Advertisement

Como propietario de un alquiler vacacional, querrás destacar entre todos tus competidores que, debido al crecimiento del consumo colaborativo y el sector, no son precisamente pocos. El nivel que se ofrece en este tipo de alojamiento es cada vez más alto, haciendo que sorprender al huésped sea cada vez más difícil. Puede que tengas una propiedad impecable, céntrica y con todos los servicios con los que un propietario pueda soñar, pero si no tienes ese extra que los pille por sorpresa… puede que te conviertas en una propiedad correcta, sin más.


En un negocio tan competitivo como este, ir un poco más allá es la clave del éxito. El primer paso para ello es enviar a tus huéspedes un email unos días antes de su estancia que contenga información referente al transporte, el check-in, el alojamiento y la zona. El siguiente paso y protagonista del artículo de hoy, es prepararles un pack de bienvenida que les dejará con la boca abierta. Al fin y al cabo, han elegido tu propiedad y no cualquier otra; ¿por qué no celebrarlo? Cuando regalas a tus huéspedes un pack de bienvenida con artículos de su interés, no solo estás ofreciendo un extra que les encantará, sino que estás asegurando causar una buenísima impresión y conseguir recomendaciones y opiniones muy positivas (¡que más adelante se convertirán en reservas!).

Entonces, ¿cómo debe ser el pack de bienvenido perfecto para un alquiler vacacional? Depende de tu tiempo y el presupuesto que le quieras dedicar, claro está. Sin embargo, nosotros creemos que la receta para el regalo de bienvenida perfecto, sea lo pequeño o grande que sea, es que combine lo práctico con lo emocional. Es decir, que cuente con algunos artículos esenciales y, a la vez, con esos detalles que solo tú sabes encontrar.

Dicho esto, veamos los tipos de artículos que se pueden incluir en un pack de bienvenida.

Básicos para las vacaciones

Este tipo de artículos son los más imprescindibles y también los más económicos. Aún así, también sorprenden al huésped que se los encuentra y, muchas veces, ha salvado a muchos viajeros despistados que han olvidado meterlos en la maleta.

En este grupo entran los artículos de baño y los ingredientes para poder disfrutar de un desayuno en el alojamiento. Porque ¿qué es peor que tener que comprar un bote enorme de champú del que solo vas a usar la mitad? ¿O no poder prepararte un café antes de un largo día de turismo? ¡Tus huéspedes te estarán muy agradecidos si les ayudas a hacer su viaje más fácil!

Que los artículos sean básicos, no quiere decir que no puedas lucirte con ellos. Si tu cesta contiene un gel de aromas relajantes, una crema para piernas cansadas y unas sales de baño, triunfarás seguro. En cuanto al desayuno, si vas más allá de las tradicionales cápsulas de café y pones a su disposición bollería fresca de una panadería local, darán saltos de alegría.

Artículos personalizados

Según tu alojamiento y/o la época del año

Juega con la temática de tu propiedad, su ubicación y el tipo de turismo que suele hacerse en esa época del año. Por ejemplo, si eres el dueño de una bonita cabaña rural y alguien la reserva para unos días en invierno, ofréceles algo que acompañe; chocolate caliente y un vino especiado. Si, en cambio, tu propiedad es un apartamento de playa y tus huéspedes quieren pasar allí el mes de agosto, asegúrate de añadir crema solar y algún que otro balón hinchable.

Según el huésped

Cuando te comuniques con el huésped durante la solicitud de su reserva, puede que acabes sabiendo el motivo de su viaje (si no, siempre puedes preguntarle). Quizás se trate de una pareja celebrando su luna de miel, o de un grupo de amigos que celebre un cumpleaños, o de toda una familia, incluyendo a niños pequeños. Cuando más personalizado esté un regalo de bienvenida, más contentos estarán tus huéspedes. Además, les resultará más útil y hasta puede que cambie el significado de su estancia en tu alojamiento.

Cuando tus huéspedes estén de viaje romántico, procura añadir toques como una botella de vino o de champán, flores frescas o aceites para el baño. Cuando quieran celebrar un cumpleaños, asegúrate de dejar a su disposición parafernalia para montar una fiesta divertida, así como velas e ingredientes para hacer un pastel (con una receta de tarta de cumpleaños casera, si te animas). Si tus huéspedes son familias con niños, puedes añadir a tu cesta de bienvenida unos cuadernos para colorear, libros o juguetes para que estos tengas horas de entretenimiento.

