Advertisement

Ser el capitán de un barco como el negocio de alquileres vacacionales no es cualquier cosa; tú, como propietario, lo sabes. A veces lo abstracto de todo lo que tiene que ver con su gestión puede llegar a superar hasta al más veterano, obtenga o no beneficios altos y buenos resultados.

Revisar la propiedad en sí es sencillo; solo tienes que saber cómo está la limpieza, el mantenimiento y el estado en general de los electrodomésticos, paredes y otros elementos que con el tiempo deben ir renovándose. Saber cuándo hay que ponerse a mejorar o sustituir estos elementos más esenciales es cuestión de informarse sobre la longevidad de los mismos, así como la frecuencia de uso (es decir, el número de reservas que recibes al mes o al año) y estar atento a las señales que nos avisan cuando algo no va del todo bien. Además, amortizar este tipo de servicios, elementos y enseres es posible si se invierte en calidad a largo plazo, eso también lo sabemos. Sin embargo, ¿qué pasa con las cuestiones más intangibles del negocio? ¿Esas que requieren de más conocimientos sobre contabilidad, el sector y que necesitan que te adaptes a ciertos cambios?

Si cuentas con un buen profesional a quien delegar parte del trabajo y que se ocupe de que tu negocio esté constantemente de punta en blanco, puede que no tengas que preocuparte por estas cuestiones. Sin embargo, si quieres asegurarte de que tu empresa saca el mayor jugo posible al sector, o simplemente estás solo delante de la tormenta, tenemos algo que decirte: Necesitas parar y echar un vistazo a lo que tienes.

¿Cuándo es un buen momento para revisar el estado de tu negocio?

Cualquier época es buena para hacer un parón y ver cómo están las cosas en tu negocio y asegurarte de que este está actualizado. Pero, siendo realistas; cuando estás en plena temporada alta, con el calendario lleno de reservas y huéspedes que entran y salen, poco tiempo puedes sacar para ponerte a mirar nada que no sea urgente. Por eso, nuestro consejo es que lo hagas justo después de dicha temporada alta, que en la mayor parte de las propiedades suele ser el verano. Ojo, que esto no es una regla que se cumple en todas las propiedades y zonas; puede que tu temporada alta sea el invierno por estar en un lugar popular para el turismo de bajas temperaturas.

Para la mayor parte de los propietarios, con el frío ya en nuestros hogares y un menor tráfico de viajeros, esta es la ocasión perfecta para concentrarnos en analizar todo lo relacionado con la gestión del alquiler vacacional. Es importante comprobar que el negocio siga siendo competitivo y planear las mejoras y pequeños ajustes que hay que hacer de cara al futuro.

¿Qué tenemos que hacer para saber que nuestro negocio va viento en popa?

Sacar la cabeza para ver cómo está el sector y tu zona

Lo ideal sería que, como propietario, estuvieras siempre al día de las últimas noticias sobre el sector y, sobretodo, sobre las normativas (y los cambios sobre estas) que ocurren en tu localidad y/o país. Esto es especialmente importante en el territorio español, ya que las leyes han estado un tanto confusas los últimos meses. Pero sabemos que lo ideal no siempre es lo que sucede, así que ahora es tu oportunidad para informarte y asegurarte de que todo en tu negocio cumple con las reglas del juego.

También es buen momento para echar un vistazo a las tendencias del sector. Empápate de las opiniones de expertos en la materia, así como de blogs sobre turismo, tecnología y consejos de otros propietarios más conocedores. Quién sabe, puede que te interese subirte al carro de una moda como la de las bodas o el ecoturismo, que vienen pisando fuerte.

No olvides revisar los cambios que han podido suceder en la zona de tu alquiler vacacional. ¿Hay un nuevo restaurante que puede llegar a ser un reclamo turístico? Asóciate con él para que ambos os beneficiéis. ¿Las tarifas de tus competidores han subido o bajado? ¿Han hecho alguna mejora que los hace más interesantes y competitivos? Pon cartas en el asunto y no te quedes atrás.

Hacer cambios en las descripciones, anuncios y/o página web del alquiler vacacional

Si actualizas cualquier aspecto de tu negocio, ya sea instalando una bañera con hidromasaje u ofreciendo descuentos en un negocio local además de una guía completa de los eventos de tu zona, hazlo saber a los usuarios que lleguen a tus anuncios. Modifica todos los datos que hayan cambiado en el último año, para que los viajeros estén al corriente del estado real de tu alojamiento.

