Leyendo:
¿Cómo renovar un alquiler vacacional?
Cómo reformar un alquiler vacacional

¿Cómo renovar un alquiler vacacional?

Lo peor de tener una propiedad es que todo lo que compres nuevo para ella comienza a deteriorarse desde el momento en el que lo instalas. Incluso aunque consigas mantenerla absolutamente impecable, el paso del tiempo y los cambios en las modas acabaránn haciendo que tu alojamiento necesite una renovación.

Puede que la idea de ponerte a renovar tu alquiler vacacional te suene como una tarea ardua, pero no tiene por qué ser así necesariamente. Planear la reforma, calcular su coste, reservar un tiempo para dedicarte en exclusiva a ello y tener claras tus responsabilidades te permitirán hacer de este proceso algo mucho más llevadero.

¡Sigue leyendo para conocerlo todo sobre el proceso de renovación de un alquiler vacacional!


¿Cuándo debes renovar tu alquiler vacacional?

La vida útil de las inversiones más caras de tu propiedad (normalmente, electrodomésticos y muebles) puede ser difícil de estimar, porque aunque estos elementos se suelen usar menos en un alojamiento de uso turístico, el trato también tiende a ser peor.

Cúando renovar un alquiler vacacional

Lo peor de todo es que, al no vivir los propietarios en el inmueble, quienes suelen descubrir que algo se ha estropeado suelen ser los huéspedes. Evitar sus reseñas negativas depende en gran medida de que el alojamiento cumpla con sus expectativas a nivel de limpieza y confort.

En general, no pasa nada porque haya pequeños desperfectos en la propiedad, pero intenta evitar que se acumulen. Si ya has llegado a ese punto, o la estética de la vivienda se encuentra desfasada, entonces quizás sea el momento de renovar tu alquiler vacacional.

Consejos para renovar tu alquiler vacacional

1. No compres por impulso

Renovar un alquiler vacacional requiere tener la cabeza fría. No vayas a la tienda sin un plan, a menos que quieras acabar gastándote un dineral en cachivaches inútiles.

Crea un presupuesto con todo lo que quieres comprar, priorizando siempre el equipamiento esencial en una casa sobre los accesorios. Sí, ese portafotos es muy bonito, pero, ¿no sería mejor comprar antes un colchón nuevo?

Tómate también tu tiempo en investigar dónde se encuentran los mejores precios, ¡y quizás te topes con alguna ganga! Una vez tengas todo lo esencial, entonces si puedes comprar accesorios con lo que quede del presupuesto.

2. Renueva los electrodomésticos

No hay nada que salte tanto a la vista como un electrodoméstico antiguo en lo que es, por lo demás, una estancia moderna. No es que haga falta que tengas lo más nuevo del mercado, pero intenta mantener al día la tecnología de tu alojamiento.

Recuerda también que ciertos aparatos están considerados como extras de la propiedad y pueden ser listados como tales en la página web de tu alquiler vacacional. Hablamos de cosas como el aire acondicionado, una máquina de hacer café o un televisor con Netflix.

Nevera

La nevera es uno de esos electrodomésticos que todos damos por hecho que nos encontraremos en un alojamiento. Aunque en comparación con otros elementos de la casa  suele durar mucho y necesitar poco mantenimiento, su importancia en cualquier alquiler vacacional hace que sea clave asegurarse de su correcto funcionamiento.

Según Central Electric Cooperative, la mayoría de los frigoríficos duran entre 10 y 20 años, por lo que si les ocurre algo antes de alcanzar la primera cifra, la mejor opción suele ser repararlos. No obstante, si ya lleva más de quince años en este mundo, es buena idea plantearse un reemplazo.

Hay muchas señales que indican que un frigorífico necesita ser reemplazado, como la condensación, la formación de hielo, o si el motor está continuamente en marcha y haciendo ruido.

La ineficiencia también puede ser un factor decisivo para cambiar a un nuevo modelo. Si tu frigorífico se acerca a los diez años, revísalo regularmente para asegurarte de que sigue manteniendo los alimentos frescos. Por último, es importante limpiarlo cada vez que un huésped abandone la propiedad.

Lavadora

Si tienes una lavadora en tu alquiler vacacional, lo más probable es que tus huéspedes la utilicen. Consumer Reports afirma que la esperanza de vida media de una lavadora ronda los 10 años.

