hacer con ellos? ¿O con alguna de sus partes? Puedes coger esa vieja persiana de madera, pintarla y colgarla a la pared y utilizarla para colocar tu correo, postales o papeles en general. ¿Tu habitación dedicada a la lavandería es muy aburrida? Decora tu lavadora con cinta adhesiva de color ¡y listos!

Invierte en muebles duraderos y de calidad

Aunque parece un poco contradictorio, en general, los muebles de un alquiler vacacional se desgastan más rápidamente que los de una casa normal debido al flujo de huéspedes. Algunos muebles, como los colchones, son más fáciles de proteger que otros.

¿Qué objetos son más delicados o más propensos a romperse? ¿Qué partes de la casa son más difíciles de limpiar? Después de hacerte estas preguntas, estarás preparado para tomar las decisiones adecuadas. 

Para objetos grandes que corren mayor riesgo de daños accidentales (como mesas de comedor, sofás, etc.), es conveniente invertir en muebles que sean duraderos; si son más difíciles de manchar, rayar o romper ahorrarás dinero a largo plazo. 

Compra los electrodomésticos con garantía. Aunque esto signifique que la inversión sea mayor al principio, te saldrá más barato a la larga. Ten en cuenta todos los detalles; por ejemplo, las sábanas y colchas de colores lisos y/o claros hacen más visibles posibles manchas y tendrás que reemplazarlo directamente, así que tal vez sea mejor usar tejidos estampados.

Y, sobre todo, decide si tu vivienda aceptará mascotas y actúa en consecuencia. Con esto quiere decir que, si aceptas perros, no construyas un jardín precioso y cuidado, y si aceptas gatos, no tengas cortinas que lleguen hasta el suelo, por ejemplo.

Consejo: Puedes establecer una fianza por posibles daños causados. Ayudará a que los huéspedes sean más responsables con el espacio y la propiedad.

Cómo decorar casas de campo pequeñas

No todas las casas rurales son masías, pazos o caseríos, también existen otros tipos como las cabañas o las casas de campo. La decoración de una casa rural pequeña todavía tiene un papel más importante en la vivienda, al ser un espacio más limitado, es importante saber cómo distribuir y decorar correctamente para no saturar el espacio y provocar una reacción no deseada en los huéspedes. 

Sé generoso con el almacenamiento

Aunque tal vez no es la parte más creativa de amueblar la vivienda, el almacenamiento es un factor muy importante a tener en cuenta en cualquier alquiler vacacional, especialmente si el espacio es más reducido.

De hecho, si los huéspedes se alojan en tu propiedad durante una semana o más, querrás asegurarte de que tengan el suficiente espacio en el armario, cajones y percheros, para que puedan deshacer la maleta y se sientan completamente como en casa. Incluso aquellas casas más minimalistas no tienen excusas; hay muchas opciones y estilos que se pueden adaptar a las características y diseños de la vivienda.

Por ejemplo, en la serie Stay Here de Netflix, la anfitriona y diseñadora Genevieve Gorder fabrica un “vestidor” dentro de la habitación principal con algunas puertas antiguas, una barra de colgar y una cómoda antigua – como se puede ver en la imagen de arriba.

Usa la iluminación para crear más espacio

Es importante aprovechar la máxima iluminación exterior para dar sensación de amplitud, pero no todas las viviendas tienen la oportunidad de tener unos grandes ventanales. Es por eso que también hay que darle importancia a las lámparas y bombillas.

Hay luces para interior o exteriores, para el dormitorio o la sala de estar, luces brillantes o suaves… existen miles de opciones de iluminación, pero es muy importante escoger la adecuada. La iluminación de una vivienda tiene un gran efecto en la forma en que los huéspedes perciben y disfrutan del espacio.

No solo puedes usar la iluminación como tu arma secreta para crear la ilusión de un lugar más espacioso, sino que también puedes jugar con diferentes accesorios como bombillas colgantes, lámparas de mesa y focos para iluminar cada área de tu casa. 

