Advertisement

No te queremos presionar, hacemos esto por tu bien. Queremos que este artículo te abra los ojos o simplemente te ayude a hacer todo lo que está en tu mano para conseguir el éxito en tu negocio. Así que, aunque nos duela, vamos a desmontar esos motivos que defiendes tan ferozmente y que hacen que te resistas a crearte tu propia página web para tu alquiler vacacional.

1. “Este negocio se ha llevado sin páginas web toda la vida”

Puede que al principio de los tiempos el boca a boca o la “publicidad tradicional” fueran suficientes, pero el mundo está cambiando (o ya ha cambiado, más bien), nos guste o no. Y como se suele decir, hay que adaptarse o morir. Si sigues gestionando tu negocio a la vieja usanza, muchos otros propietarios que no teman este cambio te pasarán por delante.

Que tú como profesional estés a la última de las estrategias de promoción y marketing de un negocio dice mucho de cómo será la propiedad que quieres alquilar. Los huéspedes prefieren aquello que esté actualizado.

Además, antaño nadie tenía páginas web, pero ahora sí y esos propietarios que sí la tienen son tu competencia directa.

2. “Con Airbnb y las demás páginas de anuncios ya tengo suficiente”

Puede que estar en las listas de Airbnb te vaya bien para que tu propiedad tenga más visibilidad, pero… ¿Sabes que tener tu propia web implica no pagar ningún tipo de tarifa a terceros y poder controlar la manera en la que promocionas tu alquiler vacacional?

Piensa en esto: las reglas de Airbnb son estrictas, tanto en la manera de llevar tu negocio como en la de mostrarlo al mundo. ¿Y si quieres enseñar algo extra, como un premio del sector o cualquier otro tipo de insignia? La libertad que te proporciona una página web propia te lo permitiría, las webs de anuncios, no.

Y hay una cosa que está clara; los huéspedes prefieren no pagar las tarifas de las páginas de anuncios, porque suelen ser más altas.

3. “No tengo tiempo de ponerme a hacer un sitio web y todo lo que eso conlleva”

Tiempo es precisamente de lo que estamos hablando. Si no tienes tiempo de hacer este pequeño ajuste, es que realmente necesitas reducir el volumen de trabajo que cargas sobre tus espaldas de propietario.

Piénsalo de este modo; aunque trabajes tiempo extra para conseguir un sitio web para tu negocio, los beneficios de este te compensarán con creces y, una vez convivas con él, ¡tendrás incluso tiempo libre!

¿Cómo es eso posible? Muy fácil: una página web (que cuente con un buen software) te permitirá centralizar tus anuncios y crear un sistema de reservas que te ayude a gestionarlo todo en un mismo sitio y a la vez, por ejemplo. Lodgify te permitirá hacer tu web con solo 3 clics y publicarla en menos de 15 minutos. ¿Te parece una pérdida de tiempo?

4. “Yo ya soy rápido con mis actualizaciones y organizado con mis anuncios, no necesito ningún programa ni web para eso”

Tienes vida además de ser propietario de uno o más alquileres vacacionales ¿no? Aunque seas el más rápido de todos, tardarás al menos un par de horas en actualizar un dato o una información. En ese tiempo puede que un huésped reserve los mismos días que otro huésped porque la actualización del calendario no ha sido automáticamente actualizada. O puede que un huésped reserve viendo unas tarifas desactualizadas en alguno de tus canales, y luego quiera pagar el precio que se le ha dicho desde el principio.

La cuestión no es ser rápido, sino automático.

5. “No soy muy entendido en el tema de los ordenadores, así que no voy a saber usarlo”

Tampoco hay que ser un programador experto para saber cómo crear y gestionar una página web, pues muchos softwares para propietarios, como por ejemplo el de Lodgify, son muy visuales y están diseñados para los usuarios de a pie que no necesariamente tienen conocimientos previos.

Verás que muchos de estos gestores son muy intuitivos, y te llevará poco tiempo hacerte a ellos (porque sabemos que tú eres capaz).

