Leyendo:
Cómo atraer reservas a tu alojamiento durante la temporada baja
Cómo atraer reservas a tu alojamiento durante la temporada baja

Cómo atraer reservas a tu alojamiento durante la temporada baja

Uno de los consejos más repetidos en el mundo de los negocios es el de “No pongas todos los huevos en la misma cesta”. El razonamiento de fondo es muy simple: apostarlo todo a una sola carta implica, si ésta fallla, que perderás el juego y, con él, tu dinero.

Por desgracia, la naturaleza del sector turístico hace que la mayoría de los propietarios y gestores de alquileres vacacionales dependan en exceso de los ingresos de los periodos fuertes del año. No es algo que esté exento de lógica, pues la naturaleza del turismo es muy estacional.

Sin embargo, el que algo tenga sentido no implica que sea bueno. He ahí la diferencia entre los alquileres vacacionales cuyo éxito perdura en el tiempo y los que han de echar el cierre tan pronto como aparece una piedra en el camino. ¿Cuál es? Se trata, precisamente, de la gestión de la temporada baja.

Por ello, el mejor consejo que te podemos dar es que jamás des por perdidas las reservas durante esta época del año. Afortunadamente, hoy en día existen muchas formas de potenciar las reservas de tu alojamiento durante los meses de menor actividad turística.

Pero, ¿cuáles son? Hemos preparado una lista con 10 consejos esenciales para potenciar las reservas de temporada baja de tu alojamiento. ¡Sigue leyendo para descubrirlos!


1. Define tu temporada baja

¿Cuándo empieza la temporada baja para tu alojamiento? ¿Cuándo empieza la alta? ¿Tienes temporada media? La respuesta a estas preguntas dependerá de la ubicación de tu propiedad y los huéspedes a los que acoges en ella.

Consejos para alquileres vacacionales en temporada baja

Un alquiler vacacional en el Pirineo Aragonés obtendrá la mayoría de sus reservas durante los meses de invierno. En este caso, la temporada baja comenzará en el momento en el que la nieve se derrita. En cambio, para una vivienda turística en Ibiza la situación será la opuesta: la llegada del verano marcará el comienzo de la temporada alta.

Tu cometido como propietario es conocer y definir con claridad las fechas de temporada baja de tu alojamiento, pues sólo así podrás poner en marcha una estrategia efectiva para esos meses.

2. Ajusta los precios

La temporada baja no existe si el precio es el correcto; te vas a encontrar a personas con ganas de vacaciones en todas las épocas del año. La cuestión es cómo convencerles de viajar ahora y no durante la temporada alta.

Una de las mejores estrategias es ajustar las tarifas de tu alojamiento. Piensa en el modelo de negocio de las aerolíneas low cost: durante los meses de otoño e invierno reducen los precios considerablemente, de modo que puedan estar seguras de que sus aviones siempre volarán con suficientes pasajeros.

Sin embargo, en ocasiones puede resultar complicado dar con el precio idóneo. Una tarifa demasiado alta hará que la mayoría de viajeros ni se plantee alojarse en tu propiedad, pero bajar los precios demasiado puede resultar contraproducente.

Cómo preparar un alojamiento para la temporada baja

¿Cómo resolver el puzzle de los precios en temporada baja? El primer paso es echar un vistazo a la competencia. Busca alquileres vacacionales similares al tuyo en plataformas como Airbnb, Booking.com o Vrbo para hacerte una idea de los precios que están ofertando.

Otra opción igual de válida es seguir la evolución a lo largo del año de las tarifas de los hoteles anunciados en las agencias de viajes online, para conocer cuál es el porcentaje de descuento que aplican a las reservas fuera de temporada.

Sin embargo, en nuestra opinión la mejor estrategia es utilizar una herramienta de precios dinámicos. Las aplicaciones de este tipo se encargan de ajustar los precios automáticamente a lo largo del año, en función de la demanda, la competencia y otros criterios que tú les impongas.

No sólo ahorrarás tiempo, sino que probablemente también aumentarás la rentabilidad de tu alquiler vacacional.

