Leyendo:
¿Qué gastos debe pagar el propietario del alquiler vacacional?
Gastos para propietarios en Airbnb

¿Qué gastos debe pagar el propietario del alquiler vacacional?

Las viviendas turísticas son cada día más comunes en España, y no es de extrañar, pues los estudios más recientes confirman lo que muchos ya saben: la rentabilidad del alquiler vacacional es notablemente superior a la de los alquileres a largo plazo. Los datos son muy claros: una vivienda generará, de media, entre 500 y 1.200 € más al mes si sus propietarios la convierten en un piso turístico.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, y antes de abrir un alquiler vacacional es importante estar al tanto de cómo difieren los gastos con respecto a un arrendamiento tradicional. Los propietarios veteranos de pisos turísticos saben perfectamente que el coste de mantenimiento de este tipo de alojamientos no tiene nada que ver con el del alquiler a largo plazo, y en algunos aspectos es superior y en otros inferior.



Por este motivo, es extremadamente importante saber qué gastos debe pagar el propietario de una vivienda vacacional y cuáles puede repercutir a sus huéspedes antes de abrir un negocio de este tipo. ¡Sigue leyendo para conocerlos!

¿Qué gastos corresponden a los propietarios del alojamiento turístico?

La mayoría de los gastos de un alquiler vacacional los deben pagar los propietarios o gestores de la vivienda. En esta sección te los contamos todos.

Impuestos

La fiscalidad de los alojamiento turísticos es una de las áreas más espinosas, y es que antes de declarar una vivienda vacacional hay que tener en cuenta una multitud de impuestos.

En función de la categoría legal de tu alojamiento y la autonomía en la que te encuentres deberás pagar ciertos tributos, como pueden ser el IBI, el IVA, el IRPF, tasas municipales de basura y, en algunas zonas, la tasa turística.

Comisiones de gestión

No todos los propietarios están dispuestos o tienen suficiente tiempo para asumir la carga de trabajo que conlleva administrar un alquiler vacacional.

En estos casos, lo que se suele hacer es contratar a un gestor de propiedades o agencia que se encargue de todo lo relacionado con el día a día de la vivienda, pero deberás tener en cuenta su comisión a la hora de calcular los gastos de tu piso turístico.

Intereses

En los casos en los que se ha financiado la compra del inmueble que se quiere destinar al alquiler turístico, habrá que tener en cuenta los intereses de la hipoteca a la hora de calcular los gastos.

Seguros

Contratar un seguro de hogar es solo obligatorio si tenemos pendiente el pago de una hipoteca, en cuyo caso suele rondar los 300 euros anuales. Sin embargo, algunas autonomías, como Galicia, obligan a los propietarios de alquileres vacacionales a contar con un seguro extra de responsabilidad civil.

Gastos de pisos turísticos

En cualquier caso, siempre es recomendable tener un seguro con el que hacer frente a determinados siniestros, especialmente cuando se alquila la vivienda a terceros.

Luz, gas y agua

A diferencia de un arrendamiento convencional, en un alquiler vacacional deberás asumir tú los gastos de luz, gas y agua de la propiedad.

Recuerda que aunque esté desocupada siempre deberás pagar unos gastos mínimos, pues no tiene sentido dar de baja estos servicios cada vez que el apartamento no tenga inquilinos, ya que esto conlleva un coste de reenganche y numerosos trámites.

Estos servicios suelen pagarse de manera bimestral, aunque en algunos casos se pueden establecer de manera mensual para suavizar el gasto.

Comunidad de vecinos

Uno de los gastos más comunes que deben asumir los propietarios de viviendas es el pago de la cuota de la comunidad de vecinos.

Su coste dependerá de los servicios que se ofrezcan, como pueden ser piscina, jardinero, portero o ascensor, y se suele pagar una vez al mes.

Comisiones de las plataformas

Las plataformas de alquiler vacacional como Airbnb, Booking.com o Vrbo son uno de los recursos favoritos de los propietarios de alojamientos turísticos, pues ofrecen una forma rápida y sencilla de acceder a grandes audiencias.