6. “No voy a pagar por algo que puedo hacer yo”

La cosa no va así exactamente. Tener una página web te permitirá poder controlar más canales para promocionar tu propiedad o propiedades, y además te dejará más tiempo para trabajar en otros aspectos de tu negocio que le darán más calidad bajo los ojos de los posibles huéspedes.

Todo esto se traduce en más reservas, y más reservas significan más ganancias y más dinero. Por ejemplo, si  ya no tienes que emplear largas horas en actualizar tus canales uno a uno cada día o cada semana cuando alguien haga una reserva, puedes emplear ese tiempo en mejorar el servicio que ofreces a tus clientes, o incluso escribir un blog que te dé más visibilidad como negocio y haga que la gente te vea como un experto sobre la zona de tu apartamento.

Además, tener una página web significa darle personalidad a tu negocio, y eso vale más que todo el dinero del mundo; te diferencia del resto.

7. “No a la revolución de las máquinas: las cosas hechas manualmente siempre se hacen con más cariño”

Puede que en otras situaciones esto pueda aplicarse, pero en esta ocasión el huésped no va a ver si actualizas tus canales de manera manual o de manera automatizada. Es más, como ya hemos dicho antes, si dejas esta tarea farragosa a un software específicamente hecho para alquileres vacacionales, tendrás tiempo para hacer más cosas que aporten a tus huéspedes ese sentimiento de ser queridos y bien atendidos.

Y, seamos sinceros, el factor humano puede llevar a errores… “las máquinas” están diseñadas para perseguir la perfección y llegar allí donde tú no puedes.

En busca del Software perfecto para tu página web

No todos los softwares van a tener las mismas características, ni van a adaptarse a tus necesidades del mismo modo. No te va a bastar que pueda actualizar solo tu calendario de disponibilidad, porque tendrías que seguir haciendo muchas cosas de manera manual. Un buen software debe proporcionarte lo siguiente:

Posibilidad de aceptar reservas online y pagos con tarjeta de crédito. Porque es como los viajeros hacen las cosas hoy en día.

Sincronización automatizada de la disponibilidad de tus calendarios. Para que las reservas no se solapen, los huéspedes puedan saber de inmediato si tu propiedad estará disponible y ahorrarte tiempo.

Adaptabilidad a dispositivos móviles. No solo porque “queda mejor”, sino porque muchísimos usuarios hacen sus reservas desde sus teléfonos y, además, Google premia a las páginas web que cumplen con este requisito.

Personalización de todas las páginas. Porque, como decíamos previamente, tener una web con personalidad propia dice mucho del tipo de negocio que gestionas y, finalmente, de la propiedad que ofreces.

Traducciones a diferentes idiomas. ¿Quieres llegar a turistas, verdad? Pues cuantos más idiomas estén disponibles en tu página web, más alcance tendrás. No todo el mundo habla español e inglés.

Posibilidad de recolectar opiniones de huéspedes. Es importante para tu credibilidad y buena reputación.

Manejo intuitivo. Como ya hemos dicho, tiene que ser fácil de gestionar, pues los propietarios de alquileres vacacionales no tienen por qué ser programadores informáticos.

El software de Lodgify cumple con todos estos requisitos a la hora de gestionar la página web de sus usuarios, ofreciéndoles un servicio muy competente y con una presentación muy intuitiva. Además, muchos de los propietarios que lo han probado se han enamorado completamente de la facilidad con la que se puede utilizar y lo bonitas que son sus plantillas disponibles. ¡Benefíciate de las ventajas que comporta tener una página web propia para tu negocio! Si prefieres meter un pie en el agua antes de tirarte a la piscina, puedes probar nuestro software sin ningún tipo de coste.

¡Regístrate para conseguir el período de prueba gratuito de 7 días de Lodgify!

¿Qué te ha parecido este artículo?

Las 7 excusas más comunes para no crear una página web propia
Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Preparado para conseguir más reservas?

Sin tarifas de instalación, sin detalles de tarjetas de crédito, sin obligaciones. Prueba Lodgify de manera gratuita durante 7 días.