Leyendo:
Cómo preparar tu alquiler turístico para reservas de última hora
Last minute bookings

Cómo preparar tu alquiler turístico para reservas de última hora

Visualicemos esta situación: tu alquiler vacacional no va mal, aunque te gustaría sacarle más beneficio al negocio. Llega el viernes por la mañana y tu calendario está vacío para el fin de semana, así que te lo tomas con calma y aceptas que no tendrás reservas ese par de días. De repente, lees una notificación de alguien que quiere quedarse en tu propiedad y lo ha pensado en el último momento. ¿Vas a dejar pasar la oportunidad de aceptar a estos huéspedes por no estar preparado? ¿Crees que no te dará tiempo de arreglarlo y prepararlo todo?

Los huéspedes que reservan sus alojamientos a última hora son cada vez más, y esto se va a convertir en una tendencia que irá a más año tras año. El hecho de poder planear las vacaciones desde la cómoda pantalla del teléfono móvil ha cambiado la manera de viajar, sobretodo para aquellos que tienen entre veinte y cuarenta años. Y que los huéspedes utilicen más sus dispositivos móviles para reservar alquileres vacacionales significa que pueden planear y/o curiosear entre sus opciones de alojamiento con más frecuencia, sobretodo en las temporadas bajas. A esto también tenemos que sumarle el auge de páginas web que ofrecen vuelos de avión más baratos, que hace que el “planear” unas vacaciones no sea tanto un plan sino una acción impulsiva que concluye en una reserva de última hora en el alquiler vacacional de alguien (que puedes ser tú, perfectamente).

Sabiendo esto, seguramente te interese abarcar a este porcentaje cada vez mayor de huéspedes. Ahora bien, no se pueden aceptar reservas de última hora haciéndolo todo rápido y mal y dejándonos detalles en el proceso. Para que este tipo de huéspedes quieran quedarse en tu propiedad, tendrás que ofrecer exactamente la misma calidad de alojamiento y servicio que sueles ofrecer a los huéspedes que reservan con mucha más antelación. ¿Cómo podemos conseguirlo sin morir en el intento? Siguiendo estos ocho consejos que hemos reunido para ti.

¿Te conviene aceptar huéspedes de última hora?

Como hemos mencionado, los viajeros tienen cada vez más tendencia a reservar sus viajes en último momento, aferrándose a la espontaneidad. Esto se debe a varios factores. Si bien el principal motivo sería el aumento del uso de dispositivos móviles, también se debe a la gran accesibilidad a alquileres vacacionales que ofrecen páginas web o agencias de viajes online como Airbnb, Booking.com o Vrbo, permitiendo a los huéspedes hacer reservas de forma rápida y barata.

Y no solo poder reservar un apartamento, sino también comprar vuelos baratos. Existen páginas como Skyscanner o Kiwi que te permiten encontrar destinos baratos y planificarlos sin dificultad. Con las facilidades que Internet nos ofrece, es normal que hayan incrementado las reservas de última hora.

Si estás planteándote si deberías aceptar reservas de últimanhora, te recomendamos que reflexiones también sobre cómo ha cambiado el mercado este pasado año 2020. El Covid ha cambiado hábitos y con ello nuestra forma de viajar

En el último webinario de Lodgify, ‘El futuro de los alquileres vacacionales’, nos cuestionamos con cuánta antelación se debería abrir el período de reservas para una llegada en la situación actual. Los ponentes llegaron a la conclusión de que, si bien depende de la localización de tu propiedad, por poca que sea la demanda en los períodos más cercanos a la llegada (desde 2 días hasta 24 horas), puede ser suficiente para aceptarlas. En la situación que nos encontramos, ¡toda reserva debe ser bienvenida! 

De todos modos, si decides hacerlo, es importante gestionar bien aspectos como el check-in y check-out, la limpieza o la disponibilidad de la vivienda. ¡Entremos en detalle!