Además, vale la pena invertir en soluciones de iluminación de bajo consumo como las bombillas LED, durarán más tiempo, ahorrarás dinero y además son ecológicas. ¡Esto también te ayudará a evitar cualquier contratiempo como que una bombilla del baño se queme en medio de un sábado por la noche!

No seas excesivo

La distribución de los muebles es mucho más importante de lo que crees. Puede que tengas cuatro piezas, pero si están bien distribuidas, tu casa lucirá mucho más que si tuvieras cuarenta. Guíate por el centro de gravedad de la habitación, que suelen ser los muebles grandes como el sofá o la mesa del comedor. A la hora de organizar el comedor, por ejemplo, puedes tomar como punto de partida elementos que ya existen en el piso: una chimenea, unas escaleras o incluso las ventanas y puertas. Crea conversación entre los elementos que añadas; que todos entren en la misma armonía y no estén puestos al azar.

La decoración puede ser un tema más delicado. Tal vez te gustaría decorar y llenar todas las superficies de la casa de objetos y recuerdos, pero para un huésped que está de vacaciones puede ser abrumador e incluso puede parecer hasta desordenado. La tendencia reciente del minimalismo existe por una simple razón: hacer que el espacio se vea limpio y llegar a transmitir una sensación de relajación.

A la hora de decorar solo basta con tener en cuenta los cuatro elementos más importantes: Color, arte, accesorios y luz. Si estos cuatro elementos están bien elegidos, nada podrá ir mal. En cuanto a los accesorios, añade poco, pero asegúrate de que están bien pensados y estratégicamente colocados.

Deja que los huéspedes disfruten realmente de tu casa rural  manteniendo las encimeras lo más despejadas posible y espaciando las decoraciones como espejos, pinturas y plantas.

Fotografías de interiores de casas rurales

A continuación dejamos algunas ideas que tal vez te sirvan como inspiración y ¡puedan ayudarte a decidir cómo decorar tu casa rural!

Sala de estar

salón rústico de una casa rural

Puedes dejar el ladrillo visto y pintarlo de blanco para darle un toque más moderno y que la habitación tenga más luz. La chimenea y decoraciones como la rueda de un carro viejo añadirán un toque totalmente rústico a tu vivienda.

sala de estar estilo rústico de una casa rural

Aunque los cojines sean verdes (color frío), recuerda al ambiente rural y contrasta con el color crema de los sofás, una muy buena opción para crear sensación de calidez.

Dormitorio

dormitorio de una casa de campo

Los grandes y gruesos marcos de las ventanas dan calidez al dormitorio.

dormitorio de una casa rural

Todo lo rústico no tiene por que tener tonos marrones. Es el caso de este dormitorio; excepto algunos detalles para darle cierto color.

Cocina

cocina de una casa de campo

Esta cocina es la muestra perfecta de que para tener una decoración bonita no hace falta gastar. La isla de la cocina fue construida con madera sobrante de un porche.

cocina de una casa rural

¡La combinación del blanco y negro siempre es una buena elección!

Baño

baño de una casa campestre

La combinación de rachola de pared nueva con un lavamanos antiguo es ideal para crear un estilo rústico.

Conclusión

Amueblar y decorar una casa rural es de las tareas más creativas de un propietario. Aunque puede ser un trabajo duro, acaba siendo gratificante ver cómo tu propiedad puede convertirse en una vivienda atractiva bien preparada para recibir a los huéspedes.

Con todos estos consejos ya no tienes excusa; ¡si tu alquiler vacacional no tiene una personalidad única y original es porque no quieres! Utiliza todas las técnicas para sacar tu lado más creativo y dejar a los huéspedes boquiabiertos.

¿Preparado para recibir más reservas directas?

Sin gastos de configuración. Sin tarjeta de crédito. Sin obligaciones. Prueba Lodgify gratis 7 días.