Advertisement

¿Sabías que cada vez son más los huéspedes que reservan a última hora? Al poder buscar y reservar alojamiento desde la comodidad del teléfono móvil, todo el proceso es más inmediato. Y si a esto le sumas la tendencia al alza de viajar más de una vez al año y las ofertas en las compañías de vuelo, tienes como resultado unos viajeros que deciden irse de escapada un fin de semana tonto y el día que menos te lo esperas.


Y puedes pensar que el huésped de última hora es como cualquier otro, y que tu alquiler vacacional ya está haciendo el trabajo necesario para recibirlo, pero no es del todo así. Los viajeros que reservan alojamiento a última hora tienen necesidades distintas a aquellos que los planean con más antelación y, si quieres empezar a llamar la atención de este grupo que cada vez es más grande, tienes que llevar a cabo acciones específicas para adaptarte a sus requerimientos.

He aquí lo que puedes hacer para conseguirlo.

Ten una página web que se adapte a dispositivos móviles

Ya hemos hablado de esto: los huéspedes que reservan a última hora suelen buscar su alojamiento en la pequeña pantalla de su móvil. ¿Quieres que te tengan en cuenta como opción? Adáptate a este tipo de dispositivos.

Si cuentas con tu propia página web, tendrás que asegurarte de que esta se puede visualizar perfectamente en todo tipo de pantalla y que los tiempos de carga no son muy largo. ¿Sabías que los usuarios solo esperan unos segundos a que una página web o imagen se cargue? Si no lo hace en ese tiempo, pasan a la siguiente.

Proporciona la opción de “Reservar ahora”

Lo sabemos, llevar el negocio a base de solicitudes de reserva te da la seguridad de poder elegir a tus propios huéspedes, pero también te lleva más tiempo y es menos automático.

Alguien que quiere encontrar un alojamiento a última hora querrá poder hacerlo horas antes de que empiece su viaje y, si tú solo ofreces la opción de “Solicitar reserva”, pasará a la siguiente opción. Porque una solicitud tiene que ser vista y aprobada por el propietario, y a lo mejor el huésped no tiene tiempo de pasar por todo ese proceso. Ofrece la opción de reserva instantánea para dirigirte a este tipo de viajeros.

Cuenta con un calendario y unas tarifas siempre actualizadas

¿Te imaginas que un huésped quiere reservar a última hora y lo hace en tu alojamiento pero resulta que reserva unas fechas que ya estaban ocupadas porque no has tenido tiempo de actualizar tu calendario? La cosa no acabaría en un gracioso malentendido: puede que el viajero se quede sin sitio en el que quedarse, por tu culpa, y tu reputación empeoraría drásticamente. ¿Hay peor escenario que este? Si quieres que una reserva de última hora sea posible, ten tus calendarios siempre actualizados (te será más fácil si cuentas con un channel manager que lo haga automáticamente).

Y lo mismo pasa con las tarifas. Los precios dinámicos son algo con lo que todo alquiler vacacional debería contar, pues también es importante tener unos precios siempre competitivos, que dependan de la temporada y la competencia, para atraer a huéspedes de última hora. Puede que quieras ser el alojamiento más económico de tu zona, y que con una reducción de 10 euros en el precio puedas conseguirlo. Pero, si las tarifas van cambiando, tendrás que tenerlas siempre al día, para que no haya confusiones y no tengas problemas con huéspedes de última hora que aceptaron un precio que no era el correcto.

Ofrece los servicios correctos

El tipo de viajero que reserva a última hora es el que tiene facilidad para las últimas tecnologías, y esto no solo afecta a la manera de contratar alojamiento (a través de dispositivos móviles), sino también a su estilo de vida. Con esto queremos decir, sobre todo, una cosa: ofrece WiFi como si fuera aire para respirar. Gratuito, de alta velocidad y por toda la casa. Este servicio será para ellos tan importante como la ropa de cama.

Un viaje de última hora también puede significar horas de vuelo extrañas, muy pronto o muy tarde, lo que haya podido ofrecer la aerolínea en el último momento. Es por esto por lo que también apreciarán que tengas un check-in y check-out 24 horas, o incluso automatizado para que nadie tenga que estar presente en el momento de dar y devolver las llaves.

