Advertisement

España es un país en el que casi el 40% de las familias tienen amigos peludos. En 2017 se registraron un total de 5.147.980 perros y 2.265.980 gatos viviendo en hogares como animales de compañía. ¿Por qué te interesa esto como propietario de un alquiler vacacional? Porque los huéspedes que viajan con sus mascotas conforman un grupo cada vez mayor; según una encuesta hecha por TripAdvisor a más de 1.100 viajeros, el 53% de estos asegura viajar con sus animales de compañía, y el 52% solo se quedaría en una propiedad si esta acepta a animales. Es más, aquellos gestores y propietarios que aceptan a huéspedes de cuatro patas reciben hasta un 30% más de reservas. Unas cifras bastante altas como para pasarlas por alto, ¿no?

Y esto no es todo; los porcentajes van a seguir subiendo. En la actualidad existe la tendencia de adoptar a una mascota antes de tener hijos, sobre todo entre la gente joven y los millennials. Al ser este un grupo importante de huéspedes potenciales, abrir las puertas a animales en tu propiedad será lo más beneficioso para tu negocio.

Aceptar a animales tiene muchos pros, pero también puede tener algunos contras. En este artículo queremos hablarte de por qué te interesa ofrecer tu alquiler vacacional a huéspedes con mascotas y cómo puedes protegerte de los inconvenientes que esto te pueda ocasionar, para hacer así un negocio redondo.

¿Por qué te interesa aceptar a huéspedes con mascotas?

Míralo de este modo; los viajeros con mascotas son una gran parte de tus posibles huéspedes y, si tu alquiler vacacional no está adaptado a ellas o no las acepta, estarás perdiendo reservas. Además, como no todos los propietarios y gestores de propiedades aceptan a animales en sus alquileres vacacionales, si tú lo haces, tendrás esa ventaja y te diferenciarás de la competencia. Formarás parte de las opciones (algunas veces más limitadas que otras) que esa cantidad de huéspedes baraja a la hora de buscar alojamiento.

Otro hecho a considerar es que aceptar a huéspedes que viajan con mascotas puede ser una buena solución para tus temporadas bajas, ya que estos no suelen viajar durante las estaciones más calurosas o más frías, para la seguridad de sus amigos peludos. Las estaciones de otoño y primavera son perfectas para realizar actividades al aire libre con animales, así que serán estas las que elijan este tipo de huéspedes.

Pero, además de ser un modo de conseguir más reservas, aceptar a animales en tu propiedad también supondrá que puedas pedir una tarifa mayor por noche (pues la limpieza tendrá que ser más a fondo). Suele pedirse el 20 o 30% del total de la reserva, o 18 o 45 euros por noche.

Por último, los huéspedes que se alojan en un alquiler vacacional con su mascota y se sienten a gusto, suelen ser más propensos a dejar buenas opiniones del alojamiento. Puesto que la seguridad y comodidad de sus animales es muy importante para ellos, cualquier pequeño detalle que tengas para hacer de su estancia más agradable tendrá muchísimo impacto.

Consejos para aceptar a mascotas y no morir en el intento

Porque beneficiarse de aceptar a huéspedes con mascotas no consiste en simplemente abrirles la puerta, queremos darte estos útiles consejos.

Sé claro con la información

En la mayoría de los casos en los que hay problemas con huéspedes que traen a sus mascotas, estos siempre vienen derivados de la mala comunicación. Asegúrate de especificar las posibles restricciones que quieras poner (la cantidad máxima de animales que quieres aceptar, el tamaño de estos, edad, etc.), y de dejar claro qué elementos vas a poner tú y qué tendrá que poner el propio huésped. ¿Vas a proporcionar alguna cama? ¿Cuántas? ¿Dejarás cuencos para el agua y la comida disponibles para los huéspedes? Piensa en todo lo que necesita un animal de compañía y haz una lista para dejar todos los cabos bien atados.

