Advertisement

El 74% de los españoles que pusieron en alquiler un piso turístico a través de portales y plataformas de internet asegura que obtiene más ingresos por esta vía que con el alquiler residencial, según un reciente informe de Fotocasa.

Estos datos explican, en parte, el auge de estas plataformas, tanto por la oferta como por la demanda. Pero ¿es oro todo lo que reluce? La realidad es que a la hora de optar por el alquiler vacacional, el propietario del piso tiene que tener en cuenta una serie de gastos a los que hay que hacer frente.

Gastos del propietario

1. Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI)

El IBI es el resultado de la base liquidable del valor catastral junto con el coeficiente de cada Comunidad Autónoma. Este impuesto debe pagarse anualmente.

2. Intereses

En el caso de que la compra haya sido financiada, el propietario deberá pagar los intereses generados por la hipoteca.

3. Seguro del hogar

Únicamente es obligatorio si tenemos pendiente el pago de una hipoteca, y suele rondar los 300 euros anuales. Aunque no es obligatorio, es recomendable tener siempre un seguro para poder hacer frente a determinados siniestros (especialmente si se alquila la vivienda a terceros).

4. Suministros de luz, gas y agua

Los meses en los que no haya nadie también habrá que pagar unos gastos mínimos, ya que dar de baja estos servicios cada vez que el apartamento no tenga inquilinos resulta más caro (conlleva un coste de reenganche y numerosos trámites asociados). Estos servicios suelen pagarse de manera bimestral, aunque en algunos casos se pueden establecer de manera mensual para suavizar el gasto.

5. Comunidad de vecinos

El coste dependerá de los servicios que ofrezca la comunidad a sus vecinos (piscina, jardinero, portero, ascensor…) y se suele pagar una vez al mes.

6. Tasa de recogida de basura

Este impuesto dependerá de la comunidad en la que se encuentre la casa, e irá variando periódicamente realizándose el pago total al final del año.

7. Gastos por anunciar la vivienda.

Esto es, promocionar el alquiler vacacional para que este sea visto por aquellas personas susceptibles de convertirse en huéspedes. Estos gastos pueden superar los 300 euros, ya que una buena manera de ser visto es estar presente en plataformas como Airbnb, que suelen llevarse algún tipo de comisión.

Promocionar el alquiler vacacional para que sea visto por futuros huéspedes tiene un coste. Estos gastos pueden superar los 300 euros, ya que una buena manera de ser visto es anunciarse en distintas plataformas de alquiler vacacional que conllevan algún tipo de comisión. Una fórmula de sortearla es crear una página web propia con un softwares especializados en alquiler vacacional.

8. Gastos imprevistos

Siempre hay que ser previsible y tener en cuenta los gastos que puedan ocasionar derrames o gastos por renovación de electrodomésticos, mobiliario o menaje.

La importancia del ahorro previo

Además de los gastos anteriores, el propietario debe tener presente que parte de los ingresos irán destinados a hacienda. Asimismo, es muy probable que el menaje y los electrodomésticos se deterioren con más facilidad, y que los gastos derivados del uso del gas, agua y luz sean más elevados. En este caso y como hemos dicho anteriormente, es importante tener un buen seguro de hogar y unas tarifas que se adapten a nuestras necesidades.

Por ello, ser previsor y anticiparse a posibles imprevistos puede evitar muchos dolores de cabeza y hacer que la experiencia de alquilar un piso turístico sea algo positivo para nuestro bolsillo y nuestra tranquilidad.

Existen numerosas plataformas digitales que nos pueden ayudar a planificar nuestros gastos y crear metas para los distintos fines. Un ejemplo de estas es COINC, un portal de ahorro que te permite ir guardando parte de tus ingresos y destinarlos a diversas metas. De este modo, puedes destinar parte de los ingresos de tus alquileres a crear un colchón ante imprevistos o simplemente definir metas para las mejoras que quieras hacer en la casa que vayas a alquilar.

En definitiva, lo mejor para poder hacer frente a gastos imprevistos es ser previsor, contratando un seguro que cubra las principales necesidades, escogiendo unas tarifas apropiadas o bien, ahorrando (para lo que puede hacerse uso de determinadas plataformas de ahorro).


Sobre el autor:

COINC es un portal de ahorro que pertenece a Bankinter. Su objetivo principal es fomentar el ahorro.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Gastos en el alquiler vacacional: ¿qué paga el propietario del piso?
Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Preparado para conseguir más reservas?

Sin tarifas de instalación, sin detalles de tarjetas de crédito, sin obligaciones. Prueba Lodgify de manera gratuita durante 7 días.