Para proporcionar todo lo necesario, intenta pensar cómo este tipo de viajeros. Puede que no hayan tenido tiempo de mirar atracciones, restaurantes y lugares que visitar, si el viaje ha sido tan repentino. ¿Por qué no proporcionar recomendaciones en tu guía de bienvenida? Seguramente tampoco facturarán maleta, porque a lo mejor han contratado un vuelo que estaba de oferta y las condiciones son más estrictas. ¡Déjales todo lo que necesiten el en baño! Desde miniaturas de jabón a zapatillas de estar por casa.

Reduce el mínimo de noches

Los viajes de última hora no suelen ser de una semana, y si el mínimo de noches que pides en las estancias de tu alojamiento es más de tres, puede que pierdas la oportunidad de recibir a este tipo de viajeros. Es más, si utilizan plataformas como Airbnb o Booking.com, en las que pueden poner filtros en sus búsquedas, ni siquiera aparecerás como opción si no aceptas estancias cortas.

Si prefieres estancias largas no te preocupes: los usuarios que las busquen también te verán en la lista de resultados si reduces el mínimo de noches a tres o dos.

Crea ofertas especiales

¿Y si eres tú el que motiva a los huéspedes a organizar un viaje de última hora? No solo hablamos de descuentos, sino de ofertas únicas en las que trabajes conjuntamente con algún restaurante local o experiencia en tu zona. Crea una oportunidad única a la que nadie pueda resistirse.

¿Sabes quién puede estar interesado en una escapada de última hora en tu alquiler vacacional? Huéspedes que ya hayan estado en tu alojamiento. Utiliza tus contactos y, sobre todo, tu lista de correos electrónicos para promocionar cualquier oferta y oportunidad única que hayas creado. También puedes ofrecer un precio especial para huéspedes repetidores, de este modo también ocuparás esos días del calendario en el que no tenías a nadie. Anúncialo en tu newsletter y conviértete en la excusa perfecta para unas vacaciones de última hora.

Sé activo en redes sociales y rápido con tus respuestas

Si estás presente en redes sociales y respondes a los comentarios de los usuarios sin dejar pasar mucho tiempo, los viajeros verán que pueden contar contigo para tener una comunicación fluida e inmediata. Te verán disponible, preparado para reaccionar a sus dudas, que necesitan resolverse lo más rápido posible.

Obviamente, para ser activo en redes sociales tienes que contar con perfiles en estas. Tener un perfil en Facebook e Instagram te dará la imagen de inmediatez que buscan los viajeros que reservan a última hora.

En cuanto a los mensajes y solicitudes, responde lo antes posible. Ya sabes que en plataformas como Airbnb aparece el tiempo de respuesta en los anuncios. Si los usuarios ven que normalmente te tomas tu tiempo en responder, pasarán a la siguiente opción.

Cambia el título de tu anuncio a menudo

Aprovecha eventos cercanos a tu alojamiento e inclúyelos en tu anuncio. ¿Hay un festival de música a pocos kilómetros? Inclúyelo en el título y la descripción de tus anuncios, junto con un mapa indicando la distancia entre los dos puntos y fotografías de pasados huéspedes disfrutando de él o, simplemente, del evento de otros años. Ves haciendo esto cada vez que ocurra algo interesante cerca de ti.

¿No hay nada que pueda llamar la atención de los viajeros? Actualiza tu anuncio incluyendo la fecha en la que no tengas reservas, quedándote con algo así: “¡Dúplex de diseño! ¡Disfrútalo del 3 al 7 de noviembre!”.

En resumidas cuentas, debes tenerlo todo preparado para que un huésped pueda reservar una estancia en tu alquiler vacacional con un solo clic, y además pensar en lo que este tipo de huésped puede necesitar. ¡Que no se te escape este grupo de viajeros cada vez más grande!

¿Qué te ha parecido este artículo?

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Preparado para conseguir más reservas?

Sin tarifas de instalación, sin detalles de tarjetas de crédito, sin obligaciones. Prueba Lodgify de manera gratuita durante 7 días.