Advertisement

Como propietario de un alquiler vacacional, sabes de sobras que viajar ya no es un lujo tan inalcanzable como lo era en el pasado; ahora hay muchísima más gente que viaja por su propio país y por el extranjero, tanto por ocio como por negocios.

Además, no lo hacen una sola vez, en verano o época de vacaciones, ¡sino que realizan más de una o dos escapadas al año! Esto hace que el hecho de viajar sea una cotidianidad para muchos, y un modo necesario de desconectar para otros tantos.

La imagen que nos viene a la mente cuando pensamos en viajar es un grupo de amigos, una pareja o una familia, pero…¿qué pasa con aquellos que aman salir a explorar mundo y no tienen un compañero para hacerlo?

De aquí surge, de la manera más natural, el huésped que viaja solo, ya sea por no tener a nadie con quien ir a un lugar concreto o por querer alejarse de todo y explorar rincones nuevos en solitario. Este tipo de huésped representa un grupo demográfico bastante grande, y cada vez son más los que deciden salir a la aventura con la única compañía de ellos mismos.

Por todo esto, querrás que tu alquiler vacacional sea una opción interesante para este tipo de viajero que cada vez es más común, ya que puede hacer que aumentes el número de reservas y, por consiguiente, tus beneficios. ¿Cómo puedes hacerlo? Siguiendo los consejos que te describimos a continuación.

¿Qué tipo de huésped es un viajero solitario?

Para saber cómo llegar a ser atractivos para este tipo de huésped, tenemos que preguntarnos qué motivos tienen para viajar en solitario. Puede que, como hemos dicho antes, no tengan con quién viajar, o puede que prefieran viajar solos para sumergirse en la cultura del país o ciudad que visitan. Otra posibilidad es que estén viajando por negocios, y tengan que ocuparse de ellos personalmente.

También debemos preguntarnos qué esperan del viaje. ¿Prefieren ir a la suya sin ser molestados o buscan socializar con gente de la zona?

Como propietario, puede que recibas huéspedes solitarios de cada uno de estos subgrupos (algunos que quieran seguir en soledad, otros que hayan tenido que viajar por trabajo…), así que tu función será estar preparado para todos ellos.

Detecta las necesidades de alguien que viaja solo

Para ofrecer el mejor servicio a un huésped, es necesario ponerse en su piel y preguntarse qué esperaría de un alquiler vacacional, o qué servicios le serían más útiles.

Ofrece la opción de desayuno

Muchos huéspedes eligen un alquiler vacacional por encima de un hotel por el simple hecho de poder cocinar si lo necesitan, ya sea por ahorrar en algunas comidas o por pura comodidad. Comprar todo lo necesario para desayunar en el alquiler vacacional antes de un provechoso día de turismo es una práctica habitual, pero ¿qué pasa si el huésped viene solo y no quiere comprar una caja entera de cereales o toda una bolsa de pan, por que no va a poder terminarla?

Ofrecer la opción de desayuno incluido puede ser un atractivo más para este tipo de huéspedes que no pueden repartirse los gastos de una compra de alimentos con nadie.

Proporciona servicios individuales

Pon a su disposición artículos que no querrán comprarse en grandes cantidades, en caso de no traerlos ellos mismos. Con esto nos referimos, sobretodo, a artículos de baño y aseo.

También puedes ir más allá y ofrecerles otros servicios como, por ejemplo, la posibilidad de utilizar una bicicleta para moverse y no tener que pagar transporte público u taxi, ya que no podrán pagarlo a medias con ningún compañero.

Piensa en todas aquellas cosas que, de viajar con la familia, la pareja o amigos, se pagarían a pachas, y facilítale la estancia proporcionándole una opción más asequible.

Sé comunicativo

Al ir solo, seguramente tu huésped querrá asegurarse más que nunca de que todo esté en regla con su alojamiento, y de que él está al tanto de todas las normas sujetas a tu propiedad (como las condiciones del check-in y demás).

Tendrás que ser más claro y comunicativo que nunca con tus huéspedes solitarios, haciéndoles sentir importantes y ofreciéndoles la ayuda que necesiten en todo momento. Si contactan contigo para alguna duda, tendrás que contestar cuanto antes.

También deberás estar preparado para recomendar lugares y planes a los que alguien pueda ir solo, e incluso actividades y sitios en los que el huésped pueda socializar con gente de la zona.

Ofréceles varias opciones de entretenimiento

Alguien que viaja solo puede que pase más tiempo en el alquiler vacacional, o que llegue antes después de un largo día de turismo, en vez de pasar la noche de aquí para allá como lo haría si fuese en grupo. Eso quiere decir que, posiblemente, tenga que pasar ratos muertos en los que simplemente esté descansando en la propiedad.

¿Cómo hacer que tu propiedad sea algo más que un sitio de paso en el que tu huésped pueda descansar cuando lo necesite? Ofreciéndole maneras de divertirse y pasar el rato, aunque sea en solitario. Puede que le apetezca leer, mirar la televisión, seguir viendo capítulos de esa serie que tanto le interesa o incluso jugar a algún videojuego. Pon a su disposición todo lo que puedas ofrecerle en este sentido.

¡Y no te olvides de proporcionarle una buena señal de WiFi! Puede que esto sea lo más importante para aquellos huéspedes que viajan sin acompañante, e incluso un elemento decisivo a la hora de elegir una propiedad o de escribir una mala o buena opinión al final de la estancia.

Deja claro que tu propiedad no es solo para parejas o grupos

Cuando estés promocionando tu alquiler vacacional en tu propia web o en las páginas de anuncios en las que estás presente, tienes que presentar tu propiedad como un lugar más que preparado para huéspedes que viajan solos.

Además de decir todos los servicios que ofreces, de los que acabamos de hablar en el apartado anterior, tendrás que asegurarte de que en tus anuncios no solo tienes fotografías de grupos de personas disfrutando felices de unas vacaciones en familia o con la pareja en tu alquiler vacacional. Añade alguna imagen de huéspedes solitarios haciendo uso de tus instalaciones y servicios, e incluso explorando la zona.

Vende la cultura local

Cuando vendas tus servicios de primera y el exquisito diseño de tu alquiler vacacional al redactar el anuncio de tu propiedad, asegúrate de incluir referencias a la zona en la que está situado. Sí, los huéspedes ya saben dónde quieren pasar sus vacaciones y no necesitan que les convenzas de que elijan tu zona antes que otra, pero es importante que te vean como un experto del lugar, que pueda recomendarles experiencias, zonas poco o nada turísticas y restaurantes en los que comer la mejor cocina local.

Si tu huésped quiere ir a tu zona aunque sea solo, es porque realmente le interesa saberlo todo de ella; al fin y al cabo no va a pasar tiempo con nadie, ¡sino que va a explorar esa nueva parte del mundo!

Consigue que, con la descripción de tu anuncio, tu huésped se imagine viviendo una experiencia maravillosa en compañía de tu propiedad.

¿Quieres recibir más consejos sobre cómo promocionar tu alquiler vacacional o cómo hacer que tu negocio como propietario sea rentable? ¡Suscríbete a la newsletter de Lodgify!

¿Qué te ha parecido este artículo?

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Preparado para conseguir más reservas?

Sin tarifas de instalación, sin detalles de tarjetas de crédito, sin obligaciones. Prueba Lodgify de manera gratuita durante 7 días.