Dirígete a los huéspedes que reservan a última hora

1. Conoce a este tipo de viajero

Métete en la mente de este tipo de huésped y adelántate sabiendo qué esperará de un alojamiento. Está claro que, si quiere hacer una reserva justo antes de empezar sus vacaciones, es una persona que está al tanto de las últimas ofertas en vuelos o que planea sobre la marcha; esto quiere decir que está al día con la tecnología de internet y el móvil, así que ofrecer una buena señal de WiFi será algo decisivo cuando este esté eligiendo un alquiler vacacional.

Esto también nos dice que quizás no ha tenido tiempo de pensar qué cosas quiere ir a ver, ni en qué restaurantes es buena idea pararse para saborear la cocina local. Pónselo fácil: redacta el anuncio de tu alquiler vacacional dejando claro que eres un gran entendido de tu zona, y que estás más que dispuesto a dar recomendaciones en cuanto a lugares turísticos, comida y ocio.

Por último, puede que un viaje tan improvisado cuente con vuelos a horas intempestivas. Por este motivo, a tu huésped le interesará hacer una reserva en un alojamiento que ofrezca un check-in y check-out 24 horas, e incluso que tenga este proceso automatizado, de manera que no se necesite la presencia de nadie para llegar ni abandonar la propiedad.

2. Adapta tu negocio a sus necesidades

Si quieres atraer a aquellos huéspedes que reservan a última hora, tendrás que estar preparado para su manera de contratar sus servicios vacacionales. Es decir, a través de sus dispositivos móviles. Ya hemos hablado del tipo de perfil que tienen estos huéspedes; tienen gran facilidad con las últimas tecnologías y la mayoría querrán una página web que se adapte bien a las pequeñas pantallas. Así que, asegúrate de que tu página se pueda visualizar correctamente en dispositivos móviles y que sus tiempos de carga sean cortos, o tus huéspedes se irán a otras páginas que reúnan estas características.

En Lodgify queremos que los propietarios no se pierdan una sola oportunidad de conseguir reservas, y por eso ofrecemos plantillas para páginas web que ya están totalmente pensadas para ser abiertas tanto desde ordenadores como tabletas o teléfonos móviles. ¿Quieres hacer una prueba gratuita y ver cómo quedaría tu página web adaptada a dispositivos móviles? ¡Apúntate y disfruta de nuestro software durante 7 días sin compromiso!

Adelántate a las reservas de última hora

3. Ten tu propiedad al día

Lo más importante aquí es llevar todo el papeleo a rajatabla. En comunidades autónomas como Andalucía, Cataluña o Madrid, las autoridades que regulan este tipo de alquileres piden una larga lista de requisitos y normas que los propietarios deben seguir para mantenerse dentro de la legalidad. Si tienes que llevar a cabo algún paso de cualquier proceso, repetirlo u arreglarlo, no lo dejes para más adelante.

Otro aspecto con el que te puedes adelantar es la limpieza; vital para ofrecer un alojamiento de calidad y costosa cuando se tiene que hacer toda de golpe y a contrarreloj. Es muy importante que realices una limpieza a fondo por toda la casa un par de veces al año y que cambies tu mentalidad; la limpieza y preparación de la propiedad no es algo que se haga antes de un check-in, sino justo después de un check-out. Con esto queremos decir que, una vez los últimos huéspedes salgan por la puerta, tendrás que lavar toda la ropa de cama, toallas, manteles y demás. También tendrás que limpiar todas las partes de la casa que hayan sido utilizadas (baños, cocina…) y dejarlo todo de punta en blanco, listo para simplemente dar los últimos retoques cuando vayan a venir nuevos huéspedes.

4. Actualiza tus tarifas y disponibilidad

Si tus tarifas son dinámicas (que deberían), se tendrán que ir actualizando y modificando dependiendo de la temporada en la que nos encontremos. Asegúrate de que tus precios están al día, porque si alguien reserva de golpe no querrá tener que pagar más solo porque el precio de la página no estaba actualizado.

Lo mismo pasa con la disponibilidad de tu calendario, tanto en tu propia página web como en todos los anuncios que tengas en otras páginas; para evitar tener dos reservas en un mismo fin de semana o confusiones de este tipo, ten el calendario siempre a punto.

