Leyendo:
Cómo evitar okupas en tu alquiler vacacional
Cómo evitar okupas en Airbnb

Cómo evitar okupas en tu alquiler vacacional

Una de las preocupaciones más comunes de los propietarios de viviendas vacacionales en España es qué hacer en caso de que su propiedad sea invadida por okupas. No es para menos, pues no sólo es la ley de okupas en España notoriamente laxa, sino que, además, los datos recientes muestran que el número de ocupaciones ilegales en España ha aumentado un 200% en los últimos cinco años.

El factor más importante detrás de este crecimiento exponencial han sido quizás las medidas que algunas administraciones han ido implantando durante estos últimos años, que sumadas a la crisis del Covid-19, no ha hecho sino agravar un problema que ya llevaba un tiempo existiendo, y detrás del cual están en muchas ocasiones mafias organizadas.



Lo cierto es que en los últimos tiempos ha cambiado el perfil típico del okupa. Expertos en la materia coinciden en señalar que si bien en el pasado las okupas tendían a ser personas en situación vulnerable, hoy en día es cada vez más común la figura del okupa profesional, que ve esta actividad como un estilo de vida.

Sean cuáles sean las motivaciones de este tipo de personas, lo que está claro es que a nadie le resulta agradable descubrir que su vivienda está ocupada por inquilinos no deseados. ¿Cómo defenderse de este fenómeno cada vez más común? Sigue leyendo para descubrirlo.

¿Cómo actuar para evitar a okupas en tu alquiler vacacional?

Los alquileres vacacionales son uno de los tipos de propiedades más vulnerables a los okupas, pues no es raro que pasen épocas del año vacías. Afortunadamente, existen una serie de precauciones que se pueden tomar para defender una vivienda vacacional de las ocupaciones ilegales. En esta sección te las contamos.

Mantente al tanto de las leyes

Los propietarios de alojamientos turísticos son los primeros interesados en conocer la normativa del alquiler vacacional en España, y especialmente las leyes aplicables a las ocupaciones ilegales, pues puede suponer la diferencia entre una resolución rápida del problema o que éste se mantenga enquistado durante meses o años.

Ley de okupas en España para Airbnb

Las ocupaciones ilegales en España pueden clasificarse de dos maneras: allanamiento de morada y usurpación.

El primer caso se da cuando los okupas acceden a un inmueble que es vivienda habitual o segunda residencia de sus propietarios y, a diferencia de la creencia popular, no existe un límite de 48h para que las fuerzas de seguridad puedan expulsarlos. Bastará con presentar una denuncia ante la policía acreditando la propiedad del inmueble en cuestión para que ésta pueda proceder al desalojo, sin necesidad de autorización judicial.

El segundo caso es más espinoso, pues cuando una vivienda no es de uso habitual, la ocupación de la misma se considera usurpación. En este caso sí sería necesaria la apertura de un proceso legal, independientemente del tiempo que haya pasado desde la entrada de los okupas. Se trata del tipo de ocupación ilegal más común en España y también del más largo y costoso de resolver.

Redacta un contrato de alquiler vacacional

Un contrato de alquiler vacacional es una de las mejores defensas que puedes tener ante los okupas. Las ocupaciones de alojamientos turísticos en las que media un contrato son mucho más fáciles de resolver, pues ese documento demuestra que la propiedad no es el domicilio habitual del okupa.

Contrato para evitar okupas en Airbnb

Esto hará mucho más sencillo su desalojo que si no mediase contrato, en cuyo caso el okupa podría declarar que la vivienda es su residencia habitual y tú no tendrías una forma fácil de demostrarlo.

Registra tu propiedad como alojamiento turístico

La mayoría de comunidades autónomas de España exige a los propietarios de alojamientos turísticos que den cuenta de su actividad, y en algunos casos, el pago de una tasa turística.