Hay numerosas pistas que pueden indicar que tu lavadora necesita mejoras. Puede que sea un fuerte olor a humedad que salga del interior (incluso estando limpia) o un escape de agua debido a una fisura en el tubo. Igual que con los frigoríficos, la eficiencia energética también puede ser clave cuando se consideren las opciones de repararla o reemplazarla por un modelo mejor.

Según Energy Star, una nueva lavadora-secadora con garantía de potencia puede ser una opción más sostenible, ya que llega a ahorrar 11.000 litros de agua al año usando un 25% menos de energía.

3. Recicla todo lo que puedas

Antes de empezar a tirar muebles viejos, plantéate si no podrías darles un uso alternativo o aprovechar algunas de sus piezas. Internet está lleno de ejemplos e ideas para darles una nueva vida a aquellas cosas que ya no usas.

Reusar muebles viejos en un piso turístico

Hay mil maneras de redecorar una propiedad por tu cuenta. Puedes aprovechar palés de madera para hacer una mesa, o pintar cajas de fruta para usarlas de estantes para libros. Si tienes un jardín o un balcón, plantéate usar latas a modo de macetas.

No te olvides de los métodos más ecológicos. Las ramas de árboles se pueden usar para crear perchas, o simplemente como decoración si el estilo de la propiedad lo permite.

4. Piensa a largo plazo

Compra electrodomésticos con garantía. Puede que resulten más caros de primeras, pero a largo plazo acabarán siendo más económicos. Evita poner alfombras delicadas o que se ensucien con facilidad, pues pueden convertirse en una pesadilla si has de limpiarlas tras cada huésped.

Si sueles alojar a parejas jubiladas, asegúrate de que el mobiliario es confortable. Si crees que serán familias las que se vayan a alojar en tu alquiler vacacional, añade un sofá cama en el que puedan dormir los niños.

Por otro lado, piensa en qué cosas son más delicadas o propensas a romperse. ¿Cuáles son las partes de la casa más difíciles de limpiar? Por ejemplo, huye de sábanas de colores ligeros, porque si se ensucian posiblemente tengas que reemplazarlas.

Si tu alquiler vacacional acepta mascotas, adapta tu propiedad. Por ejemplo, si va a haber gatos dentro de la casa, es mejor que no pongas cortinas que lleguen al suelo, y si va a haber perros, olvídate de tener flores delicadas en el jardín.

5. Empapela las paredes

El papel pintado es una excelente opción de bajo coste para disimular manchas o daños en las paredes. Si no quieres empapelar las paredes por completo, también puedes probar con pegatinas más pequeñas, o simplemente cubrir una pared de la estancia y dejar el resto tal cual.

6. No hagas agujeros

Puede que parezca una buena idea en el momento, pero agujerear las paredes te complicará mucho las cosas si quieres reorganizar la estancia, al dejar agujeros por todas partes.

Agujeros en las paredes de un alojamiento vacacional

Hay formas de colgar cosas que no implican sacar el taladro a pasear, como los ganchos adhesivos o el Blu-Tac. Por otra parte, si algo es demasiado pequeño para colgarlo, ¿por qué no ponerlo en una mesa o una cajonera?

7. Aprovecha los espacios pequeños

No hay nada más acogedor que un rinconcito en el que relajarse, leer un libro o simplemente mirar por la ventana. Los espacios pequeños son ideales para sacar a relucir tu creatividad. ¿Tienes espacio bajo las escaleras? Conviértelo en un espacio para ponerse a leer, o en un lugar para guardar libros.

Aprovechar los recovecos es especialmente importante si tu propiedad es pequeña, pues querrás maximizar el espacio para que tus huéspedes no se sientan agobiados. Además, cuantos más espacios pequeños tengas, más oportunidades para hacer fotos de tu alquiler vacacional tendrás.

8. Prioriza el confort

Un alojamiento cómodo es una de las cosas más importantes para los huéspedes. Si es hora de renovar tu alquiler vacacional, considera enfocarte en esto. No lo olvides, ¡tus huéspedes vienen a relajarse!

Renovar los textiles de la casa es una manera de mejorar la experiencia de tus huéspedes que seguramente debas hacer con cierta frecuencia.

Sábanas y toallas

La calidad de las sábanas y toallas que proporciones en tu alquiler vacacional puede tener mucho peso cuando recibas una opinión de algún huésped, y puede ser un factor decisivo que anime a algunos de ellos a volver a tu propiedad o no.

