Volver

¿Qué es un alojamiento turístico extrahotelero?

Un alojamiento turístico extrahotelero puede definirse como un establecimiento turístico que ofrece servicios de alojamiento pero que, a diferencia de los hoteles, puede ofrecer o no servicios complementarios.

La importancia de saber si tu propiedad está considerada como alojamiento turístico extrahotelero radica en que de ello depende el epígrafe del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) en el que deberás inscribirte si eres autónomo o el código del CNAE que le corresponderá si constituyes tu negocio alquiler vacacional como una sociedad.

En caso de que tu alquiler se encuentre dentro de esta categoría deberás darlo de alta en el IAE en el epígrafe 685 “Alojamientos turísticos extrahoteleros”, mientras que para el CNAE deberás aportar el código 5520 “Alojamientos turísticos y otros alojamientos de corta estancia”.

¿Qué tipos de alojamientos turísticos existen en España?

La clasificación de los alojamientos turísticos extrahoteleros en España depende de cada comunidad autónoma, pues son éstas las responsables de legislar al respecto. Sin embargo, no es menos cierto que, en general, las diferentes normativas los dividen en categorías bastante parecidas.

Las normas y regulaciones de tu comunidad autónoma a las que deberás atenerte dependen de la categoría en la que se enmarque tu alquiler, por lo que es de vital importancia saber cuál es cuál.

¿Quieres conocer los tipos de alojamientos turísticos extrahoteleros más comunes en España? ¡Sigue leyendo!

Apartamentos turísticos

Los apartamentos turísticos son alojamientos extrahoteleros compuestos por unidades de alojamiento individuales, como pueden ser chalets o bungalows, completamente amuebladas y equipadas para la elaboración y consumo de alimentos.

Albergues

Los albergues son otro tipo de alojamiento turístico extrahotelero que se caracteriza por ofrecer hospedaje en habitaciones colectivas, pudiendo contar también con algunos dormitorios individuales. En algunas CCAA, como Extremadura, deben ofrecer el desayuno incluido en el precio.

Opcionalmente, también pueden ofrecer servicios adicionales como pueden ser actividades de turismo de aventuras o ecoturismo.

Campings

Los campings son un tipo de alojamiento extrahotelero consistente en un espacio de terreno debidamente delimitado y acondicionado para que sus usuarios puedan ocuparlo con espacios de residencia móviles como pueden ser autocaravanas o tiendas de campaña.

Casas rurales

Las casas rurales son alojamientos turísticos extrahoteleros ubicados en suelo clasificado como rústico y que generalmente presentan características propias de la arquitectura tradicional de la zona.

Pueden ofrecer servicios complementarios o no, pero en algunas comunidades esto las situaría en categorías distintas.

Viviendas vacacionales

El último tipo de alojamiento extrahotelero del que vamos a hablar son las viviendas vacacionales, que se trata del tipo de alojamiento turístico que más ha estado creciendo en los últimos años.

Su definición varía ligeramente en función de la Comunidad Autónoma en la que se encuentre, pero en general se trata de inmuebles de particulares que se alquilan para estancias cortas, en su totalidad y que están totalmente equipados para realizar todas las actividades que una persona normal realizaría en su vivienda, como preparación de comidas o actividades de aseo.