Volver

¿Qué es el turismo accesible?

El turismo accesible, también conocido como turismo inclusivo, turismo adaptado o turismo para todos, es una iniciativa que busca garantizar el acceso y disfrute del turismo a las personas con discapacidad en igualdad de condiciones.

El turismo accesible permite a aquellas personas que tienen necesidades especiales, bien sean de movilidad, visión, escucha o cognitivas, funcionar de forma autónoma y con dignidad. Recuerda que las persona con necesidades especiales no son necesariamente discapacitadas, pues los ancianos, mujeres embarazadas o niños en carrito también se benefician de las mejoras de accesibilidad.


¿Qué es el turismo accesible según la OMT?

Taleb Rifal, secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), considera que el turismo accesible es “un elemento crucial de toda política de turismo responsable y sostenible. El turismo accesible es ante todo una cuestión de derechos humanos, pero también es una oportunidad de negocio. Lo más importante es que entendamos que no solo beneficia a las personas con discapacidad, si no que nos beneficia a todos.

Características del turismo accesible

El turismo accesible busca lograr la accesibilidad universal mediante la filosofía de Diseño para Todos, que tiene como objetivo simplificar la vida de todas las personas independientemente de sus capacidades.

Las características del turismo accesible son:

  • Ecuanimidad
  • Flexibilidad
  • Intuitividad
  • Perceptibilidad
  • Tolerancia al error
  • Esfuerzo físico reducido
  • Tamaño y espacio pensado para todos

¿Qué es la cadena de accesibilidad del turismo?

La cadena de accesibilidad del turismo es un concepto que tiene en cuenta la capacidad que tendría una persona con necesidades especiales para entrar, usar y salir de un establecimiento turístico sin molestias o interrupciones.

Un ejemplo: ¿de qué sirve que un alojamiento tenga un baño adaptado si luego una silla de ruedas no cabe por la puerta, o el dormitorio está en el piso superior y no hay un elevador?

En estos casos se está rompiendo la cadena de accesibilidad.

¿Cuáles son las ventajas del turismo accesible?

Ante todo, debemos entender que el turismo accesible es beneficioso para la sociedad porque se trata de un derecho humano. Nuestra sociedad tiene la responsabilidad de hacer el turismo accesible a los discapacitados. La Organización Mundial de la Salud indica que el 15% de la población mundial tiene algún tipo de discapacidad, es decir, ¡casi 1.200 millones de personas!

Otro de los beneficios del turismo accesible es que impulsa la economía, pues se trata de una excelente oportunidad de negocio para los destinos turísticos que busquen expandir su clientela, al atender a las necesidades de muchas más personas.

Aún hay mucho camino por recorrer antes de alcanzar la accesibilidad por igual para todos en el sector turístico, pero los avances en los últimos años muestran que la sociedad se está moviendo en una buena dirección. Con la colaboración de las partes interesadas del sector (administración pública, organizaciones turísticas, empresas y viajeros) no cabe duda que seguiremos avanzando camino a conseguir llegar a un turismo para todos.

Algunos ejemplos de turismo accesible

¿Cómo pueden los alquileres vacacionales adaptarse al turismo accesible? ¿Qué cambios podemos hacer como individuos para asegurarnos de que todo el mundo tiene acceso a una experiencia igualitaria?

La receta del turismo accesible está basada en dos ingredientes. El primero es un cambio de mentalidad: es importante ponerse en la piel de las personas con discapacidad para entender los obstáculos que se enfrentan en su día a día. El segundo es el diseño universal, una filosofía de diseño que busca que sus creaciones sean usables por el mayor número de personas y facilidad posibles.

Estos son algunos ejemplos de diseño universal:

Adapta los accesos

Asegurar la accesibilidad de un alojamiento comienza mucho antes de la llegada de los huéspedes. Ten en cuenta las conexiones que existen al mismo y la facilidad de llegada para todo tipo de personas. Algunos ejemplos de itinerarios accesibles son transporte público próximo al alojamiento, taxis adaptados o plazas de aparcamiento reservadas para personas con necesidades especiales.

Además, es importante tener en cuenta los desniveles que pudieran existir al entrar o salir de la propiedad. Idealmente, se encontrarán al mismo nivel que el exterior, pero en aquellos casos que esto no sea posible se puede plantear la instalación de un acceso alternativo, como puede ser una rampa o un ascensor.

Señaliza las habitaciones

Las habitaciones de los alojamientos de turismo accesible deben seguir los criterios del Diseño Universal, por lo que, entre otras cosas, es bueno procurar que las entradas a las distintas habitaciones estén claramente señalizadas, tanto visual como táctilmente.

No es necesario que todas las habitaciones de un alojamiento sean accesibles a personas usuarias de sillas de ruedas, pero en la medida de lo posible se debería intentar facilitar su acceso, por ejemplo con puertas anchas o espacios grandes.

Instala puertas más anchas

En muchas ocasiones, instalar puertas por las que quepa con facilidad una silla de ruedas no es demasiado complicado y mejorará sensiblemente la facilidad de acceso y uso de la vivienda para las personas usuarias de estos dispositivos.

Aumenta los espacios libres

En línea con lo anterior, ten en cuenta que las personas en silla de ruedas necesitan más espacio para moverse dentro de las habitaciones. Intenta minimizar los espacios estrechos y fíjate en cómo afecta la apertura de puertas y cajones de muebles a la circulación en la estancia.

Ten en cuenta la altura de los objetos

Las personas con discapacidad se encuentran en muchos casos con dificultades para alcanzar objetos que al resto no no supone un problema, y de ahí la importancia de ponerse en su lugar a la hora de amueblar y diseñar las estancias de la casa.

Evita las alacenas altas o muy profundas y procura situar elementos básicos como los interruptores, el teléfono o el secador en lugares donde cualquiera pueda alcanzarlos.

Adapta los planos de evacuación

Es improbable que tu alojamiento necesite ser evacuado, pero en el caso de que eso ocurriese resulta vital que las instrucciones y los itinerarios sean absolutamente accesibles para todo tipo de personas.

Por ejemplo, diseña planos que puedan ser interpretados con facilidad por personas con problemas de visión o instala alarmas cuya señalización no sea sólo auditiva, sino que también cuenten con luces o vibraciones.

Cuida el diseño del mobiliario

El mobiliario es un aspecto clave a la hora de adaptar un alojamiento al turismo inclusivo. Evita los muebles con aristas, pues las personas con dificultades de accesibilidad tienen más probabilidades de golpearse con ellas.

Ten en cuenta también que ciertos materiales resultan más difíciles de percibir, como el cristal y policarbonatos transparentes, por lo que lo mejor es que los evites en tu alojamiento.