Al contrario que en tu propia casa, donde se suele cambiar la ropa de cama cada semana, los propietarios de alquileres de cortas estancias tienen que lavar las sábanas cada vez que un huésped abandona su propiedad, incluso si solo las han utilizado una noche. En consecuencia, la longevidad de dichas sábanas puede reducirse sustancialmente.

Toallas para un alquiler vacacional

Proporcionar ropa de cama suave y toallas de tacto agradable es un método buenísimo para conseguir que tu huésped esté satisfecho. Pero, ¿cómo puedes saber si tus sábanas necesitan ser renovadas?

Nos hemos puesto en contacto con Alanna Shroeder, experta en el tema y fundadora de The Distinguished Guest, para que nos dé algunos consejos:

“Nosotros siempre sugerimos que las sábanas y las toallas sean reemplazadas como mínimo cada dos años, si no antes. Nuestra recomendación es que los propietarios de alquileres vacacionales tengan un mínimo de dos sets de ropa de cama por cada cama, y dos sets de toallas de baño y playa por cada huésped. Hay que revisarlas después de cada estancia en busca de manchas, zonas deshilachadas o cualquier otro problema que pueda indicar que necesitan ser sustituidas por unas nuevas.”

Colchones

En vez de comparar tu alquiler vacacional con tu propia casa, cuando estés pensando en los colchones deberías considerarlo más bien un pequeño hotel. Los hoteles de alto standing suelen renovar sus colchones cada tres o cinco años, pero los establecimientos más pequeños pueden conservarlos hasta diez. La cuestión aquí es: ¿tu colchón sigue haciendo su trabajo?

Los viajeros se van de vacaciones para escapar de su vida diaria y, en muchas ocasiones, para relajarse. Si los colchones de tu alquiler vacacional tienen bultos, manchas, surcos o unos muelles ruidosos; necesitan ser reemplazados por unos nuevos. Es recomendable girar verticalmente los colchones de tu propiedad para que duren más tiempo (es decir, poner la parte de la cabeza en la de los pies y viceversa).

MattressOnline afirma que girar de este modo el colchón cada tres meses ayuda a proporcionar un nivel consistente de apoyo y comodidad, y evita que se produzcan surcos con tanta facilidad. Si tu colchón es, además, de doble cara, puedes darle la vuelta dos veces al año. Si tu alquiler vacacional se usa por cortos períodos de tiempo (por ejemplo, durante la temporada alta de tu zona), no es necesaria tanta rotación.

Almohadas y cojines

A diferencia de los hoteles, los alquileres vacacionales no suelen ofrecer un menú de almohadas para que los huéspedes elijan la que más les guste. Sin embargo, sí que deberías proponerte el ofrecer una variedad de cojines y almohadas más y menos blandos para satisfacer las distintas preferencias.

Cojines para un alquiler vacacional

Pero ¿cómo saber cuándo es el momento de renovarlos? Kris Beck de Hilton Worldwide afirma que los cojines sintéticos duran alrededor de 18 y 24 meses cuando se lavan cuidadosamente, mientras que una almohada de plumas puede llegar a durar hasta 36 meses.

Para prolongar la vida de los cojines de tu propiedad y mantener unos estándares de limpieza e higiene, se deben utilizar protectores bajo las fundas, para añadir una capa extra.

“No hay necesidad de lavar las almohadas cada vez que alguien duerma en ellas si utilizas un protector de almohadas y una funda encima de este”, comenta Heather Bayer en su episodio de podcast, Polarizing Vacation Rental Arguments – My Take On Them, “pero sí hay que lavar la funda cada vez que se utilice y el protector de la almohada cada dos o tres semanas.”

Cortinas y persianas

Sin importar qué tipo de complemento le hayas puesto a las ventanas de tu alquiler vacacional, su uso frecuente hará que, inevitablemente, se desgaste y rompa. En algún momento tus cortinas y persianas empezarán a mostrar los signos de la edad y tendrás que cambiarlas.

¿Cómo puedes saber si es momento de llamar a un profesional? Blinds & Designs, con sede en San Francisco, comparte con nosotros las cinco preguntas que deberías hacerte acerca de tu propiedad:

    1. ¿Suben y bajan como deberían?
    2. ¿Los listones están dañados o la tela está descolorida?
    3. ¿Tienes cuerdas descolgadas?
    4. ¿Es fácilmente alcanzable?
    5. ¿Todavía tienes la misma decoración en tu casa?

