Advertisement

En los próximos 20 años, está previsto que tres de cada cuatro residentes de los Estados Unidos sufra robos en su casa, y los huéspedes que están de alquiler suelen ser los más vulnerables a este tipo de crimen, según las estadísticas que Reolink reunió en 2018.

Incluso si quieres ahorrar, la seguridad en los alquileres turísticos no es algo en lo que escatimar. Tendrás que proporcionarles un lugar seguro en el que relajarse de verdad.

Estas ideas prácticas y asequibles proporcionarán seguridad tanto fuera como dentro de tu propiedad, protegiendo a tus huéspedes contra posibles intrusos antes y durante su estancia.

Refuerza los candados de tus puertas

Que los candados sean seguros no significa necesariamente que las puertas sean lo suficientemente fuertes como para resistir un intento de intrusión. De hecho, según datos del FBI, el 57,5% de los robos presentan entradas forzadas, desarmando o golpeando la puerta.

Por este motivo, en Lockology Locksmith sugieren tener al menos dos hardwares de nivel 2 o más instalados en cada puerta. “Son más gruesos y resistentes, dificultando así el paso de intrusos. Además, estos candados de alta seguridad son a prueba de manipulación y taladros”.

Sin embargo, recomiendan que los propietarios de alquileres vacacionales vayan un paso más allá y mejoren su sistemas de candado inteligente. “Se te proporcionará un código maestro que podrás utilizar para resetear el código que des a los huéspedes cada vez que abandonen la propiedad. Esto dará a tus huéspedes la tranquilidad de saber que nadie antes ha podido hacer copias de las llaves de la propiedad.”

Invierte en detectores de movimiento

¿Sabías que el 65% de los allanamientos de morada suceden durante el día? La razón: los ladrones asumen que no habrá nadie en casa. Para evitar posibles problemas, instala tanto fuera como dentro de la propiedad detectores de movimientos que hagan que las luces se enciendan para crear la ilusión de que hay alguien en casa. Las luces interiores son buenas tanto para el día como para la noche, y las exteriores son ideales para las horas de oscuridad.

Estos detectores son lo bastante sensibles como para reconocer cualquier tipo de movimiento y encender las luces automáticamente, alumbrando cualquier persona que se haya acercado al perímetro de la casa. Además, este tipo de luces puede programarse para momentos específicos del día, haciendo ver que hay alguien que hace vida dentro de la propiedad.

Instala cámaras de seguridad asequibles

A pesar de que las cámaras de vigilancia falsas son una opción barata para engañar a los posibles intrusos, con ellas te perderás los beneficios de tener un sistema que realmente funcione. Las buenas noticias son que las cámaras de marcas de calidad son cada vez más asequibles, facilitando así la inversión.

Por ejemplo, la empresa de seguridad y tecnología de la casa Wyze Labs ha sacado al mercado una cámara con visión nocturna, vídeo streaming en remoto, sensores de movimiento, reconocimiento de audio y compatibilidad con Amazon Alexa, ¡y todo por menos de 20€! Además, la instalación es tan sencilla que puedes hacerla tú mismo, aunque no tengas demasiados conocimientos tecnológicos.

La guía de Safewise proporciona todavía más opciones asequibles para que tú y tus huéspedes podáis estar tranquilos con un sistema de vigilancia nada caro.

Proporciona cajas ocultas para llaves extra

Según los mismos datos proporcionados por el FBI, el 36,2% de las intrusiones se realizaron dentro de la ley. Los ladrones saben los lugares favoritos de los residentes para esconder sus llaves de repuesto, facilitándoles la entrada sin forzar ningún cerrojo. Vivint SmartHome afirma que tú mismo conoces los típicos lugares en los que la gente esconde las llaves: debajo del felpudo, dentro de una cañería, en una maceta, en la lámpara exterior, debajo de una roca artificial, encima del marco de la puerta o en el buzón.

Encontrar un buen escondite para las llaves no es fácil, así que no lo busques. En vez de eso, utiliza una caja de seguridad. Incluso si los intrusos la encuentran no serán capaces de abrirla. Las cajas de seguridad no son caras y pueden durar muchos años: solo tienes que cambiar la combinación del código cada vez que se la des a un nuevo huésped.

Protege tus ventanas

Las ventanas son tan vulnerables como las puertas, especialmente si son viejas y están en el primer piso. Refuérzalas para evitar intrusiones con estos simples consejos que no te van a suponer demasiado dinero:

  • Fija tus ventanas dobles o ventanas con dos partes. ¡Puedes hacerlo tú mismo!
  • Reemplaza aquellos candados para ventanas que ya no funcionen.
  • Pon detectores contra ladrones cerca de las ventanas para que no puedan pasar desapercibidos.
  • Esparce gravilla alrededor de tu casa. Si un ladrón está buscando una ventana por la que entrar ¡lo escuchará todo el mundo!

Protege tu alquiler turístico, incluso con poco presupuesto

La seguridad de la casa es algo que tienes la obligación de ofrecer como propietario responsable, y tomar las precauciones necesarias no es tan caro como creías. Incluso estos consejos sencillos y de poco coste te ayudarán a asegurarte de que tus huéspedes están seguros durante su estancia.


Sobre el autor

Jessica Thiefels lleva escribiendo más de 10 años y ha pasado los últimos cinco en el mundo del marketing. Después de rechazar un puesto superior en marketing, se está centrando en hacer crecer su propia startup y ser consultora para pequeños negocios. Síguela en Twitter @Jlsander07.


¿Qué te ha parecido este artículo?

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Preparado para conseguir más reservas?

Sin tarifas de instalación, sin detalles de tarjetas de crédito, sin obligaciones. Prueba Lodgify de manera gratuita durante 7 días.