Leyendo:
5 consideraciones para decidir la tarifa de tu alquiler vacacional

5 consideraciones para decidir la tarifa de tu alquiler vacacional

Decidir la tarifa adecuada para tu alquiler vacacional no solo está relacionado con tus ganancias iniciales.

Encontrar la fórmula exacta para el sector de los alquileres vacacionales puede asegurar que encuentres a huéspedes que aprecien tu propiedad debidamente. Si subestimas tu sector, no solamente estarás perdiendo dinero, sino que estarás aumentando las probabilidades de atraer a huéspedes que puedan dañar tu propiedad. Si tus tarifas son demasiado altas, es probable que termines sin reservas. Además, corres el riesgo de contar con huéspedes que no se sientan satisfechos y que se vayan con el convencimiento de que han pagado de más.

Tarifas de Lodgify

Entonces, ¿cómo decidir cuánto queremos cobrar? Muchos propietarios subestiman los costes operativos y son demasiado optimistas sobre los posibles beneficios. En lugar de realizar una suposición estimada en base al hotel que está al final de la calle, prueba estos consejos para ajustar las tarifas de tu alquiler vacacional siguiendo cinco puntos clave.

1. Haz una lista de tus gastos

Las hipotecas, facturas e impuestos son fáciles de calcular, pero no te olvides de los servicios de limpieza, reparaciones de emergencia y cuidados de las áreas verdes a la hora de contar los gastos totales de gestionar un alquiler vacacional. También debes pensar cómo piensas financiar los costes de mantenimiento más a largo plazo e intermitentes, como el reemplazo de los electrodomésticos principales, pintar la casa o reparar el techo y otras reformas necesarias.

Amueblar la casa también puede llevarse una parte importante del presupuesto para tu alquiler vacacional. Los colchones cómodos, la ropa de cama buena, los muebles, los utensilios de cocina y los electrodomésticos más pequeños son el esqueleto de cualquier alquiler turístico que se precie. Pero no desesperes, hay muchísimas maneras de ahorrar cuando estás amueblando o decorando una propiedad.  

2. Investiga los precios en tu zona

Busca en Internet, los periódicos y las OTA (plataformas como Airbnb y Booking.com) para tener una mejor idea de cómo está el sector de los alquileres vacacionales de tu vecindario. Al revisar las páginas web en las que estos se anuncien, asegúrate de fijarte en los servicios, la ubicación y otras características que definan a cada propiedad. Una habitación adicional o unas vistas al mar pueden significar algunos cientos de euros más por semana. Cuantas más propiedades puedas encontrar para comparar, mejor podrás entender en qué hueco se ajusta más tu propiedad de alquiler vacacional.

3. Ten en cuenta las temporadas altas

La mayoría propiedades de alquiler vacacional, o mejor dicho la zona en la que se encuentran, tienen una temporada alta. No es inusual cobrar la cantidad de un mes de hipoteca como tarifa de un alquiler de una semana durante estas épocas. La autora de Cómo Alquilar Propiedades Vacacionales, Christine Hrib Karpinski, afirma que incluso cuando cobras tanto por tu alquiler turístico puedes llegar a necesitar entre 15 y 18 semanas de tiempo de ocupación para que te salga rentable.

Los propietarios también pueden ofrecer tarifas reducidas el mes de antes y el de después de la temporada alta para aumentar las ganancias. Es decir, durante los meses que están considerados fuera de temporada. Por ejemplo, en Cape Cod, tu temporada alta comenzaría en mayo y terminaría en septiembre, así que los descuentos deberían hacerse en abril y octubre.

Por supuesto, algunas propiedades de alquileres vacacionales pueden mantenerse ocupadas todo el año. Las ciudades más grandes y conocidas, como Boston y Los Ángeles, atraen un gran flujo de turistas cada semana. Sin embargo, es mejor que adaptes tus tarifas teniendo en cuenta las temporadas altas. Hazte con un calendario de la oficina turística local en el que se incluyan eventos, conciertos y festivales que puedan afectar las tarifas de los alquileres en tu zona.

4. Prepárate para no reservar el 100% del calendario

Incluso en zonas con más demanda es difícil lograr un 100% de ocupación. Forbes afirma que cuando se compra una propiedad para destinarla al alquiler vacacional los propietarios deberían calcular un 25% de tasa de no ocupación (es decir, fechas o propiedades que no han sido ocupadas). Por supuesto, esto solo se aplica al tiempo durante el cual puedes esperar alquilar tu propiedad. Para una propiedad de alquiler vacacional de verano, en la que la temporada de alquileres únicamente dura 18 semanas, es una buena idea anticipar que tu propiedad estará aproximadamente 5 semanas vacía. 

5. Utiliza precios dinámicos

Que pierdas reservas o no depende de muchos factores: la competencia, la oferta y la demanda, la longitud de la estancia, el número de huéspedes, las fechas elegidas, el propio sector, los eventos de la época, el poder adquisitivo de los huéspedes. Si te haces con un software o una herramienta que te pueda ayudar a poner precios que vayan variando según estos factores, habrás triunfado.

Pon precio a tu propiedad de alquiler vacacional de acuerdo a tu investigación, pero no tengas miedo de cambiar un poco tus tarifas para cubrir los cambios en los gastos o el aumento de interés.

¿Preparado para recibir más reservas directas?

Sin gastos de configuración. Sin tarjeta de crédito. Sin obligaciones. Prueba Lodgify gratis 7 días.

Más artículos
Guest Post Lodgify
Escribe un ‘guest post’ en nuestro blog de alquiler vacacional