Antes de que cualquiera de estas cuestiones suponga un problema o un peligro (por ejemplo con las cuerdas descolgadas), deberías hacer mejoras. Blinds.com asegura que la mayoría de la gente renueva sus cortinas y persianas cada siete u ocho años. Inspecciona las tuyas regularmente cada vez que limpies a fondo tu propiedad, y actúa en consecuencia a lo que te encuentres.

9. No te olvides del exterior

No existen reglas escritas sobre la frecuencia con la que deberías realizar mejoras en el exterior de tu propiedad, aunque algunos expertos recomiendan pintarla cada 5 o 10 años.

De todas formas, esto depende en gran medida del acabado del exterior de la propiedad. No es lo mismo que sea de madera, que de aluminio que de piedra. En cualquier caso, siempre puedes realizar mejoras antes de tiempo si lo consideras necesario.

¿Qué mejoras son las más comunes en alquileres vacacionales?

Si no tienes claro cómo renovar tu alquiler vacacional, ¿por qué no te planteas antes qué puedes renovar? En ocasiones puede ser suficiente con arreglar una o dos estancias, en lugar de tratar de rehacer el alojamiento entero. Las más importantes suelen ser la cocina y el baño, pero esto es algo que depende mucho de cada propiedad.

Cocina

La cocina es un espacio que, si bien no es tan importante como en una vivienda particular, sí que es uno de los principales atractivos de los alquileres vacacionales con respecto a los hoteles.

Tus huéspedes darán mucho valor a la cocina, por lo que si estás planeando en renovar la casa poco a poco, este es uno de los mejores lugares para empezar. Además, una cocina es de las estancias que mejor retorno te puede dar sobre tu inversión.

Renovación de la cocina de un alojamiento turístico

La cocina es de las estancias que más tráfico suelen ver en una propiedad, por lo que los huéspedes tienden a darle mucho valor. Si te estás planteando renovar la casa poco a poco, has de saber que la cocina es de las estancias que mayor rentabilidad devuelven, y uno de los mejores lugares para empezar.

Es más, no sólo es que se trate de uno de los espacios más frecuentados, es que también es uno en los que se nota más la antigüedad, ya que está llena de electrodomésticos.

Baño

Al igual que la cocina, el baño es una de esas partes de la casa que es vital que estén a la altura. La prioridad número uno con el baño es, cómo no, la limpieza, y es que no hay nada más desagradable que llegar a un alojamiento y encontrarse un baño sucio.

Aunque tengas el baño como los chorros del oro, hay ciertos materiales que al envejecer acaban dando la sensación de estar sucios, como, por ejemplo, los de color blanco, que con los años pueden amarillear, o los elementos metálicos, que acaban por acumular depósitos de cal o corrosión. Si este es el caso en tu propiedad, reemplazarlos te permitirá darle un lavado de cara espectacular.

Mejoras generales

No todas las renovaciones de un alquiler vacacional deben ser exhaustivas. De hecho, en muchos casos basta con un par de cambios bien escogidos para transformar una propiedad radicalmente.

Uno de estos cambios es el del color de las paredes. Un color mal escogido puede quitarle luz a la propiedad o darle un aspecto poco acogedor, por lo que si ese es tu caso, no lo dudes y repinta el alojamiento.

Por otra parte, podrías cambiar las piezas metálicas de tu propiedad, como los pomos de las puertas, cuyas modas cambian con bastante frecuencia. Sustituirlos puede hacer una gran diferencia.

¿Cuánto cuesta renovar un alquiler vacacional?

El coste de renovar un alojamiento turístico depende de varios factores, como pueden ser el estado actual de la propiedad o la cantidad de dinero que estés dispuesto a invertir en ella. Es muy importante que antes de lanzarte a la piscina intentes calcular cuánto te va a costar renovar tu alquiler vacacional, de modo que no te pases de presupuesto.

Recuerda que el objetivo de este lavado de cara es aumentar tus beneficios, y los gastos innecesarios solo los minorarán.

Consejos previos

Antes de lanzarnos a calcular el coste de renovar un alquiler vacacional, es importante tener en cuenta un par de consejos básicos. Aquí te los mostramos:

Prepárate para las sorpresas

La vida está llena de momentos inesperados, y la renovación de un alquiler vacacional no es una excepción. A la hora de calcular el coste de la renovación, intenta dejar un margen para los imprevistos que pudiesen ocurrir.