Puede que también haya llegado el momento de actualizar las fotografías, quizás has cambiado la distribución del comedor o añadido un espejo señorial en el dormitorio. ¿Querrás que los posibles huéspedes lo sepan, no?

Si, además, has recibido alguna opinión muy positiva durante el último año, es momento de ponerla en algún lugar visible de tu página web, o de preguntar a ese huésped si la puedes compartir en tus redes sociales.

Revisar los datos que has acumulado durante el año

Analizar los resultados obtenidos en las campañas de marketing y estrategias de promoción que se han llevado a cabo durante el último año es crucial para mejorar y saber qué funciona y qué no con el público al que te estas dirigiendo. ¿La newsletter que has estado mandando por correo electrónico cada mes te ha conseguido alguna reserva para el alquiler vacacional? ¿Has conseguido algún cliente a través de tus publicaciones de Facebook? Si hay alguna de estas acciones que no ha terminado dando resultado, puede que tengas que pensar en cambiarla, sustituirla o mejorarla buscando más información sobre la misma.

En cuanto a las opiniones que has ido acumulando durante estos doce meses, deberás ser valiente y enfrentarte a las que no son tan buenas, para compararlas y ver si hay alguna queja que se repite. Si es así, es momento de solucionar el problema.

Organizar todo el papeleo

Cuando todo es locura y huéspedes que necesitan de ti para solucionar sus requerimientos, es imposible sentarse a revisar facturas, seguros y demás, así que aprovecha ahora para hacerlo y, de paso, determinar si tu sistema de organización es bueno o malo.

Asegúrate de que lo estás haciendo todo bien, de que no hay nada que se salga de lo normal, sobretodo comparando los números de este año con los de ejercicios previos. Si encuentras alguna anomalía, siempre puedes consultar a un abogado experto en el sector y preguntarle si lo estás presentando todo correctamente. Cuando compares las facturas de este año con las de los anteriores, también podrás decidir si tienes que recortar en algún gasto, o si por fin puedes invertir en aquello que hará que tu propiedad resalte por encima de las demás.

Comprobar el funcionamiento y calidad de los servicios que ofreces

Tanto si eres tú el que ofrece los servicios que se incluyen en la estancia en tu alquiler vacacional, como si tienes contratadas empresas externas, ha llegado la hora de medir la calidad de estos.

Los servicios a los que deberías dirigir tu atención son el proceso de check-in y check-out, la limpieza, la gestión de reservas y el mantenimiento de la propiedad. Si ofreces otros servicios más específicos, también tendrás que tenerlos en cuenta. Lo que hay que preguntarse aquí es ¿te están dando buenos resultados? ¿Podrías mejorarlos?

Analizarte a ti mismo

Por último, y siendo tú la pieza más importante de tu negocio, deberás analizar tu performance durante este año y desde el inicio del mismo en general.

Como el sector de los alquileres vacacionales es relativamente nuevo y depende muchísimo de las tendencias sociales y las nuevas tecnologías, puede que tengas que reciclarte y ampliar tus conocimientos. A lo mejor necesitas aprender un poquito más sobre marketing online para que tu negocio multiplique su éxito, o quizás necesitas empezar un blog para mejorar tu reputación online. Hasta puede que este cambio sea tan sencillo como mejorar la tarjeta de visita que entregas a tus posibles contactos y huéspedes cuando acudes a eventos locales o relacionados con el sector.

¡Adáptate continuamente al mundo en el que te encuentras, y verás tus reservas multiplicarse, además de poder ser independiente y no necesitar ayuda de terceros que se lleven comisión!

Sigue estos pasos una vez al año para mantener un negocio exitoso, ¡y disfruta de los beneficios de hacerlo!

¿Qué te ha parecido este artículo?

Es momento de revisar el estado de tu negocio de alquileres vacacionales
5 (100%) 1 vote
Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Preparado para conseguir más reservas?

Sin tarifas de instalación, sin detalles de tarjetas de crédito, sin obligaciones. Prueba Lodgify de manera gratuita durante 7 días.