Pequeños snacks

¿Qué es lo que un huésped puede necesitar la primera noche que se quede en tu alojamiento? Puede que llegue cansado, y lo último que quiera sea salir a por suministros. Puede que, cuando llegue a tu propiedad, no haya tiendas abiertas para poder comprar lo mínimo e imprescindible para pasar la noche. Soluciona este posible problema poniendo a su disposición algunos snacks que, si no disfrutan la primera noche de su estancia, podrán meterse en la mochila al día siguiente.

Una botella de agua grande es más que necesaria, aunque el agua sea potable en tu propiedad. Las barritas energéticas, galletas, frutos secos e incluso chucherías serán perfectas para matar el gusanillo. También puedes añadir una piña y unas cuantas manzanas.

Souvenirs

Si tus huéspedes han viajado a tu localidad es por que sienten cierto interés en ella. Aprovéchalo y sorpréndelos con una selección de recuerdos para llevarse a casa y no olvidarse jamás de sus vacaciones. Si eliges añadir estos artículos a tu pack de bienvenida, no te limites a poner un llavero con el símbolo más turístico de la ciudad; elige los souvenirs más originales. Por ejemplo, si en tu localidad la fauna es muy característica, añade un pequeño peluche o imán del animal más famoso. Si en tu ciudad vivió un escritor de renombre, añade un pequeño libro de este. Las postales siempre son un acierto, junto con todo aquello que distinga a tu zona de las demás.

Muestra de artículos locales

¡Este tipo de artículos gustan a todo el mundo! Puedes añadir chocolate artesano, o un queso típico de la zona. Miel, mermelada o pastas tradicionales; aquí puedes lucir la riquísima cocina y repostería local. Pero no todo se reduce a la comida; también puedes añadir jabones artesanales o velas y cosas similares.

Para añadir estos detalles, puedes llegar a un acuerdo con otros negocios locales.

Experiencias

Para proporcionar experiencias también puedes hablar con restaurantes locales; sí, nos referimos a proporcionar a tus huéspedes descuentos o vales para disfrutar de una cena en un restaurante de la zona, con la que puedan disfrutar de la cocina local. Puede que esto sea lo más caro dentro de un pack de bienvenida, pero el efecto que tendrá en el huésped no se podrá pagar con dinero.

También puedes conseguir descuentos para que disfruten de catas de vino, cerveza o queso. ¡Hasta puedes intentar llegar a un acuerdo con propietarios de negocios como parques de atracciones locales o medios de transporte que los lleven y los traigan del aeropuerto!

Toque personal y de autopromoción

Junto con un pack de bienvenida, recomendamos proporcionar una guía de bienvenida que incluya todo lo que el huésped pueda querer saber respecto al alojamiento, la zona, el transporte, los lugares de interés y los restaurantes en los que disfrutar de la cocina local. Si no puedes hacerte con una, también puedes crear una simple lista de recomendaciones imprescindibles y personales de todo lo que los huéspedes puedan disfrutar en tu zona. Puede que te parezca mucho trabajo, pero solo tendrás que redactarla una vez e imprimirla cuando vengan dichos huéspedes.

Si has creado algún tipo de merchandising con el logo de tu marca, el pack de bienvenida es un buen lugar para añadirlo. Si tienes notas con el nombre de tu alquiler vacacional, escribe tu carta de bienvenida personalizada (necesaria en todo buen pack de bienvenida) en ella.

Sabiendo esto, ya puedes crear un pack de bienvenida que deje a tus huéspedes extasiados. Ah, y no olvides que la presentación aquí lo es todo; ¡lo que quieres es que tus huéspedes queden maravillados! Encuentra una bonita cesta de mimbre, o disponlo todo encima de la cama, con buen gusto. Si añades artículos comestibles, asegúrate de preguntar al huésped si tiene alguna restricción alimentaria. ¡Que empiecen a llover las opiniones positivas!

¿Qué te ha parecido este artículo?

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Preparado para conseguir más reservas?

Sin tarifas de instalación, sin detalles de tarjetas de crédito, sin obligaciones. Prueba Lodgify de manera gratuita durante 7 días.