Además, es bueno anticiparse a las posibles dudas de los huéspedes propietarios de mascotas, indicando, por ejemplo, si la propiedad está completamente vallada, si hay otros animales en ella o cerca de esta, dónde se encuentra el hospital de animales más cercano, etc.

Piensa en los huéspedes que no traen mascotas

Aunque tu alquiler vacacional acepte mascotas, los demás huéspedes no tienen por qué notarlo. Después de recibir a un huésped peludo, realiza una limpieza más a fondo pensando en la posibilidad de que tus próximos huéspedes puedan ser alérgicos al pelo de gato o de perro.

Adapta las reglas de tu propiedad

Cuando aceptes a mascotas debes saber que la convivencia y la rutina de estas es muy diferente a la de los huéspedes humanos, así que puede que quieras definir algunas normas específicas para estas ocasiones.

Puedes prohibir el acceso de los animales a los dormitorios y la cocina si lo prefieres, o expresar por escrito que los huéspedes  tienen la obligación de limpiar sus necesidades del patio exterior. Si tu alquiler vacacional está situado en un bloque de pisos con normas estrictas en cuanto a ruido, es necesario comunicárselo a tus posibles huéspedes y dejar muy claro que solo los animales poco ruidosos podrán quedarse en tu propiedad.

Adapta el alquiler vacacional

Porque es mejor ser precavido, no está de más que adaptes la casa para que sea “resistente a animales”. Es decir, que es recomendable quitar alfombras difíciles de limpiar o añadir fundas a los sofás, por ejemplo.

Añadir mobiliario especial como camas para perros o gatos también es un modo de delimitar dónde deben dormir los animales, para que no suban a otros muebles. Además, será un detalle perfecto para que el huésped sienta que te preocupas por el bienestar de su mascota.

Pide una fianza de mayor importe

Es posible que la mascota en cuestión pueda tener algún tipo de accidente dentro de la casa, o que escarbe en las alfombras y arañe los suelos de madera. Es por eso por lo que se suele pedir una fianza mayor, ya que las posibilidades de provocar daños son más altas; aproximadamente se le suman unos 200 o 245 euros a la fianza que se le pide a los huéspedes sin mascotas.

Promociona a tu alquiler vacacional como “pet-friendly”

¿Te has fijado en que muchos establecimientos tienen una pegatina en la puerta que indica que “los perros buenos son bienvenidos”? El concepto “pet-friendly” (del inglés, apto para perros) es algo que ha crecido últimamente, en muchísimos negocios y sectores, y tendrás que expresarlo debidamente en el tuyo.

Pero para atraer a huéspedes que viajan con sus animales de compañía no bastará con indicar que tu propiedad acepta a mascotas (aunque esto sea lo más importante); que no todos los alquileres vacacionales acepten huéspedes de cuatro patas no significa que no tengas competencia alguna. Una vez adaptes tu propiedad a este tipo de huéspedes, asegúrate de mostrar estas actualizaciones en tus fotografías para que quede claro cómo van a sentirse los animales en tu alquiler vacacional. Retrata las camas mullidas, los juguetes que hayas dejado para ellos y el patio trasero en el que podrán correr con libertad y seguridad.

Si quieres ir un poco más allá y triunfar por todo lo alto, puedes añadir algunas galletitas para animales en la cesta de bienvenida de tus huéspedes, y recomendar restaurantes en los que acepten mascotas, parques y demás en la guía de bienvenida de tu propiedad.

Hay cada vez más huéspedes que viajan con mascotas y tú puedes beneficiarte de ello. Siguiendo estos sencillos consejos, te protegerás de los posibles problemas que una mascota pueda ocasionar en tu propiedad y aumentarás tanto tus reservas como tus ganancias.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Preparado para conseguir más reservas?

Sin tarifas de instalación, sin detalles de tarjetas de crédito, sin obligaciones. Prueba Lodgify de manera gratuita durante 7 días.