Advertisement

Para que el anuncio de tu alquiler vacacional llame la atención en el competitivo mundo de los alquileres de corta estancia, deberás tener más que fotografías fabulosas: también necesitarás una buena descripción.

Tanto si te gusta escribir como si te parece algo tedioso, seguir unas reglas sencillas te ayudará a ser más claro y convincente con tus descripciones, proporcionar los datos clave y crear una idea de lo que es tu propiedad.


He aquí los cinco pasos que todo propietario debería seguir.

1. Escribe para el huésped, no para ti

No estás escribiendo por escribir. Tienes un objetivo: proporcionar la información adecuada sobre tu casa y transmitir la experiencia de qué es vivir en tu propiedad.

Imagina que tienes una conversación telefónica con alguien que piensa que tu casa puede ser la adecuada por su ubicación, tamaño y precio. ¿Qué preguntas puede que tenga esta persona? ¿De qué querrías hablarle y qué te gustaría resaltar de tu negocio? ¿Por qué te gusta a ti pasar tiempo allí?

2. Elige un título llamativo e informativo

Cuando lees una revista o un periódico probablemente buscas aquellas historias en las que te interese ahondar. Lo mismo sucede con los viajeros que están buscando entre anuncios de alojamientos. Los buenos títulos ayudan a los huéspedes a interesarse por las propiedades y a saber qué están buscando.

Piénsalo: ¿Cuál de estos ejemplos te llama más la atención?

“Casa de alquiler de corta estancia para esta primavera” o “Casa espaciosa, completamente amueblada, ideal para familias, 2+ habitaciones, con vistas espectaculares para mayo y/o junio”.

Obviamente, el segundo ejemplo proporciona más información útil: informa al viajero de que la casa es suficientemente grande y está disponible en esas fechas. Pero también cumple otra función: las palabras cuidadosamente elegidas como “espaciosa”, “completamente amueblada” y “vistas espectaculares” transmiten una idea de cómo puede ser, además de dejar claro que tiene todo lo que el huésped puede necesitar.

Pregúntate qué pueden necesitar los huéspedes cuando busquen entre todos los anuncios de alquileres vacacionales de tu zona, y añade algunas palabras descriptivas en tu título (para inspirarte puedes buscar entre competidores directos y no tan directos).

Ahora apunta algunos títulos. Juega con las palabras hasta que des con el ganador. Enséñalos a familiares y amigos. Una vez lo tengas, edítalo si lo necesita y asegúrate de que cada palabra es específica, clara y necesaria.

3. Deja que las ideas fluyan

A estas alturas ya tienes una buena idea de lo que hay que “vender” con tu anuncio. Haz más lluvia de ideas y una primerísima versión del contenido apuntando todo aquello que quieras incluir en tu anuncio.

No intentes escribir frases enteras o poner los puntos en orden y, por favor, no te preocupes por la gramática, la puntuación y la ortografía. Hacerlo te cohibirá a la hora de ser creativo con tus ideas. Deja que estas fluyan y pasen de tu cabeza a la hoja, nada más.

Puedes incluir todo lo que hace a tu alquiler vacacional interesante y atractivo para los viajeros. Esto podría ser su ubicación, tamaño, servicios, electrodomésticos, si está bien comunicado, aparcamiento, etc.

Para muchos huéspedes, también es muy importante saber desde el primer momento si tu alquiler vacacional es apto para personas con problemas de movilidad, equipado para familias con niños o si acepta mascotas. Asegúrate de mencionar todas estas consideraciones en la descripción de tu anuncio así como cualquier otra que creas pueda ser interesante para los huéspedes antes de hacer una reserva.

4. Escribe un primer borrador

Las buenas descripciones se meten a los huéspedes en el bolsillo. Así que, imagínate al huésped preguntando “¿Cómo es tu propiedad?” y escribe la respuesta a esta pregunta. Utiliza palabras que les ayuden a visualizar tu propiedad y la zona. Sé específico y honesto. Explica lo que te gusta de tu alquiler vacacional y por qué es perfecto para ellos.