Contar con un channel manager de alquiler vacacional puede ayudarte mucho en esta tarea: es una herramienta que permite sincronizar y gestionar todas tus reservas de canales externos y página web automáticamente. Así, no tienes que preocuparte por tener dobles reservas o ir revisando plataforma por plataforma si tienes alguna reserva nueva en último momento.

Gestionar un alquiler vacacional conlleva mucho esfuerzo, y automatizar procesos como los precios, la disponibilidad o tu calendario te ayudará a ahorrar tiempo que puedes invertir en optimizar el negocio y hacerlo crecer.

5. Ten preparada una copia de todos los documentos

Si tu rutina de propietario cuenta con proporcionar mapas de la zona, folletos con información sobre actividades que tus huéspedes pueden hacer durante sus vacaciones o incluso un par de postales, hazte con una copia de más en el cajón. ¡No esperes a recibir una nueva reserva para reunir todos esos papeles con los que quedas tan bien delante de tus huéspedes!

¿También pones a disposición de tus invitados una guía de bienvenida, una lista con información, instrucciones de uso de algunos electrodomésticos o una pequeña lista de normas? Guarda una copia impresa, por lo que les pueda pasar. ¡No querrás dar una hoja sucia o muy arrugada a huéspedes nuevos!

Organízate y prepáralo todo en tiempo récord

6. Presta atención a la primera impresión

Ponte en la piel de tus huéspedes y céntrate en las sensaciones que van a sentir nada más entrar por la puerta. ¿Está todo ordenado? ¿La entrada exterior de la casa está libre de hojas y suciedad de la calle? ¿Huele a limpio? ¿Es acogedora?

Asegúrate de que tu recibidor reúne todos los puntos clave para triunfar y dar una primera impresión espectacular. Despeja el pasillo de elementos innecesarios, pues contamos con que tus huéspedes traerán alguna que otra maleta. Añade una iluminación suave y, ¿por qué no?, recoge algunas flores frescas y deja que le den aroma y color a la entrada. ¡Ah! Y no te olvides limpiar el pomo de tu puerta, ya que es lo primero que tocarán tus invitados.

7. Prioriza la limpieza de lo que van a utilizar los huéspedes

Centra tus esfuerzos en limpiar y repasar las estancias y elementos que van a ser utilizados por tus huéspedes. Limpia el polvo, barre y friega su habitación, la cocina, el baño y otras áreas comunes por las que vayan a pasar. Asegúrate de que la nevera esté limpia por dentro, y deja un espacio para que tus huéspedes puedan dejar comida si les apetece. Una vez hayas pasado todos tus productos de limpieza por los lugares necesarios, deja que se airee la casa. ¡No querrás que lo primero que huelan tus invitados sea la lejía con la que has fregado!

Prepara sábanas limpias y asegúrate de que estas huelen bien y no a cerrado (si es que estaban guardadas en el armario), y deja toallas mullidas a los pies de su cama, para que sepan que son las suyas.

8. Repón todo lo que quieras poner a su disposición

No solo nos referimos al papel higiénico (que es de vital importancia, todo sea dicho), sino a todo aquello que los huéspedes vayan a necesitar o que tú quieras ofrecerles. Por ejemplo, fruta para el desayuno, cápsulas de café o sobres de infusión.

Piensa también en lo que puedan necesitar en el baño, como jabones y otros productos de higiene. Lo mejor que puedes hacer es repasar mentalmente la rutina de un huésped en tu alquiler vacacional. ¿Qué va a necesitar? ¿Qué le va a hacer más fácil su estancia? ¿Qué puede mejorar su experiencia en mi propiedad? Haz una lista de todos estos elementos, así solo tendrás que acercarte a una tienda y comprarlos cada vez que tengas huéspedes nuevos.

Con estos ocho consejos, estarás más que listo para recibir reservas de última hora ofreciendo una calidad de servicio excelente. ¡Así que salta a la piscina y empieza a aumentar tus beneficios abarcando a este tipo de huésped!

¿Preparado para recibir más reservas directas?

Sin gastos de configuración. Sin tarjeta de crédito. Sin obligaciones. Prueba Lodgify gratis 7 días.