3. Reduce la duración mínima de las estancias

La temporada baja es una de las épocas más populares del año para las escapadas de fin de semana, pero si quieres atraer a este tipo de viajeros deberás poner de tu parte.

Una de las mejores estrategias es disminuir la duración mínima de las estancias en tu propiedad, que hará de tu alojamiento una proposición más atractiva para la mayoría de los viajeros. Sería una pena que por no querer aceptar reservas de menos de 3 o 4 noches, ¡te quedases con tu propiedad vacía!

4. Haz ofertas y promociones

¿Quieres recibir aún más solicitudes de reserva? Puedes ofrecer cosas como tres noches por el precio de dos, o una semana por el precio de cuatro noches. ¡Este tipo de promociones te permitirán llenar tu calendario mucho más rápido de lo que crees!

Al mismo tiempo, las ofertas especiales son una buena excusa para contactar con antiguos huéspedes o viajeros cuyo interés no terminó por concretarse en una reserva.

Seamos sinceros: ¿a quién no le gusta un buen chollo? Puedes aprovechar tu newsletter para informar a tu lista de contactos de estas oportunidades únicas.

5. Conoce a tu clientela

Si ya tienes experiencia con la temporada baja, otra opción a tu alcance es revisar las reservas de otros años durante la misma época para definir el perfil de los huéspedes que se alojan durante la temporada baja.

Cómo aumentar las reservas de un alojamiento en temporada baja

Puede que descubras que son personas mayores que priman la tranquilidad y escapar de las aglomeraciones sobre otras consideraciones, parejas que quieren disfrutar de un fin de semana romántico o quizás grupos de jóvenes en busca de unos días de diversión low cost.

Una vez sepas cuál es tu objetivo durante la temporada baja, ¿cómo puedes hacer que alojarse en tu propiedad resulte atractivo? Ponte en la piel de tus huéspedes. ¿Son mayores? Prima la comodidad. ¿Se trata de parejas? Describe en tu anuncio todos los lugares íntimos y las opciones para pasar una velada romántica que hay cerca de la propiedad. ¿Es un grupo de jóvenes? Asegúrate de que el wifi, la televisión y el equipo de música funcionan a la perfección.

6. No te olvides de los festivos

¡La temporada baja está llena de días festivos! Las reservas de tu alojamiento suelen aumentar de forma orgánica durante estas fechas, pues los viajeros aprovechan estas jornadas de fiesta nacional para darse un respiro de la vida cotidiana.

A su vez, existen ciertos días que, sin ser festivos, también tienen mucho potencial para un alquiler vacacional. Nos referimos a fechas como el Black Friday, Halloween, San Valentín o los días del Padre y de la Madre, que puedes aprovechar para incentivar las reservas de tu alquiler vacacional.

Cómo potenciar las reservas de tu alojamiento en temporada baja

Ten en cuenta que, si quieres rentabilizar al máximo estos eventos, deberás prepararte con antelación. La mejor manera de estar al tanto es mediante un calendario con los días especiales del año. Así, cuando se acerque una de estas fechas, estarás más que listo para lanzar una campaña promocional u ofrecer descuentos exclusivos a tus huéspedes.

¡El coste de estas acciones lo compensará con creces el incremento de las reservas de tu alojamiento!

7. Da motivos para visitar la zona

Si tu alojamiento está situado a pie de playa, lo más probable es que obtengas la mayoría de las reservas durante los meses de verano. En estos casos, te recomendamos que te plantees qué otros encantos tiene la zona que se puedan disfrutar también durante el invierno.

Nazaré, en Portugal, es un excelente ejemplo de atractivos alternativos. Históricamente conocido como un destino de turismo veraniego, este pequeño pueblo de la costa lusa se ha convertido en los últimos años en una de las mecas del surf.

El motivo: el intenso oleaje durante los meses de invierno, con olas de hasta 35 metros de altura. La ferocidad del océano en este lugar no sólo atrae a los surfistas, sino también a muchos otros viajeros que quieren observarlas con sus propios ojos.

