Leyendo:
9 consejos para deshacerte de las humedades en tu alquiler vacacional
mold in rental house

9 consejos para deshacerte de las humedades en tu alquiler vacacional

Las humedades y el moho son un serio problema para muchas casas y personas. Según el CDC (Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades), está relacionado con problemas respiratorios y puede causar daños en las zonas por las que aparecen. Por su parte, la EPA (Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos) recomienda que, si encuentras moho en tu casa, actúes rápidamente, ya que puede provocar problemas mayores en el transcurso de 24 a 48 horas.

Para los alquileres vacacionales, esto puede ser incluso más grave, pues puede que estés poniendo en peligro la salud de tus huéspedes. Por suerte, hay muchas cosas que puedes hacer para mantener las humedades a raya.


Estos 9 consejos están pensados para ahuyentar el moho de tu casa, incluso después de las peores lluvias.

1. Empieza previniendo

Si ya tienes moho, continuará extendiéndose si no haces nada al respecto. Y aunque es relativamente sencillo deshacerse de él cuando hay una cantidad pequeña, si se te va de las manos terminarás necesitando la ayuda de un profesional.

Ponerle remedio al moho es un proceso en el que una compañía profesional observará el problema y te ayudará a determinar el plan de actuación. Esto puede conllevar tirar abajo las áreas afectadas, limpiar superficies con humedades y ayudar a parar la extensión del moho.

Empieza tu plan de prevención y cualquier problema será mucho más fácil de solucionar. Esto puede ayudarte a prevenir grandes destrozos, ya que el moho puede estar en lugares a los que no tienes acceso.

2. Controla los niveles de humedad

El moho se extiende en zonas mojadas o con mucha humedad. Si puedes tener bajo control los niveles de humedad de tu casa, podrás anticiparte antes de que aparezca. El moho empieza a crecer en interiores cuando hay niveles de humedad superiores al 60%.

Lo ideal es que mantengas esos niveles entre el 30% y el 50% para tener las mejores condiciones dentro de casa. Si te das cuenta de que algunas zonas superan estas cifras, puedes tomar medidas para prevenir humedad en esos rincones.

Los espacios en los que deberás tener un mayor control serán el ático, el sótano y baños, así como zonas con agua.

3. Hazte con un deshumidificador

Si te das cuenta de que tienes mucha humedad de manera consistente, redúcela y evita que aparezca moho instalando un deshumidificador.

Los deshumidificadores secan el aire y el ambiente, condensando la humedad y eliminándola para bajar el nivel de esta.

Si los niveles de humedad son altos en varias zonas de tu propiedad, o si ya has tenido problemas con el moho en el pasado, un deshumidificador puede ayudarte a prevenirlo, incluso en días de mucha lluvia o cuando la humedad es alta en el exterior de la casa.

4. Consigue que el ático esté siempre ventilado

Los niveles de humedad en tu ático pueden ser mayores que en el resto de la casa, ya que el aire caliente sube de otras habitaciones, se queda atrapado allí y se condensa. Esto puede provocar la aparición de moho.

Lo que tienes que hacer para evitar que esto suceda es conseguir que el aire circule por el ático instalando un sistema de ventilación que incluya un conducto de aire y ventiladores para moverlo. El aire circulará de manera natural evitando que el ambiente esté húmedo.

5. Pon un ventilador en el baño

Igual que los sistemas de ventilación para áticos están pensados para deshacerse de la humedad, los ventiladores de baño también están diseñados para eliminar la humedad de estas áreas.

Un ventilador de baño hará que todo el aire caliente y condensado salga de tu baño para lanzarlo fuera de tu casa de manera segura. Esta es la solución para aquellos baños que no cuentan con ventilación natural o ventanas, lo que supone que la humedad se quede más tiempo en la zona, resultando en moho.

Un ventilador de baño te ayudará a secar todo lo que haya en él, tanto el aire condensado como las toallas, el suelo y las paredes.

6. Mantén el agua lejos de tu casa

Si tu propiedad está en una zona a nivel del agua o sufre de lluvias fuertes o ha sufrido inundaciones en el pasado, puede que quieras invertir en un sistema que te ayude a redireccionar el agua subterránea lejos de tu casa.

El drenaje francés puede hacer que los canales de agua se alejen de los cimientos de tu propiedad y de sus cañerías, lo que ayudará a deshacerse del exceso de agua y por ende no entrará en tu sótano o primer piso. Esto hará que no te aparezcan humedades cada vez que hay lluvias fuertes.

7. Utiliza materiales resistentes al agua

Al moho le gustan unos materiales más que otros. Si tienes zonas problemáticas en las que se acumula mucho el moho, considera instalar allí materiales como los paneles resistentes al agua, que puede prevenir la aparición de humedades.

También hay capas de protección que van por debajo de la pintura y ayudan a aislar mejor de la humedad. Esta es una buena solución si en el pasado tuviste moho y quieres conseguir que no vuelva a aparecer.

Puedes hacerlo, por ejemplo, instalando el panel por debajo de las baldosas de la ducha o las paredes del sótano. Los materiales como la porcelana también pueden ser una buena opción a la hora de evitar la aparición de moho en suelos.

8. Limpia y repara los canalones

Los canalones son una parte importante dentro de la labor de evitar humedades y moho. Asegúrate de que están bien y funcionan a la perfección para prevenir que se colapsen por encima del techo o causen la aparición de moho en el ático.

Lo ideal sería limpiarlos al menos dos veces al año. Mucha gente se ocupa de su limpieza en otoño, pero algunos árboles pierden hojas todo el año, y esta es una de las mayores causas de atascos y obstrucciones, así que asegúrate de inspeccionarlas.

9. Utiliza un aislante para la casa

Si estás haciendo reformas en la casa, asegúrate de que para la construcción se utilizan materiales aislantes y/o protectores para paredes, para que dejen ir el vapor de la casa. Esto evita que el moho aparezca en estas superficies.

Si estos materiales no están diseñados para la gestión de humedades, puede que no dejen que el vapor salga y provoquen una condensación de aire.

En el caso de que tu propiedad se encuentre en una zona de lluvias, un revestimiento a prueba de lluvias será la opción más adecuada, ya que no dejará que el agua afecte a tu casa.

Consigue que tu alquiler vacacional esté libre de moho y humedades

Prevenir las humedades y el moho también puede ser una manera de evitar destrozos en la casa y problemas de salud. En muchos casos, evitar la aparición de moho es un proyecto de varios pasos; ponlos en práctica para prevenir y evitar complicaciones serias.


Sobre el autor

Yuka Kato es analista del sector en Fixr.com, el proveedor online de guías de costes, comparaciones y consejos para miles de proyectos de remodelación, reparación e instalación.

¿Preparado para recibir más reservas directas?

Sin gastos de configuración. Sin tarjeta de crédito. Sin obligaciones. Prueba Lodgify gratis 7 días.

Más artículos
Posicionamiento en Google My Business
Google My Business para alquileres vacacionales en 2020