Por ejemplo, si estás reemplazando las ventanas, puertas o el tejado, tu propiedad estará más expuesta a las inclemencias del tiempo que de costumbre. Lógicamente, planearás hacerlo cuando no llueva, pero ya sabemos lo impredecible que puede llegar a ser el tiempo.

No gastes más de lo necesario

Puede que resulte tentador comprar mobiliario de alta gama, pero antes de hacer nada considera el retorno sobre la inversión que éste te puede aportar.

Intenta hacer lo máximo con el mínimo dinero. En general, no se recomienda gastar más del 15% del presupuesto en una sola habitación. ¡No quieres que pasen meses hasta que cubras el coste de la renovación! Trata de realizar pequeños cambios cuyo impacto sea superior a su coste.

Gastos de renovación de un alquiler vacacional

No te olvides tampoco de que el tiempo es oro, y cada día que tu propiedad pasa vacía te estás perdiendo ingresos. Usa el tiempo eficientemente con un sistema de gestión de tareas que te permita coordinar a los trabajadores y equipos implicados en la renovación de tu alquiler vacacional.

Cómo calcular el coste de renovar un alquiler vacacional

La parte más importante de un proyecto de renovación de un alquiler vacacional es el presupuesto. Planearlo en condiciones te proporcionará tranquilidad, pues sabrás que esperar y cuál puede ser la rentabilidad de lo que estés invirtiendo.

Intenta delinear cuáles son tus prioridades para la renovación. ¿Qué cosas están rotas? ¿Qué es lo que más se usa? ¿Qué mejoras son puramente estéticas? ¿Cuáles tendrán una utilidad real? Tener claras tus prioridades te ayudará a estar más preparado para afrontar los gastos más grandes y a decidir qué cosas no son esenciales.

Por último, recuerda que tu propiedad va a tener que estar desocupada durante la reforma, por lo que es importante escoger bien el momento para evitar perderse la mayor cantidad de reservas posible. Si usas un software de gestión para tu alquiler vacacional, puedes echar un vistazo a los calendarios de los últimos años para saber cuándo tendrás menos huéspedes.

Consejo extra: cómo renovar tu Airbnb

Si la mayoría de tus reservas proceden de Airbnb, quizás valga la pena tenerlo en cuenta al planificar la renovación de tu alquiler vacacional. ¿Qué clase de huéspedes son más populares en esta plataforma? ¿Jóvenes profesionales, familias con niños, pensionistas quizás?

Cómo renovar un Airbnb

Las estadísticas indican que el 60% de los huéspedes de Airbnb son millennials, la generación digital de nacidos entre finales de los 80 y principios de los 90. Ten esto en cuenta al escoger la decoración y el mobiliario, pues este tipo de huéspedes sin duda preferirán un alojamiento de estilo moderno.

Afortunadamente, actualizar tu propiedad no tiene por qué ser caro. Ciertas mejoras, como una smart TV, un equipo de sonido o cambiar las paredes de color, son maneras económicas de atraer a gente joven a tu propiedad. Eso sí, recuerda que las modas cambian constantemente, así que infórmate muy bien antes de realizar ningún cambio.

Conclusiones

Mantener tu alquiler vacacional al día y en perfecto estado de funcionamiento es clave para mantener satisfechos a tus huéspedes. Los viajeros que se alojan en tu propiedad buscan un lugar donde relajarse y sentirse como en casa, por lo que es importante que ésta sea acogedora.

La experiencia de tus huéspedes comienza antes de que entren en la propiedad. Un alquiler vacacional no estará nunca completo sin una página web de calidad que lo acompañe. Recuerda que tu presencia en Internet es una ventana a tu propiedad, por lo que quieres que sea lo más atractiva posible.

Escoger un software con plantillas para la creación de páginas web te permitirá ahorrar tiempo, y enfocar tu atención en que la renovación de tu alquiler vacacional vaya viento en popa.

Esperamos que este artículo te resulte de utilidad para incrementar el valor de tu propiedad y modernizar su aspecto. Si aún así te queda alguna duda, ¡no te lo pienses y escríbenos en los comentarios!


¿Preparado para recibir más reservas directas?

Sin gastos de configuración. Sin tarjeta de crédito. Sin obligaciones. Prueba Lodgify gratis 7 días.