Cómo conseguir reservas en temporada baja

Los turistas que viajen a Nazaré seguramente estén al tanto, pero nunca está de más recordarles a tus huéspedes potenciales todo lo que tu zona puede ofrecerles durante la temporada baja.

Otro ejemplo es el de los alojamientos situados en zonas de montaña. Muchos de ellos viven durante el invierno de las personas que visitan la estación de esquí más cercana. Sin embargo, el verano no está exento de oportunidades: pueden enfocarse al ecoturismo, al turismo slow, a los ciclistas de montaña o a los escaladores.

Intenta dar con eventos locales, festivales y actividades de interés, y cuéntaselo a tu clientela a través de tu página web, anuncios en plataformas de alquiler vacacional, redes sociales y correos electrónicos.

8. Adapta tu alojamiento y tu presencia en Internet

¿Llegó el tiempo de los abrigos, las mantas y el chocolate caliente? Haz saber a tus huéspedes potenciales que has preparado tu alojamiento para el otoño actualizando las fotografías y las descripciones de tu propiedad en tu página web y tus anuncios en plataformas de alquiler vacacional.

Cómo atraer reservas a tu alquiler vacacional en temporada baja

Piensa en imágenes del jardín cubierto de hojas marrones, el salón con la chimenea encendida y velas en la mesa, las camas cubiertas con cálidos edredones y el baño repleto de toallas mullidas.

¿Son muy diferentes los viajeros que acoges en temporada alta de los de la baja? Tenlo en cuenta también a la hora de crear los títulos y las descripciones.

9. Activa las reservas instantáneas

Las reservas de alojamientos durante la temporada baja suelen producirse con poca antelación, normalmente debido a que los viajeros encuentran vuelos a un precio irresistible y deciden comprarlos en el momento. De hecho, durante esta época muchos alojamientos ven cómo la proporción de reservas de última hora aumenta sensiblemente.

Si quieres aprovechar este fenómeno, es indispensable que estés dispuesto a aceptar reservas instantáneas. Los márgenes de tiempo tan apretados de estos viajes hacen que los huéspedes valoren más de lo normal la rapidez: si ven que para quedarse en tu alojamiento tendrán que esperar a que apruebes su solicitud, seguramente escojan otro.

10. Comienza a planear la siguiente temporada

La temporada baja es el momento ideal para prepararse para la llegada de la siguiente temporada alta. Si tu época de mayor actividad son las Navidades, es muy probable que comiences a recibir reservas a partir del otoño: tenlo en cuenta a la hora de preparar y promocionar tu alojamiento.

Por contra, si tu propiedad está situada en un destino de sol y playa, puedes comenzar a perseguir las reservas a partir de marzo o abril, si estás en el hemisferio norte, o septiembre o octubre, si estás en el sur.

Ante todo, recuerda que gestionar un alquiler vacacional durante la temporada alta puede resultar muy ajetreado. Por este motivo, te recomendamos que intentes sacarte de en medio todo el trabajo que puedas antes de que empiece.

Cómo potenciar tu alquiler vacacional durante la temporada baja

Una de las mejores maneras de reducir tu carga de trabajo es automatizar la mayor cantidad de tareas posible, como pueden ser la sincronización de tus anuncios en plataformas de alquiler vacacional, la gestión de calendarios o la mensajería con tus huéspedes.

Lodgify es un software de gestión de alquileres vacacionales que permite hacer todo eso y más desde un único lugar. De este modo, podrás disfrutar de más tiempo libre y ahorrarte hasta 20 horas de trabajo a la semana, sabiendo que tu propiedad te está generando ingresos activamente.

¿Suena bien, verdad? Lodgify ofrece un periodo de prueba gratuito de 7 días, o, si lo prefieres, puedes solicitar una demostración del producto con uno de nuestros especialistas. ¡Estamos seguros de que te convencerá!

Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda. Si te ha quedado alguna duda, tienes alguna otra recomendación para la temporada baja o quieres contarnos tu experiencia personal, no te lo pienses y escríbenos en los comentarios


¿Preparado para recibir más reservas directas?

Sin gastos de configuración. Sin tarjeta de crédito. Sin obligaciones. Prueba Lodgify gratis 7 días.