Advertisement

A pesar de las creencias populares que aseguran que “todo el mundo habla inglés” o “todo el mundo sabe algo de español”, estos idiomas solamente ocupan el tercer y cuarto lugar del mundo en la lista de idiomas por número total de nativos. De modo que, si la página web de tu alquiler vacacional únicamente está en castellano y/o inglés, podrías estar perdiendo muchas reservas internacionales.

¿De qué manera puede ayudar a tu negocio hacerte con una página web de alquileres vacacionales en varios idiomas?

Tu alojamiento es para huéspedes que viajan…¿al extranjero?

El turismo es lo que tiene, que es internacional.

Hay negocios que cometen el error de traducir su página web a un idioma distinto solo porque han recibido dos visitas del país en cuestión. Ese no es tu caso; como negocio dentro del sector turístico, traducir tu página web a varios idiomas siempre será algo que te proporcionará beneficios. Piénsalo de este modo; cuantos más idiomas, más puertas abrirás para recibir reservas.

Además, si ofreces una página web en varios idiomas también estás lanzando un mensaje al aire; estás completamente preparado para recibir a huéspedes internacionales. Porque sí, los viajeros internacionales pueden tener necesidades distintas de los nacionales, empezando por la experiencia de llegar a un sitio que desconocen completamente y acabando por el cambio de moneda, las costumbres o la gastronomía.

Ofreciendo tu web en varios idiomas aumentarás el alcance de tu red de contactos y multiplicarás tus reservas directas.

Superas a la competencia

¿Alguna vez has estado en un restaurante en el extranjero y has deseado que el menú estuviera en castellano o al menos en inglés? Así es exactamente como se sienten tus clientes cuando llegan a la página web de un alquiler vacacional que no cuenta con varios idiomas (o, más específicamente, el suyo). Por supuesto, muchos viajeros conocerán unas cuantas frases en tu idioma para poder desenvolverse durante su viaje, pero al tratarse de vocabulario que deben conocer a la hora de alquilar una propiedad vacacional, es mucho más cómodo para ellos leer sobre tus servicios y normas de la casa en su idioma de origen. 

Contar con una página web en varios idiomas puede ser un factor decisivo que te ofrezca una ventaja frente a los competidores de tu área. Las propiedades de alquiler vacacional se basan en experiencias del tipo “estar en casa lejos de casa”, y esto empieza por los idiomas de tu página web. Porque, ¿harías tú una reserva en un alojamiento sin saber muy bien qué estás pagando? La respuesta es siempre; no. Si el alquiler vacacional del final de la calle tiene su página web traducida al idioma del viajero, no importará lo superior que sea tu propiedad en servicios o instalaciones; el viajero irá a lo seguro. 

Aprovechas mejor el mercado

De acuerdo con la Organización Mundial del Turismo de las Naciones Unidas, los viajeros chinos son los que más gastan en el mundo, seguidos por los alemanes, rusos, franceses, italianos y brasileños en los primeros diez puestos. ¿Están sonando ya las alarmas? Además, investigaciones recientes de Phocuswright han demostrado que el sector de los alquileres vacacionales en Europa es tan grande como el de Estados Unidos.

Las estadísticas hablan por sí solas: uno de cada cuatro viajeros europeos se ha quedado en una propiedad de alquiler vacacional en comparación con solo uno de cada diez viajeros de Estados Unidos. El inglés, italiano, alemán, francés, griego y portugués son idiomas hablados por los viajeros internacionales, y especialmente el español y el portugués son hablados tanto en el sur como en el norte del continente americano. La forma más fácil de atraer a clientes internacionales de forma efectiva y aprovechar este crecimiento es traduciendo tu página web a todos estos idiomas.

Mejoras tu posicionamiento y segmentas a tu audiencia

Con una página web en varios idiomas, no solamente aumentarás tus reservas por lo que a huéspedes internacionales se refiere, también mejorarás la optimización en motores de búsqueda (SEO), así como tus resultados en la clasificación de Google. Es decir, que tendrás mayor visibilidad en este buscador.

Además, también podrás segmentar a tu público según el idioma o el país de procedencia, y eso puede ayudarte a la hora de hacer acciones de marketing. Por ejemplo, si conoces el calendario festivo de Francia, puedes ofrecer ofertas especiales durante los días en los que haya puente. También recomendamos hacer la comunicación en Redes Sociales en distintos idiomas, pero eso es el segundo paso de la internalización de tu negocio.

No es difícil de conseguir

Proporcionar una página web en varios idiomas no tiene que llevarte horas de trabajo de traducción, ni tampoco tienes por qué pagar a cincuenta traductores distintos. La clave está en hacerte con un software que te dé esta opción. En muchos softwares para la creación de páginas web específicas de alquileres vacacionales ya incluyen la traducción de herramientas básicas como el menú, la barra de navegación y los servicios. Teniendo esto resuelto, lo único que tendrías que traducir tú sería el contenido. Pero ¿qué no se puede conseguir hoy teniendo el traductor de Google? Lo que recomendamos es una revisión final del texto por alguien que conozca mejor el idioma, para que puedas asegurarte de que la información está clara y bien transmitida.

No te líes cambiando de dominio manualmente y creando una web para cada idioma; hazte con un software que te proporcione estas herramientas y ahorra tiempo y trabajo.

Ahora que ya sabes cómo dirigirte a los huéspedes internacionales ¿a qué esperas para multiplicar tus reservas? ¡Cuéntanos sobre tus experiencias en los comentarios!


¿Qué te ha parecido este artículo?

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Preparado para conseguir más reservas?

Sin tarifas de instalación, sin detalles de tarjetas de crédito, sin obligaciones. Prueba Lodgify de manera gratuita durante 7 días.