Leyendo:
No cometas estos 7 errores con el marketing de tu alquiler vacacional
marketing alquiler vacacional

No cometas estos 7 errores con el marketing de tu alquiler vacacional

Ser el propietario de un alquiler vacacional no es fácil; no solo tiene que gestionar una o más propiedades, sino que también tiene que enfrentarse a los obstáculos que hay en este tipo de negocio (iniciales y no iniciales), tener un plan de negocio claro, llevar un buen control del presupuesto y las inversiones que la actividad le suponen, etc. ¡Incluso amueblar un alquiler vacacional adecuadamente tiene su fórmula!

Pero, además de todo esto, también está lo que determina si un alquiler vacacional llega a sus huéspedes potenciales para que estos puedan hacer una reserva: el marketing y la promoción.

Una estrategia de marketing, en resumidas cuentas, no es más que un plan de acción para que un alojamiento sea visto por las personas correctas, aquellas que van a alquilarlo y, por lo tanto, harán que la rueda del negocio gire y este sea rentable. ¿No te parece crucial tener un buen plan para anunciarte a tus huéspedes potenciales?

Muchos propietarios tienen un alquiler vacacional excepcional, proporcionan unos servicios de lujo, están cerca de muchos puntos de interés y, sin embargo, no reciben tantas reservas como querrían. ¿Por qué? Seguramente sea porque su estrategia de marketing está fallando en algún punto.

Como no queremos que seas este propietario hipotético que no le saca el máximo partido a su propiedad, te enumeramos los 7 errores de marketing más comunes en la promoción de los alquileres vacacionales.

1. No saber a quién te estás dirigiendo

Para que tu estrategia de marketing tenga unos cimientos fuertes es esencial que sepas a qué tipo de huésped quieres llegar. Si lo sabes, podrás ajustar el tono de tu contenido (ya sea en tu página web como en tus publicaciones en redes sociales o tu blog), utilizar las plataformas en las que están presentes y, en definitiva, proporcionarles lo que quieren.

marketing alquiler vacacional

Una pareja de viajeros jubilados no tendrá las mismas necesidades al viajar que un grupo de amigos o un huésped que viaje por negocios. Y lo mismo sucede si tus huéspedes traen mascotas. Sabiendo quién es tu huésped ideal, puedes incluso crear ofertas especiales que les atraigan. Por ejemplo, si quieres que tus huéspedes sean familias con niños pequeños, puedes proporcionar descuentos para el parque temático situado en los alrededores de tu propiedad.

2. No saber cuál es tu punto único de venta

Con el auge de la economía compartida y los alquileres vacacionales, no tienes precisamente poca competencia. Para que un viajero te elija a ti antes que a un competidor, tendrás que tener algo que te haga especial: un punto único de venta.

Un punto único de venta es aquello que da valor a tu alquiler vacacional, lo que lo hace diferente a otros alojamientos, ya sean estos alquileres vacacionales u hoteles. ¿Es el bosque alejado de la bulliciosa ciudad en el que se encuentra? ¿O el jacuzzi exterior? ¿Es la sala de juegos para los más pequeños? Si todavía no sabes cuál es, merece la pena sentarte a cavilar sobre el asunto. Puede que sean varios los aspectos que hacen que tu alojamiento sea especial, o puede que necesites la ayuda de las opiniones de tus huéspedes para averiguarlo. Cuando lo tengas, promociona tu alquiler vacacional mencionándolo. Siempre.

3. No tener suficientes fotografías (ni de calidad)

Cuando promocionas tu alquiler vacacional por internet, las fotografías de tu propiedad son la única ayuda visual que tienen tus huéspedes potenciales para decidir si tu alojamiento es lo que quieren y necesitan. Dicho esto, tendrás que seguir las siguientes reglas para no cometer errores con tus imágenes:

  • Haz fotografías de alta calidad y resolución.
  • Fotografía todo aquello que quieras que los huéspedes sepan que tienes (miniaturas de baño, cápsulas de café, plantas junto a la ventana, etc.).
  • No hagas planos detalle si no tienes otros más generales, o pensarán que hay algo que no quieres que vean en la habitación.
  • Ten en cuenta la iluminación y utiliza luz natural siempre que te sea posible.
  • Ordena las imágenes tal como si de un tour por tu alojamiento se tratara. Haz una especie de visita guiada por tu propiedad, por el orden más lógico de las estancias.
  • Llega al máximo de imágenes permitidas en la plataforma en la que anuncies tu alquiler vacacional.

