Leyendo:
Derechos y obligaciones del propietario de un alquiler vacacional
Alquiler vacacional: derechos y obligaciones

Derechos y obligaciones del propietario de un alquiler vacacional

Todos los propietarios de alquileres turísticos en España tienen una serie de derechos y obligaciones que deben cumplir, que aparecen reflejados en las diferentes normativas del alquiler vacacional de nuestro país. Sí, hemos dicho normativas, y es que en España la regulación de los alojamientos turísticos es competencia de las comunidades autónomas.

Además, por norma general, esta serie de obligaciones y derechos dependen también de la clasificación del alquiler turístico en cuestión, y es que los alojamientos que prestan servicios considerados como propios de la industria hotelera deben cumplir con regulaciones algo más estrictas.

Por suerte, existen una serie de derechos y obligaciones que son comunes a todos los propietarios de alquileres vacacionales, independientemente de la región en la que se encuentren o los servicios que presten.

¿Quieres saber cuáles son? ¡Sigue leyendo para descubrirlo!


Obligaciones de los propietarios de un alquiler vacacional

Dice el popular refrán: “Primero la obligación, y luego la devoción”. Nosotros pensamos lo mismo, y por eso, lo primero que vamos a tratar son las obligaciones de los propietarios de alquileres turísticos. Se trata de las siguientes:

Contar con licencia turística

Un requisito básico que todo propietario se va a encontrar a la hora de dar de alta su vivenda vacacional es haber obtenido previamente la licencia turística correspondiente.

Derechos de los propietarios de un alquiler vacacional

Los requisitos para obtener la licencia turística dependen, al igual que los derechos y obligaciones de los propietarios, de la comunidad autónoma en cuestión. Sin embargo, en general deberás contar con una cédula de habitabilidad o documento equivalente, y la vivienda deberá estar completamente limpia, amueblada y equipada para su uso inmediato.

¿Quieres conocer el proceso en más profundidad? Pásate por la sección de guías de nuestra página web, donde encontrarás manuales específicos para cada comunidad autónoma.

Registrar la propiedad

Todo propietario deberá inscribir su alquiler vacacional en el Registro de Turismo de su comunidad autónoma. Afortunadamente, este proceso lo realiza de oficio la administración a partir del momento en el que presentes la declaración responsable, necesaria para la obtención de la licencia turística.

El registro de tu propiedad por parte de la administración puede demorarse unos días, pero en general nunca será por más de un mes. En cualquier caso, en lugares como Galicia ni siquiera es necesario esperar, puedes podrás comenzar a operar tu alquiler vacacional desde el momento en el que presentes la declaración responsable.

Elaborar un parte de viajeros

Otra de las obligaciones de los anfitriones de un alquiler vacacional es la elaboración de un parte de viajeros a la entrada de los huéspedes en la propiedad, que deberá ser enviado a las autoridades correspondientes (generalmente, la Guardia Civil).

Además, todos los partes de viajeros deberán ser archivados conjuntamente en un libro de registro de viajeros, que puede ser requerido a los propietarios en cualquier momento por parte de la administración.

Contar con la aprobación de la comunidad de vecinos

Se trata éste de un tema polémico, y cuya legalidad ha sido cuestionada en más de una ocasión por los tribunales, pero de momento y en la mayoría de las comunidades, es necesario que la comunidad de vecinos permita los alquileres vacacionales en sus estatutos para que puedes iniciar un negocio de este tipo en tu propiedad.

Obligaciones de un alquiler turistico

Al margen de esto, también deberás asegurarte de que tus huéspedes cumplen con las normas de la comunidad. Uno de los problemas más frecuentes son los casos de ruidos, que pueden llegar a ser denunciados a la Policía Municipal e incluso llevar a la clausura de tu negocio, así que asegúrate de no admitir a tu alojamiento a huéspedes conflictivos.

Cumplir con la Ley de Protección de Datos

El nuevo Reglamento General de Protección de Datos europeo ha hecho que cualquier persona que gestione datos sensibles de clientes tenga que tener un control real de estos y protegerlos de posibles ataques cibernéticos.

Los propietarios de alquileres vacacionales tienen que respetar los derechos de los huéspedes o usuarios que entreguen datos personales, que son conocer el uso que se le va a dar a dicha información, saber el tiempo que se va a conservar y poder rectificar, limitar o eliminarla.

