Advertisement

Con un sector de alquileres vacacionales más grande y lucrativo que nunca, la competencia está creciendo muchísimo. En concreto, para aquellos cuya principal fuente de reservas son los anuncios en las OTA.

Debido a los cambios recientes que se han producido en sitios web como HomeAway, Airbnb, y otros, muchos propietarios están decidiendo aceptar reservas directas a través de sus propios canales. Por ejemplo, utilizando su propia página web profesional.


No es ningún secreto que los anuncios en las OTA dan muchísima visibilidad a tu alquiler vacacional. Sin embargo, hay una tendencia al alza que consiste en que los viajeros vean el anuncio de un alquiler vacacional en una OTA y lo busquen en Google para saber si pueden conseguir un mejor precio por la reserva.

¿Cómo puedes hacer que estos usuarios curiosos se conviertan en tus huéspedes? ¡Sigue leyendo para descubrirlo!

1. Menciona a tu marca siempre que te sea posible

Para encaminar a estos posibles huéspedes hacia la dirección correcta, vas a tener que contar con una marca con la que se identifique tu negocio y así poder ser fácil de encontrar en internet. Por ejemplo, podrías mencionar el nombre de tu marca en el anuncio, o en la marca de agua de tus fotografías (con tu logo), o cualquier otra cosa que se te ocurra para que los usuarios sepan quién eres (¡y puedan buscar tu negocio!).

2. Optimiza tu página web

Aunque este tipo de usuarios quieren pasar olímpicamente de las OTA y hacer reservas directas, su experiencia no debería ser menos perfecta que la que proporcionan estas. Para hacer que los usuarios se conviertan en huéspedes nada más abrir tu página web, tienes que asegurarte de que está completamente optimizada para aceptar reservas. Esto significa una experiencia de usuario excelente de principio a fin. Estamos hablando de tiempos de carga, adaptabilidad a dispositivos móviles, imágenes de alta resolución y, quizás lo más importante, un sistema de reservas integrado que te permita aceptar pagos online.

3. Recolecta información

Que un huésped haya hecho una reserva a través de una OTA no significa que su información de contacto no te sirva. De hecho, puedes aprovechar para atraer a huéspedes repetidores incluso antes de que su primera estancia termine. Hazlo recolectando información de los huéspedes, como el correo electrónico, cuando hagan el check-in. Esto te dará la oportunidad de volver a dirigirte a ellos con promociones futuras, como por ejemplo con correos electrónicos personalizados o marketing en redes sociales.

4. Ofrece beneficios insuperables al hacer una reserva directa

Puede que no lo hagan queriendo, pero los huéspedes son egoístas…¡y con razón! Quieren la mejor oportunidad para ellos, para poder disfrutar de esas vacaciones que tanto se merecen. Es por eso por lo que, cuanto más valor le añadas a la reserva directa, mejor se sentirán ellos al realizarla. Considera ofrecer un mejor precio (o un 10% de descuento), una cesta de bienvenida al inicio de su estancia (por ejemplo, una botella de vino, desayuno, un vale para un restaurante de la zona) o incluso la opción de hacer el check-out más tarde.

¡Este tipo de beneficios pueden demostrar a aquellos viajeros indecisos que hacer una reserva directa vale mucho más la pena que hacerla en una OTA!

5. Crea una experiencia online inolvidable

Los viajeros que tienen una buena experiencia con tu marca desde el momento en que llegan a tu página web son mucho más propensos a convertirse en reservas directas. Haz que todas las experiencias cuenten respondiendo a preguntas rápidamente y de manera profesional pero también cercana. De este modo, ya estarás más cerca de superar sus expectativas durante todo el proceso.

Aprende algo personal sobre ellos y haz que sus vacaciones estén hechas a medida, y construye relaciones duraderas que no terminen cuando los huéspedes te devuelvan las llaves. Esto los animará a volver y hacer una reserva directa para su próxima estancia, o recomendar tu alojamiento a sus amigos y familiares.

6. Sigue en contacto con tus huéspedes

Gran parte de proporcionar una experiencia excelente es asegurarte de que esta no termina al final de la estancia del huésped. Mantener el contacto con tus huéspedes (tanto aquellos que vienen de una OTA como los que han reservado directamente contigo) te proporciona la oportunidad de promocionar ofertas especiales y ganar huéspedes repetidores.

Enviar correos electrónicos unos meses antes del aniversario de las estancias de tus huéspedes puede animarlos a reservar de nuevo (y esta vez, lo harán de manera directa). Otra buena técnica es guardar el teléfono de los huéspedes pasados y los perfiles en redes sociales para poder estar en contacto con ellos vía Whatsapp, Skype, Instagram y Facebook. Esto hará que vuestra relación se haga más fuerte y se acerque más a la amistad que a los negocios.

7. Optimiza tus anuncios en las OTA

Aunque parezca una contradicción para este artículo, asegurarte de que tus anuncios en las OTA están optimizados y completos puede ayudarte a conseguir reservas directas. Tener consistencia en todos tus canales (página web, redes sociales y otros anuncios) ayudará a la imagen de tu marca, a que esta tenga credibilidad y a ganarte la confianza de los usuarios.

Los posibles huéspedes pasarán de cualquier anuncio en las OTA que sea pobre o peor que el de la competencia, así que ni siquiera le darán una oportunidad a tu marca. Mantén tus anuncios atractivos y completos para aumentar las posibilidades de conseguir reservas directas.

8. ¡Pídeles que hagan una reserva directa!

“Si no lo preguntas, no lo consigues”, o algo así dicen algunos. ¿Por qué no aplicar este consejo a tu negocio de alquileres vacacionales? Cada vez que hables con tus posibles huéspedes, ya sea por email, teléfono, redes sociales u otros medios, menciona el nombre de tu página web y hazles saber que pueden hacer una reserva directa para evitar comisiones. Con los últimos cambios en plataformas como HomeAway, cada vez son más los propietarios que llenan los muros de las redes sociales con anuncios que dicen “haz una reserva directa y ahorra dinero”. Haz lo mismo en tus grupos y tus círculos.

Ahora, aquellos huéspedes que entienden de últimas tecnologías se las ingenian para buscar la oferta que más se les ajuste (y la más económica). Asegúrate de que es la tuya informándoles de que pueden hacer una reserva directa. Esto no solo te beneficiará a ti y a tu calendario de reservas, sino que ellos también disfrutarán de los beneficios que las reservas directas implican.

Sigue estos ocho consejos para tener más posibilidades de convertir a usuarios de las OTA en reservas directas. ¿Hay algo más que pongas en práctica para conseguirlo? ¡Explícanoslo en los comentarios!

¿Qué te ha parecido este artículo?

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Preparado para conseguir más reservas?

Sin tarifas de instalación, sin detalles de tarjetas de crédito, sin obligaciones. Prueba Lodgify de manera gratuita durante 7 días.