Sin embargo, usar este tipo de servicios significará que deberás pagarles una comisión por cada reserva que realicen tus huéspedes, y que suele oscilar entre un 15 y un 20% de la tarifa base.

Gastos de Airbnb

Una de las mejores maneras de sortear este problema es contar con tu propia web. Puede parecer algo demasiado complicado para un anfitrión novato, pero en realidad no podría ser más sencillo. Existen softwares de gestión de alquileres vacacionales que permiten crear páginas web con suma facilidad, incluso para alguien sin conocimientos de informática.

¡Ahorrarse las comisiones de las plataformas de alquiler vacacional nunca fue tan sencillo!

¿Qué gastos se pueden repercutir a los huéspedes?

Aunque la mayoría de los gastos de un alquiler vacacional los debe pagar el propietario, en algunos casos se pueden repercutir a los huéspedes en la factura. Te contamos cuáles en las próximas líneas.

Comisión de limpieza

Muchas plataformas permiten a los anfitriones establecer comisiones con las que cubrir el coste de la limpieza una vez se haya producido la salida de los huéspedes. Su importe es variable (de hecho, lo escoges tú), pero generalmente está entre 25 y 100 € por estancia.

Tarifa por huéspedes adicionales

Más personas en tu propiedad significa mayores consumos de luz, agua, gas y suministros, por no hablar del incremento de las probabilidades de que se produzca algún tipo de daño en el mobiliario.

Por este motivo, ciertas plataformas permiten a los propietarios establecer cargos extra en base al número de huéspedes, de modo que éstos puedan cubrir los gastos derivados con mayor facilidad.

Depósito de daños

Las plataformas de alquiler vacacional dan la opción a los anfitriones de configurar una cuantía que el huésped debe pagar antes de entrar a la propiedad y que sirve de fianza ante posibles daños.

De este modo, si te encuentras con huéspedes conflictivos que rompen algo en tu vivienda, podrás tener la seguridad de que serán ellos quienes deberán afrontar los gastos de reparación, y no tú.

La importancia del ahorro previo

Los propietarios de alquileres vacacionales deben tener en cuenta que, además de los gastos que hemos mencionado, también deberán pagar una parte de los beneficios a Hacienda. Asimismo, es muy probable que el menaje y los electrodomésticos se deterioren con más facilidad, y que los gastos derivados del uso del gas, agua y luz sean más elevados. En este caso y como hemos dicho anteriormente, es importante tener un buen seguro de hogar y unas tarifas que se adapten a nuestras necesidades.

Por ello, ser previsor y anticiparse a posibles imprevistos puede evitar muchos dolores de cabeza y hacer que la experiencia de alquilar un piso turístico sea algo positivo para nuestro bolsillo y nuestra tranquilidad.

Gastos más comunes en alquileres vacacionales

Existen numerosas plataformas digitales que nos pueden ayudar a planificar nuestros gastos y crear metas para los distintos fines. Un ejemplo de estas es COINC, un portal de ahorro que te permite ir guardando parte de tus ingresos y destinarlos a diversas metas. De este modo, puedes destinar parte de los ingresos de tus alquileres a crear un colchón ante imprevistos o simplemente definir metas para las mejoras que quieras hacer en la casa que vayas a alquilar.

En definitiva, lo mejor para poder hacer frente a gastos imprevistos es ser previsor. Hay muchas maneras: contratar un seguro que cubra las principales necesidades, escoger unas tarifas apropiadas o maximizar tu capacidad de ahorro mediante una herramienta especializada.



Sobre el autor:

COINC es un portal de ahorro que pertenece a Bankinter. Su objetivo principal es fomentar el ahorro.

¿Preparado para recibir más reservas directas?

Sin gastos de configuración. Sin tarjeta de crédito. Sin obligaciones. Prueba Lodgify gratis 7 días.