Leyendo:
6 pautas para evitar los robos en tu alquiler vacacional

6 pautas para evitar los robos en tu alquiler vacacional

Este no es un escenario poco corriente: tus últimos huéspedes acaban de abandonar tu propiedad, estás limpiando y reponiendo los elementos y, de pronto, te das cuenta de que han desaparecido un par de artículos pequeños (por ejemplo, una cuchara y una toalla de manos). En sí, esta no es una pérdida demasiado grande, pero conlleva reponer lo que sea que te hayan sustraído y, además, si esta práctica se va repitiendo con otros huéspedes, el coste va aumentando hasta llevarse buena parte de tu presupuesto o beneficios.

Sí, siempre puedes protegerte pidiendo una fianza de la que quitar presupuesto para volver a reponer dichos elementos, pero eso no significa que tengas que dejar de perder el tiempo reponiéndolos. Además, sustraer parte de la fianza no te va a ayudar a conseguir buenas opiniones (ya, es injusto, pero es así como debe pensar el propietario).

¿Cómo puedes estar a la vez protegido y, además, evitar esta tendencia de algunos huéspedes y los problemas derivadas de ella?

Anticípate

Porque los propietarios no solo tienen que protegerse de las estafas y los destrozos; también existe el huésped que tiende a llevarse alguna tontería como recuerdo.

Estamos de acuerdo en que lo mejor es evitar a ese tipo de huésped que está más que preparado para sustraer algún artículo de tu propiedad pensando “bah, esto para el propietario es nada y menos”. Lo puedes conseguir dirigiendo tus campañas de marketing hacia el huésped ideal; no hacer de tu propiedad una ganga ahuyentará a los “huéspedes oportunistas”, así que no la anuncies con un valor inferior al suyo. Métete en la mente de este tipo de huésped y evita mencionar aquellas cosas que él buscaría, sin dejar de atraer a los huéspedes que sí que quieres recibir.

También deberías redactar un contrato, comentando las responsabilidades del huésped y lo que implica llevarse un artículo propiedad del alojamiento, junto con unas normas de la casa que expresen explícitamente qué ítems están pensados para que los huéspedes puedan llevarse a casa y cuáles no, para que no haya margen a dudas. Muchas veces los huéspedes piensan que porque pongas un artículo a su disposición ya les estás diciendo que es suyo.

Por último, pedir una fianza es la guinda del pastel en cuanto a protección para este tipo de robos. No solo porque te proporciona la solución para no perder dinero, sino porque, con ella, los huéspedes se sienten más responsables de la propiedad. Además, comunicar desde el principio que en tu alquiler vacacional se pide una fianza también te ayudará a disuadir a todo aquél propenso a causar pequeños destrozos o robos.

Consejos para evitar que tus huéspedes te roben

Haz un inventario de todo lo que pones a disposición del huésped

Para llevar control de esta posible situación, es más que recomendable hacer un inventario de todo lo que hay dentro de la propiedad, por grande o pequeño que sea. Añade fotografías en este inventario; además de servirte a ti para hacer el recuento, será la única prueba que tendrás de que ese artículo estaba allí y ya no está (si es que, finalmente, tienes que explicar por qué estás sustrayendo parte de una fianza).

Obviamente, deberás repasar que todo lo del inventario esté en la propiedad antes de devolver la fianza a los huéspedes que acaben de abandonar tu alquiler vacacional.

Guarda las perlas de tu bisabuela en otra casa

Esto es de cajón, pero lo decimos por si acaso. Todos los artículos que realmente supongan una pérdida sentimental y monetaria deberían estar a buen recaudo; no te la juegues.

Proporciona artículos de regalo

Muchos huéspedes deciden llevarse algo de tu alquiler vacacional porque simplemente quieren un recuerdo de sus magníficas vacaciones. Para luchar contra esto debes entender por qué lo hacen y satisfacer esa necesidad antes de que decidan satisfacerla ellos mismos. No, robar no es la mejor manera de crear un recuerdo romántico, pero la motivación que tienen los huéspedes al hacerlo no es algo malo y, es más, tú puedes beneficiarte de ello.

Proporcionando a los huéspedes una taza con el nombre de tu alquiler vacacional, un llavero que diga algo de la zona o un buen pack de bienvenida que incluya un detalle similar darás aquello que los huéspedes buscan sin que tu negocio sufra, pues ya habrás tenido en cuenta este gasto en el presupuesto.

Instala alarmas antirrobos en los elementos más valiosos

Que un artículo sea pequeño no significa que no sea de poca valía económica. Si, por ejemplo, tus electrodomésticos pequeños son propensos a ser robados por el mero hecho de ser portátiles, instala una alarma antirrobo para que los huéspedes lo tengan más difícil a la hora de llevárselos.

Sí, instalarlas te conllevará una inversión, pero a la larga valdrá la pena y también ganarás en tranquilidad.

Añade tu logo en los artículos propensos a ser robados

Porque mucha gente es menos propensa a llevarse una toalla que tenga el logo de alguna marca grabado. Si eres de los que ofrece todas las comodidades posibles a sus huéspedes para que estos se sientan como en casa, marca tu territorio poniendo tu logo en todas partes. Así, si se los llevan, al menos te estarán haciendo publicidad del negocio.

Cuando nada de esto funciona

Estos consejos te ayudarán a reducir la cantidad de robos de artículos pequeños que se produzcan en tu propiedad, pero puede que no los erradiquen del todo (el huésped también tiene que poner de su parte, al fin y al cabo).

Si nada de esto te acaba funcionando del todo, nuestro consejo es que preveas esas pequeñas pérdidas como un gasto más (igual que el de la limpieza o la publicidad), y lo añadas al presupuesto general del alquiler vacacional. Además, será bueno tener siempre un par de elementos de repuesto para reponerlos lo más rápido posible, en caso de recibir reservas de última hora.

¡Ahora ya puedes respirar más tranquilo sabiendo que es posible poner fin a los pequeños y molestos robos que a veces se producen en tu propiedad! Pon en práctica estos sencillos consejos y protégete de este tipo de situaciones.

¿Preparado para recibir más reservas directas?

Sin gastos de configuración. Sin tarjeta de crédito. Sin obligaciones. Prueba Lodgify gratis 7 días.