Y, una vez más, ¡no lo edites! Ya lo repasarás y corregirás más adelante.

5. Mejora el borrador

Una vez hayas pensado en todo lo esencial y le hayas puesto palabras, lee tu primer borrador y perfecciónalo. Simplemente utiliza estas pautas para mejorar tu texto.

Se específico

Los textos convincentes son específicos y concretos, no generales e imprecisos. Si escribes “es un apartamento fabuloso” ¿Crees que el lector entenderá lo que quieres decir? En vez de esto, enumera las razones por las que tu casa es tan genial y crea una imagen visual que pueda imaginar el huésped.

Una descripción más útil sería: “El apartamento tiene ventanales con vistas al océano, una cocina de chef completamente equipada y una cama de gran tamaño con un colchón cómodo y firme”.

Utiliza vocabulario activo

El vocabulario activo “habla directamente” a los lectores. Reemplaza las frases demasiado largas y con vocabulario pasivo como “Muchos huéspedes han disfrutado de nuestra chimenea de piedra durante los días fríos”, y hazla más activa, directa y concisa: “Podrás disfrutar de nuestra acogedora chimenea de piedra cuando refresque”.

Esta manera de expresarse transmite más sensaciones y, por lo tanto, tiene más posibilidades de conseguir una reserva.

Se conciso

Los lectores suelen ojear el contenido rápidamente para encontrar la información más interesante. Las mejores descripciones exponen información útil de la manera más concisa posible. Utiliza frases y párrafos cortos, y evita la común tendencia a divagar, escribir demasiado o incluir detalles innecesarios.

Si tienes muchos servicios de los que quieres hablar, puede que sea aconsejable convertirlos en una lista de puntos cortos. Así, los posibles huéspedes tendrán toda la información de un modo más visual, para que puedan entenderla de manera rápida.

Piensa bien los adjetivos

Las palabras descriptivas como “acogedor”, “espacioso”, “elegante” y “cómodo” pueden transmitir muy rápidamente cómo es tu propiedad. Pero lo que alguien de Londres y alguien de Nueva York consideren “espacioso” puede ser un poco diferente. La idea de “bonito” de una persona puede ser “recargado” y “ostentoso” para otra.

Además, demasiados adjetivos, palabras en mayúscula y signos de exclamación debilitarán tu mensaje, en vez de hacerlo más fuerte. Para no caer en este error, utiliza vocabulario que describa tu propiedad de la manera más visual y rápida posible.

Se honesto

Tu descripción crea expectativas, así que estas deberían ser las que correspondan a tu propiedad. Si tienes un estudio con un una cama sin ventanas, llámalo así y no “propiedad con una habitación”. Si está en el séptimo piso y no hay ascensor o si la “cocina” es una simple esquina con un microondas, dilo también.

No siempre es necesario enfatizar las características menos deseables de tu propiedad, pero omitir la verdad puede llevar a decepción o incluso a huéspedes enfadados. Ser honesto desde el principio te ayudará a evitar opiniones negativas.

Edita y repasa antes de publicar

Antes de hacer oficial tu descripción, refuerza tu credibilidad repasándola para asegurarte de que la puntuación, ortografía y gramática son correctas. ¡Cuando lo sean, estarás preparado!

¿Qué es lo que hace decidir si la descripción de un alquiler vacacional es lo suficientemente convincente para seguir leyendo? ¿Conoces otras estrategias para escribir descripciones? ¡Comparte tus opiniones en los comentarios!


Sobre el autor

Janis Fisher Chan ha enseñado a profesionales, académicos, propietarios de negocios, creadores de contenido y bloggers a escribir de manera clara a audiencias específicas. Autora publicada y viajera apasionada, ha creado Travel on the House, una página web con consejos y lecciones para gente que quiere que los viajes les sean más económicos a través del intercambio de casas o el alquiler de las suyas propias. 

¿Qué te ha parecido este artículo?

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Preparado para conseguir más reservas?

Sin tarifas de instalación, sin detalles de tarjetas de crédito, sin obligaciones. Prueba Lodgify de manera gratuita durante 7 días.