Contar con el certificado de eficiencia energética

El certificado de eficiencia energética se trata de un documento certificado por un técnico cualificado, que detalla el grado de eficiencia energética de un edificio, y que, desde el 2 de junio de 2021, todas las viviendas de alquiler vacacional deberán mostrar el certificado energético en sus anuncios e incluir en los contratos.

Declarar los ingresos obtenidos

Puede parecer obvio, pero no por ello podemos dejar de mencionarlo. Todo propietario de alquileres vacacionales está obligado a declararlos, salvo que los rendimientos totales de todas tus rentas sean menores de 1.000 €, algo prácticamente imposible.

Si quieres conocer este tema más a fondo, te recomendamos leer nuestro artículo sobre cómo declarar el alquiler de una vivienda vacacional.

Pasar una inspección de turismo

Todo alquiler vacacional es susceptible de tener que enfrentarse a una inspección de turismo. Este tipo de revisiones se realizan en todas las comunidades autónomas, aunque son más comunes en las zonas más turísticas de nuestro país.

Obligaciones y derechos de los propietarios de alojamientos turísticos

Además, no sólo las pueden realizar las autoridades autonómicas, sino que más de algún ayuntamiento la hace, siendo el ejemplo más conocido el de Barcelona.

Derechos de los propietarios de un alquiler vacacional

Una vez conocidas las obligaciones, es el momento de descubrir cuáles son los derechos de los propietarios de alquileres turísticos, que los huéspedes deben respetar. Conócelos en las próximas líneas.

Establecer un precio

Todo propietario de un alquiler vacacional tiene el derecho de establecer un precio y recibir el pago de este por parte de todo aquel que haga uso de sus servicios (es decir, los huéspedes).

Los precios de un alquiler turístico deben fijarse de acuerdo con el sector, la competencia, la demanda y la calidad de los servicios, pero el importe siempre será el que quiera determinar el propietario.

Firmar un contrato de alquiler vacacional

El propietario puede redactar un contrato de alquiler vacacional que necesite la firma del huésped para que la reserva sea posible. Este contrato puede contener las normas de la casa que el propietario vea necesarias tanto para la seguridad de los propios huéspedes como la del alquiler vacacional, además del bien del negocio.

Además, en caso de que el propietario cuente con un contrato firmado, puede resolverlo en el mismo momento en el que el huésped no cumpla con alguno de los requisitos con los que se ha comprometido.

Eso sí, recuerda que si es una empresa inmobiliaria la que se va a encargar de gestionar tu alquiler vacacional, deberás realizar un contrato de prestación de servicios con dicha empresa en lugar de con tus inquilinos.

Elaborar una factura

Una factura no sólo te ayudará a la hora de declarar tus ingresos a Hacienda, sino que es también una de las mejores maneras de dar una imagen de seriedad y profesionalidad.

Derechos y obligaciones del propietario de un alquiler vacacional

¿Aún no tienes una? ¡Prueba a descargar nuestro modelo de factura para alquileres vacacionales y empieza a alojar a huéspedes con total confianza!

Cancelar la reserva

El propietario podrá cancelar una reserva realizada por cualquier huésped siempre que lo crea necesario. Para que no haya malentendidos ni problemas con el huésped cuya reserva haya sido cancelada, es conveniente redactar un contrato y seguirlo a la hora de aceptar o rechazar reservas (por ejemplo, si el huésped no cumple con los requisitos, podrás cancelar su reserva de manera justificada).

Además, también puedes pedir una fianza en caso de que sea el propio huésped quien cancele la reserva a última hora (o cause desperfectos en la propiedad)

Conclusiones

Una vez que conoces todas las implicaciones de ser propietario de un alquiler vacacional, seguramente te sientas más confiado a la hora de iniciar tu negocio. ¡Cumple con estas obligaciones y no tendrás que preocuparte por la posibilidad de estar incumpliendo ninguna norma!

¿Te ha quedado alguna duda? ¡No te lo pienses y cuéntanosla en los comentarios!



Autor contribuyente:

Márquez&Abogados es un bufete de abogados que ofrece asesoramiento jurídico en derecho mercantil y civil, y está especializado en derecho inmobiliario.

¿Preparado para recibir más reservas directas?

Sin gastos de configuración. Sin tarjeta de crédito. Sin obligaciones. Prueba Lodgify gratis 7 días.