Volver

¿Qué es el agroecoturismo? 

El agroecoturismo, también conocido como turismo rural ecológico, es una mezcla entre el agroturismo y el ecoturismo. Se trata de una forma de turismo en la cual los viajeros participan en actividades de agricultura sostenible y aprenden sobre los beneficios de la producción local. Basado en principios de responsabilidad social, el agroecoturismo crece en popularidad día tras día, a medida que las personas empiezan a buscar experiencias de ocio fuera de las ciudades.

Tanto si es por ocio, educación o mera curiosidad, el agroecoturismo ha conseguido atraer a los turistas domésticos, pero también a turistas internacionales. La búsqueda de modelos de ocio y entretenimiento más sostenibles sin duda otorga un gran potencial de crecimiento a esta modalidad de turismo.

¿Cuál es la diferencia entre el agroturismo y el ecoturismo?

El agroturismo es un tipo de turismo que busca poner a los viajeros en contacto con el mundo y la cultura rural mediante estancias en explotaciones agropecuarias como granjas, plantaciones, viñedos y ranchos.

Por su parte, el ecoturismo se centra en promover el turismo sostenible a través de visitas a áreas naturales, donde los viajeros pueden disfrutar de sus atractivos naturales (flora, fauna y paisajes) procurando causar el menor impacto posible.

Ambas formas de turismo buscan apoyar a las comunidades locales y fomentar una mentalidad de respeto, pero el ecoturismo tiende a centrarse más en concienciar sobre la importancia de cuidar del medio ambiente. La combinación de ambas modalidades es lo que se conoce como agroecoturismo.

¿Por qué es necesario el agroecoturismo?

Seguramente has oído hablar o directamente has experimentado de primera mano ciertos tipos de turismo, como el turismo gastronómico, el turismo de negocios, el turismo de aventuras o incluso el turismo de salud.

Son, sin duda, excelentes maneras de disfrutar de unas vacaciones, pero el agroecoturismo tiene algo que el resto no: la satisfacción de haber hecho algo bueno por el medio. Su enfoque en proteger la naturaleza y reducir la huella de carbono hace que destaque como una alternativa excelente para aquellos con mayor conciencia social.

Para los huéspedes, el agroecoturismo es también una forma de escapar del ajetreo de las grandes ciudades, dándoles la oportunidad de disfrutar de una experiencia auténtica y relajante en medio de la naturaleza, pero lo mejor de todo es que también es una fuente de creación de empleo.

El agroecoturismo tiene el potencial de crear puestos de trabajo en lugares que tradicionalmente han sufrido un éxodo de población a las ciudades y que consecuentemente se han empobrecido, además de mejorar la cadena de suministros alimentarios, conservar las tradiciones agrícolas y promover el arte y la cultura local.

Agricultores y ganaderos son dos grandes beneficiados por este tipo de turismo, pues en sus granjas tienen lugar todo tipo de actividades que cautivan a los viajeros y a la vez reportan a sus organizadores unos ingresos extra.

Por último, es importante señalar lo beneficioso que resulta promover el agroecoturismo. Al estar enfocado a la conservación del medio natural y las tradiciones locales, su crecimiento es una oportunidad de oro para fomentar estilos de vida sostenibles, cuya popularización podría resultar transformadora para nuestra sociedad.

Actividades de agroecoturismo para huéspedes

Si tu alquiler vacacional está ubicado en una casa de campo o una granja, esta lista de actividades de agroecoturismo para tus húespedes sin duda te resultará interesante.

  • Conocer a granjeros locales
  • Cata de alimentos frescos (p.ej. leche recién ordeñada o fruta fresca)
  • Aprendizaje sobre arte rural
  • Mercado de agricultores
  • Visitas a parques naturales
  • Tours educativos
  • Ordeñado
  • Visitas a bodegas
  • Festivales y ferias locales
  • Alquiler de casas de campo
  • Aprendizaje sobre arquitectura rural

El agroecoturismo es mucho más que aprender sobre agricultura y ganadería sostenible. Existe una abundancia de actividades memorables para tus huéspedes, independientemente de su edad, por lo que es una forma de viajar ideal para las familias con niños.