Leyendo:
Gestión de alquiler vacacional: ¿debes contratar a un gestor?
Gestor de alquiler vacacional

Gestión de alquiler vacacional: ¿debes contratar a un gestor?

Muchos propietarios caen en el error de pensar que contratar a un gestor de alquiler vacacional es la mejor opción; o viceversa: que como anfitrión va a poder con todo lo que supone estar al mando de un negocio como este. Existen muchas opciones para desarrollar la lista de responsabilidades que derivan de la gestión de los alquileres vacacionales, y lo mejor es analizar qué es lo que mejor le irá a cada propietario.

En los últimos años, el interés por los negocios de alquileres vacacionales ha ido creciendo y con ello la necesidad de hacer una buena gestión de este. La regulación de los alquileres vacacionales y el cambio de estrategias a causa del Covid-19 (más necesidad de limpieza y control) son algunos de los aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de hacer una buena gestión de tu propiedad turística.

¿Qué supone la gestión de un alquiler vacacional?

La respuesta a la pregunta “¿Es mejor contratar a un gestor o encargarme del mantenimiento de mi propiedad yo mismo?” depende de dos factores: el presupuesto y el tiempo que se le pueda dedicar al negocio (diaria, mensual o anualmente).

En primer lugar, debes tener en cuenta que ocuparte de la gestión de tu propio alquiler vacacional te obligará a invertir mucho tiempo. Y te preguntarás ¿en qué hay que gastar tantas horas? He aquí una pequeña lista que resume todo lo que una buena gestión de alquileres vacacionales necesita:

  • Mantenimiento del buen estado de la propiedad y los muebles, así como de la limpieza. Cambio de ropa de cama, toallas, etc.
  • Realización de impuestos, facturas, seguros y otros temas legales.
  • Seguimiento constante de las reservas, solicitudes de reservas, dudas de los huéspedes, pagos de los inquilinos y otros temas administrativos.
  • Promoción de la propiedad y marketing en plataformas, redes sociales, por correo electrónico.
  • Check-in y check-out, disponibilidad en caso de emergencia y, en definitiva, responder ante las necesidades del huésped antes, durante y después de la estancia.

A esto no le hemos sumado el arduo trabajo que supone tener una marca y/o negocio con personalidad, algo que ayuda a todo propietario a recibir a nuevos huéspedes y conseguir que otros repitan en su alojamiento. Con esto nos referimos a preparar una cesta de bienvenida, dar recomendaciones para mejorar su experiencia en tu ciudad, etc.

gestión de alquiler vacacional

Entenderás ahora por qué muchos propietarios deciden pagar una parte de sus beneficios a un gestor o empresa gestora que les ayude con toda esta lista de tareas, ¿no?

¿Qué es un gestor de alquiler vacacional?

Cuando hablamos de un gestor de alquileres vacacionales nos referimos a las empresas que ofrecen servicios que van desde la gestión de reservas, calendarios y comunicación con los huéspedes hasta asesoramiento y análisis para mejorar la rentabilidad y maximizar los ingresos de tu alquiler vacacional.

Delegar tus tareas a un gestor desde luego ayudará e impulsará tu negocio (y a ti como propietario), pero ten en cuenta que una comisión de tus ventas irá para esta empresa gestora.

Tipos de gestores de alquileres vacacionales

No es que todos los gestores de alquiler vacacional ofrezcan lo mismo, ni mucho menos, y tampoco es que exista una única solución en el mercado. Con el boom del sector de los alquileres vacacionales, han surgido muchas empresas que se dedican a gestionar todo aquello que un propietario necesite gestionar (¡incluso ofrecen servicio de conserjería!). 

Una de las opciones de gestión de alquileres vacacionales más habituales es contratar a una empresa que se encargue de los procesos de check-in, check-out (además de enseñar la vivienda y alrededores a los huéspedes) y limpieza. Aunque hoy en día existen cerraduras automáticas que pueden facilitarte el proceso y ahorrarte dinero, los huéspedes siempre verán con buenos ojos un alquiler vacacional al que les dan la bienvenida y los acomodan.

También puedes encontrar empresas de gestión de alquiler vacacional que simplemente se encarguen del mantenimiento diario de tu alojamiento y ser el contacto de emergencia de los huéspedes durante su estancia. La oferta es tan amplia como la demanda y es importante tener en cuenta tus necesidades antes de contratar un gestor de alquiler vacacional.

