Leyendo:
Cómo fidelizar clientes para tu alquiler vacacional

Cómo fidelizar clientes para tu alquiler vacacional

Tanto en el sector de los alquileres vacacionales como en el de cualquier otro negocio, el simple hecho de ofrecer un servicio o producto no es suficiente para triunfar. Proporcionar algo que deje satisfechos a los clientes no supone necesariamente que estos terminen siendo leales a la marca. Los propietarios de los alquileres vacacionales tienen muchísima competencia, y lo tienen difícil para destacar entre la multitud de opciones de alojamiento; es aquí donde la lealtad de un huésped marca la diferencia y hace que reserve en un alquiler vacacional u otro.

Contar con huéspedes leales a tu negocio significa conseguir que estos vuelvan a realizar una reserva en tu alquiler vacacional y se conviertan, con el tiempo, en clientes habituales. Se trata, entonces, de construir relaciones a largo plazo, de aportar un valor real para el cliente y tu relación con él.

Ventajas de contar con unos huéspedes leales

Conseguir que tus huéspedes sean leales a tu marca hará que obtengas más reservas de huéspedes repetidores y más recomendaciones. Esto te llevará a tu objetivo final; mayores beneficios.

La lealtad de un huésped, además, debilita a la competencia, ya que este acudirá a ti repetidamente en lugar de a otro alojamiento. También resulta más barato, en términos de marketing, conseguir huéspedes repetidores que huéspedes completamente nuevos. Esto es porque las estrategias para llegar a estos últimos suelen ser más costosas y llevarse una buena porción del presupuesto. Dicho esto, entonces, obteniendo reservas de huéspedes repetidores podrás recortar en gastos de publicidad sin que tu calendario sufra.

Consejos para hacerte con unos huéspedes leales

1. Responde a sus necesidades y supera sus expectativas

Para poder conseguir la lealtad de tus huéspedes tienes que proporcionar, como base, un servicio innovador, buscar la excelencia del servicio y superar las expectativas de estos. Solo a partir de ahí podrás fidelizarlos. Según un estudio de IDC en 24.000 usuarios de 12 países, el 25% deja una opinión positiva cuando ha tenido una buena experiencia, y el 18% se convierte en cliente repetidor, aunque la empresa no sea la opción más económica.

Sorprender positivamente a los huéspedes te pone en cabeza en la lucha contra tus competidores, y hace que estos vengan a ti con más facilidad, sin tener que esforzarte tanto en ser una opción que consideren para sus vacaciones.

2. Asegúrate de tener una buena reputación online

La reputación online es el prestigio que tú y tu empresa tenéis en internet, tanto en tu página web como en tus redes sociales, blog de alquileres vacacionales o campañas de publicidad. Tener una buena reputación online en el sector de los alquileres vacacionales significa ser considerado un experto en la materia, alguien en quien los huéspedes confíen, que les haga sentir que están en buenas manos.

¿Cómo conseguir una buena reputación online? Aprendiendo constantemente sobre el sector y compartiendo este conocimiento con huéspedes pasados y potenciales. Siendo honesto y creando contenido de calidad, del tipo que la gente quiere compartir con su círculo.

3. Otorga personalidad a tu marca

Cuando quieres crear relaciones duraderas con tus clientes tienes que ponerte a su mismo nivel; el de persona, no el de una gran empresa. Tendrás que definir una serie de valores, filosofía y una imagen para tu marca, de manera que esta sea fácilmente reconocible para tus clientes.

Muéstrate ante ellos como el humano que eres; no descuides tu atención al cliente ni dejes que esta sea impersonal enviando mensajes genéricos a tus huéspedes. Crear una experiencia personalizada para cada huésped empieza por conocerlo y saber qué necesita. Si muestras empatía, eres flexible, honesto y ofreces una comunicación fluida, te verán como a una persona de su confianza. Y recuerda; cualquier oportunidad es buena para hacer relucir la personalidad de tu marca; ¡incluso cuando te dejan una opinión negativa!

4. Vive por y para las redes sociales

Contar con una comunidad de huéspedes en las redes sociales hará que puedas interactuar directamente con ellos de un modo más cercano, potenciando así la personalidad de tu marca y mejorando tu reputación online.

¿Tienes algo que decir? Compártelo y haz que tu comunidad de usuarios lo comparta con los suyos. ¿Alguien ha hablado de ti y de su experiencia en tu propiedad? Enséñaselo a los demás.

5. No dejes que vuestra relación se enfríe

No te olvides de tus huéspedes una vez abandonen tu propiedad. Continuar la conversación después de su reserva es vital para conseguir que sean leales.

Primero, ponte en contacto con ellos durante su estancia para preguntar cómo está yendo todo y si creen que algo podría ser más de su agrado. Una vez abandonen tu propiedad, pregúntales cómo han pasado sus vacaciones en tu alojamiento y pídeles que dejen una opinión en tu página web; si ven que tienes interés en su experiencia se sentirán valorados. Más adelante, sigue en contacto con ellos mediante las redes sociales, ofreciendo contenido de valor que pueda interesarles y enviando newsletters de manera regular.

6. Crea un programa de fidelización único

Muchos negocios o empresas tienden a caer en el error de tratar del mismo modo a clientes nuevos y aquellos que ya han consumido su servicio dos o más veces. Para que un cliente sea fiel, tiene que ver que su fidelidad está siendo premiada por la empresa o marca. Quiere sentir que forma parte de un grupo selecto y exclusivo, y quiere el reconocimiento que se merece a cambio de su lealtad.

El programa de fidelización, aquel con el que los clientes obtienen premios según un sistema de puntos, es una estrategia clásica pero efectiva. Ahora bien, este tiene que hacer sentir a los huéspedes fieles diferentes al resto, así que procura otorgar beneficios únicos y, en la medida de lo posible, personalizados. No crees un sistema demasiado complicado; céntralo en la cantidad de dinero que tus huéspedes se gasten en tu propiedad o en el número de reservas que realicen. Y, sobretodo, proporcionales una gratificación rápida; empieza con recompensas pequeñas que atraigan al huésped desde el principio.

7. Fideliza, pero no retengas

Otro error común entre negocios es confundir el concepto de retener y el de fidelizar. Retener a un cliente es obligarlo a que se quede con nosotros; ponerlo en una especie de jaula de la que no podrá salir por un tiempo determinado si no quiere tener una penalización. Esta sensación no es sinónimo de felicidad. Fidelizar es hacerse con la confianza del cliente, conseguir ser su opción favorita.

Cuando realices estrategias para fidelizar a tus huéspedes, no los hagas sentir que están firmando un pacto con el diablo.

Aplicando estos sencillos y nada costosos consejos podrás aportar un valor real a tu negocio que te proporcionará más reservas y más beneficios. ¿A qué estás esperando?

¿Preparado para recibir más reservas directas?

Sin gastos de configuración. Sin tarjeta de crédito. Sin obligaciones. Prueba Lodgify gratis 7 días.

Más artículos
6 consejos para que tu alquiler vacacional sea Instagrameable