Con la cantidad de competidores que tendrás, no querrás quedarte atrás. La fotografía de alquileres vacacionales se ha profesionalizado y hay propietarios que incluso utilizan drones o incluyen vídeos de sus propiedades.

marketing alquiler vacacional

4. No describir la experiencia que estás vendiendo

No olvides nunca lo que está buscando el viajero cuando da con el anuncio de tu propiedad. Todo posible huésped quiere vivir las vacaciones de sus sueños, salir de la rutina, relajarse, pasar momentos inolvidables, emocionarse. Tu terraza no es solo una terraza, es un rincón en el que disfrutar de las vistas al mar, el sonido de la naturaleza y el sol. Donde tomarse una bebida bien fría y celebrar una barbacoa con los amigos.

Utiliza también tu localización para atraer a los huéspedes, porque puede que algunos no hayan ni siquiera decidido dónde pasar sus próximas vacaciones. Haz que la zona en la que está tu propiedad sea única y deseable, digna de ser visitada. Incluye un mapa y fotografías de los puntos de interés.

marketing alquiler vacacional

Mira todo esto desde la perspectiva del huésped, ponte en su piel. ¿Qué es lo que buscas tú cuando te vas de vacaciones? ¿Qué es lo esencial que esperas en tu alojamiento? ¿Qué servicios te harían feliz? ¿Cuáles serían un bonito detalle extra?

5. No sacar partido a las opiniones

Según un estudio de Phocuswright para TripAdvisor, el 83% de los viajeros tienen en cuenta las opiniones de otros usuarios antes de hacer una reserva en un alojamiento, y el 53% asegura no querer alquilar una propiedad sin haber leído opiniones sobre esta primero. Es decir, que las opiniones positivas pueden ser la mejor de las oportunidades para promocionar tu negocio.

Que alguien que no seas tú mismo hable bien de tu negocio no solo te da credibilidad sino que le da valor a tu producto. Compártelas por todos tus canales y perfiles de redes sociales, pídele a tus huéspedes que las escriban y respóndelas.

¿Y si alguien habla mal de ti? También puedes darle la vuelta a la tortilla. Una opinión negativa te ayuda a mejorar pero también puede restar credibilidad a tu negocio. Para evitar que esto pase, contesta al huésped que la escribió y arregla su problema. Si otros usuarios ven que te interesaste en compensar a un huésped descontento, sabrán que priorizas el bienestar de los viajeros.

6. No promocionar tu alquiler vacacional en más de un canal

Si crees que con promocionar tu alquiler vacacional en un solo canal, por muy grande e importante que sea, es suficiente, te equivocas. Cuantos más canales y plataformas abarques, mejor. Aribnb, Booking.com, HomeAway… hay muchísimas páginas web para alquileres vacacionales en las que te interesa estar presente. También en las que reciben menos visitas pero son más específicas, si es que sabes a qué nicho de mercado pertenece tu alojamiento (por ejemplo, al de viajes de aventura, al de alquileres vacacionales para viajeros con mascotas, familias con niños…).

marketing alquiler vacacional

Eso sí, si estás en varios canales tendrás que estar seguro de poder ofrecer siempre anuncios con precios, descripciones, fotografías y calendarios de disponibilidad actualizados. ¿Cómo conseguirlo sin morir en el intento? Haciéndote con un channel manager que te permita realizar cualquier cambio desde un único lugar y que este se actualice en todos los anuncios que tengas.

7. No contar con tu propia página web

Contar con una página web propia no solo te permitirá aceptar reservas directas y ahorrarte las comisiones de canales externos como Airbnb, también te ayudará a mejorar tu identidad de marca y reputación online. Los usuarios que escriban el nombre de tu alquiler vacacional en los buscadores encontrarán una página web profesional que te dará credibilidad como profesional. ¡Además, a tus huéspedes también les interesará ahorrarse las comisiones que les aplican las grandes páginas de anuncios!

Ahora que ya sabes qué no hacer, también tienes una idea más clara de lo que te funcionará a la hora de promocionar tu alquiler vacacional en internet. ¡Pon en práctica estos consejos y adelanta a todos tus competidores!

¿Preparado para recibir más reservas directas?

Sin gastos de configuración. Sin tarjeta de crédito. Sin obligaciones. Prueba Lodgify gratis 7 días.

Más artículos
Cómo atraer a familias a tu alquiler vacacional