Pros y contras de contratar a un gestor de alquiler vacacional

¿Cómo puedes elegir a un gestor de alquileres vacacionales y no morir en el intento? Pues examinando la experiencia que la empresa y/o el gestor tenga en el sector, el precio que te suponga, los servicios que te ofrezca y, sobre todo, saber si se va a encargar del marketing de tu negocio (que es, en realidad, lo que más tiempo te llevará). También es buena idea saber si el profesional al que quieres contratar hace estudios de tus competidores y si está a la última de la tecnología relacionada con el sector.

gestión de alquileres vacacionales

Aunque todo esto suene a cuento de hadas (alguien se encarga de todo el trabajo y a final de mes eres tú quien cobra), hay un gran inconveniente a la hora de contratar a alguien que haga el “trabajo sucio” por ti: los costes que esto supone. Si has empezado a alquilar una propiedad con el objetivo de sacarte un dinero extra, puede que contar con un gestor termine por no salirte a cuenta, pues ese dinero extra sería menos del que podría ser a priori.

Por este motivo, es muy importante buscar tarifas que se ajusten a tus necesidades. Una solución es contratar un gestor de alquiler vacacional que trabaje a comisión: de esta manera, será el primer interesado en que tu propiedad reciba huéspedes regularmente, ya que su salario dependerá de ello.

Por último, habría que añadir el inconveniente de que, por muy buena gestión que realice una empresa externa, esta difícilmente le dedicará el mismo mimo y atención que un propietario, ya que tu alquiler vacacional será posiblemente “uno más” en su portfolio – y no olvidemos que una atención cálida y personalizada es uno de los aspectos que más valoran los huéspedes.

¿Qué opción es la mejor para cada propietario?

Todo depende del tiempo que puedas (o quieras) invertir y el presupuesto que te puedas gastar en la gestión de tu alquiler vacacional. Calcula las horas semanales de las que podrías disponer, y decide si puedes hacer es contratar a una empresa externa para que te resuelva algunas asuntos mientras tú te encargas de otros, si puedes costearte a un gestor que pueda ayudarte con sus conocimientos sobre el mercado, o si te sale a cuenta dejarlo todo en manos de una compañía que se encargue de todo.

gestionar de alquileres vacacionales

Otra opción, mucho más económica, con la que podrías ahorrar mucho tiempo y optimizar tu negocio a cambio de una pequeña tarifa mensual es la de contar con un software para alquileres vacacionales. Lodgify, por ejemplo, ofrece la posibilidad de crear tu propia página web optimizada sin necesidad de tener conocimientos informáticos ni de programación. ¡Pero eso no es todo!

También dispone de un sistema de reservas que te permitirá gestionar todas tus reservas desde un mismo lugar, y un channel manager que facilitará el proceso de promoción en distintos canales. Y lo mejor: ¡todas estas funcionalidades a partir de tan solo 10 euros/mes!

Este tipo de gestores de alquileres vacacionales te ayudarán a administrar todo lo relacionado con tu presencia online, reservas, comunicación y la estrategia que quieras seguir. 

También pone a su disposición un sistema de reservas que te permitirá gestionar todas tus reservas desde un mismo lugar, y un channel manager que facilitará el proceso de promoción en distintos canales. Contando con un servicio como este, solo te queda encargarte de la limpieza, el check-in y check-out y poco más. Para eso, también puedes contar con la ayuda de Lodgify, pues en el blog encontrarás infinidad de artículos como este destinados a hacer la vida del propietario más fácil a la hora de gestionar tu alquiler vacacional.

Conclusión

Invertir en un gestor de alquileres vacacionales es una decisión que dependerá de tu disponibilidad y tu presupuesto. Aun así, es una inversión que te ahorrará una gran cantidad de tiempo y esfuerzo que puedes dedicar a mejorar la promoción de tu propiedad.

Como hemos visto, una buena gestión requiere dedicación. Puedes contratar un gestor externo para que asuma una parte de las tareas de gestión (como la limpieza o los check-in y check-out), o dejarlo todo en sus manos. En este caso, asegúrate de encontrar una buena tarifa (¿a comisión?) para que no suponga una ruina en caso de que no recibas tantas reservas como esperabas. 

Te recomendamos estudiar detenidamente todas tus posibilidades y que elijas el gestor de alquileres vacacionales que se ajuste más a tus necesidades. Y recuerda: ¡siempre puedes contratar un software de gestión para ahorrar dinero y automatizar todos estos procesos desde el sofá de tu casa!

¿Preparado para recibir más reservas directas?

Sin gastos de configuración. Sin tarjeta de crédito. Sin obligaciones. Prueba Lodgify gratis 7 días.