Si la administración no tiene constancia de que tu propiedad es de uso turístico, no sólo no va a aceptar el contrato como prueba ante los okupas, sino que posiblemente también te imponga una sanción económica. Por este motivo, siempre recomendamos a los propietarios dar de alta su vivienda vacacional.

No aceptes reservas inmediatas

Una de las maneras más sencillas de proteger tu alojamiento de los okupas es desactivar la función de reservas inmediatas ofrecida por algunas plataformas de alquiler vacacional, como Airbnb o Vrbo.

Autorización de reservas para evitar okupas en Airbnb

Se trata de un método útil no sólo para evitar a los okupas en Airbnb o en Vrbo, sino que también puede hacer que te libres de caer víctima de algunas de las estafas más comunes para anfitriones. De este modo, podrás tratar de conocer mejor a tu futuro huésped antes de que se aloje en tu propiedad, y si te da mala espina, simplemente denegar su petición de reserva.

Eso sí, recuerda que Booking.com no permite desactivar las reservas inmediatas, por lo que si tienes tu propiedad anunciada en este portal no podrás aplicar este consejo.

Establece claramente las normas

Un recurso extremadamente útil a la hora de prevenir okupas en tu alquiler vacacional es exponer las normas del alojamiento con anterioridad a la entrada de los huéspedes y de forma clara y concisa.

De este modo, aquellos con malas intenciones se lo pensarán antes de intentar ninguna jugarreta, pues sabrán que tratan con una persona seria, que conoce la ley y sabe cómo guardarse las espaldas.

¿No sabes por dónde empezar? Prueba a descargar nuestra plantilla gratuita de normas para alquileres vacacionales.

Mantén la documentación importante a buen recaudo

No cometas el error de dejar los papeles de la casa en la propiedad. Los okupas más experimentados saben que sin documentación lo tendrás mucho más difícil para echarles, por lo que puede que vayan directamente en su busca al entrar en la vivienda, con el objetivo de destruirlos.

Incluso si estuviesen guardados en una caja fuerte, ¿cómo harías para acceder a ella? No lo dudes: guarda la documentación fuera de la propiedad, y ahórrate disgustos.

Haz que parezca que hay gente

Nada atrae más a los okupas que una casa con aspecto de llevar un tiempo vacía. Por ello, es importante que parezca que está viviendo alguien dentro, aunque no sea el caso.

Visita tu alojamiento con regularidad para cuidar las plantas, recoger las cartas del buzón y darle una pequeña limpieza. Ante todo, evita bajar las persianas completamente, pues es una de los indicativos más claros de que una propiedad está deshabitada.

Instala medidas de seguridad

Una propiedad equipada con múltiples sistemas de seguridad siempre va a ser una opción menos atractiva para los okupas que una que sea más sencillo infiltrar.

Sistemas de seguridad contra okupas en Airbnb

Existe una gran cantidad de sistemas que te permitirán asegurar tu alojamiento y estar siempre al tanto de lo que ocurre en él, como alarmas, cerraduras electrónicas, sistemas de domótica (las famosas “smart homes”) o puertas acorazadas.

No te olvides tampoco de las opciones más clásicas, como muros con aristas en su parte superior o ventanas enrejadas, que según el estilo de la propiedad ¡pueden resultar hasta decorativas!

Conclusiones

Las ocupaciones de viviendas son un problema creciente en España, y los alojamientos vacacionales no están fuera de peligro. Sin embargo, aplicar las medidas adecuadas es la mejor manera de minimizar el riesgo de que entren okupas en tu propiedad.

Esperamos que nuestras recomendaciones te hayan resultado útiles, y si conoces alguna otro consejo o historia de terror con okupas en Airbnb, ¡no te lo pienses y cuéntanoslo en los comentarios!


¿Preparado para recibir más reservas directas?

Sin gastos de configuración. Sin tarjeta de crédito. Sin obligaciones. Prueba Lodgify gratis 7 días.