Leyendo:
Bodas de destino: Únete a esta moda con tu alquiler vacacional

Bodas de destino: Únete a esta moda con tu alquiler vacacional

Si has asistido a alguna boda en los últimos años, te habrás dado cuenta de que este tipo de celebración ya no está limitado a las iglesias y los hoteles. Hoy en día existen un sinfín de opciones disponibles para que las parejas elijan cómo organizar su gran día. Desde granjas rehabilitadas, viñedos y mansiones hasta (sí, lo has adivinado) alquileres vacacionales. ¡Nadie puede escapar de la moda de las destination weddings!

El verano es la época más popular para casarse (el 35%), seguido del otoño (32%) y la primavera (26%).

Según el tamaño y la localización de tu propiedad, puede que ya cuentes con ese atractivo de los destinos para este tipo de celebraciones. Y, para muchos propietarios, los beneficios de aceptar eventos con grupos grandes tales como las fiestas nupciales sobrepasan los riesgos que estos conllevan.

¿Qué significa ser un destino para bodas?

Los destinos para bodas son aquellas localizaciones en las que se celebran este tipo de fiestas, que suelen no ser la ciudad en la que viven los novios, amigos y/o familiares. Puede que estas sean otra ciudad, o incluso un país completamente diferente.

Muchas parejas eligen celebrar tanto su boda como su luna de miel en el mismo destino. Esto significa que los huéspedes tienden a quedarse en ese lugar al menos un fin de semana largo, si no más. Hoy en día, una cuarta parte de todas las bodas son de este tipo, ¡y este nicho de mercado supone un gasto de nada más y nada menos que 16 mil millones de dólares al año!

Todo lo que has de tener en cuenta cuando celebres bodas en tu alquiler vacacional

Adentrarse en este mercado tan lucrativo puede llegar a proporcionar una buena fuente de ingresos adicionales para los propietarios de alquileres vacacionales. Sin embargo, es importante señalar que hacerlo requiere mucha más flexibilidad, planificación y atención al detalle.

Antes de saltar a la piscina o llevar a cabo renovaciones para adaptarte a estos huéspedes, echemos un vistazo a todo aquello que los propietarios o gestores de alquileres vacacionales deben saber.

Pide siempre una fianza para cubrir daños

Cuantos más huéspedes visiten tu propiedad, mayor será la posibilidad de recibir daños; incluso si estos suceden por accidente. Es por esto por lo que se recomienda calcular una cantidad de fianza contra daños razonable, cuyo importe puedes devolver una vez la celebración haya tenido lugar y asegurándote de que todo sigue en buen estado.

Esta fianza no solo cubre a tu propiedad en caso de daños, sino que también ayuda a los huéspedes a sentirse más responsables y propensos a cuidar de tu alquiler vacacional como si de su casa de tratara.

Establece una tarifa para eventos

Cuando las bodas tienen lugar en otro espacio (como, por ejemplo, un hotel), alquilarlo supone un coste, además de la tarifa por noche. Si vas a transformar tu propiedad o la parte exterior de esta para convertirla en un destino para bodas, es de cabida que también cobres por ello y no solo por prestar alojamiento. Para calcular el importe de este coste extra, ten en cuenta todos los servicios adicionales que tendrás que contratar para llevar a cabo el evento.

Por ejemplo, puede que tengas que reservar ciertos días (en los que no podrás recibir a otros huéspedes) para que los planificadores de la boda u otros profesionales (floristas, fotógrafos, personal de catering, etc.) puedan visitar tu propiedad y empezar a prepararlo todo. Además de esto, es posible que tengas que contratar a más personal de limpieza, así como servicios externos (limpieza de alfombras, alquiler de baños portátiles, etc.).

Asegúrate de tener el seguro adecuado

Si te estás preguntando si necesitarás un seguro adicional para este tipo de eventos, lo más probable es que la respuesta sea positiva. A diferencia de tu seguro para alquileres vacacionales normal, los seguros para eventos protegen al anfitrión en caso de pérdida o cancelación.

View this post on Instagram

Here comes the bride!

A post shared by Sand Rock Farm (@sandrockfarmllc) on

Además, puede que necesites un seguro de responsabilidad civil por servir alcohol o incluso uno para protegerte del mal tiempo. Es tu responsabilidad, como propietario de un negocio, asegurarte de tener las pólizas adecuadas y necesarias. Te recomendamos comparar y buscar información sobre los diferentes seguros que quieras contratar.

Cumple con la normativa de la zona

Uno de los factores clave para determinar si tu propiedad puede ofrecer este tipo de eventos es la ley de tu localidad. Muchas autoridades te pedirán permisos de eventos para cuestiones que van desde el aparcamiento hasta el servicio de bebidas alcohólicas. Además, tu vecindario también tendrá que darte el visto bueno.

Si tu propiedad está situada en una zona más apartada, esto no supondrá tanto problema. Mantén a los vecinos contentos controlando el volumen de ruidos nocturnos y evitando aparcar en zonas con acumulación de vehículos.

Prioriza la seguridad de los huéspedes en todo momento

Los huéspedes suelen elegir las bodas de destino basándose en el buen tiempo y la posibilidad de celebrar la fiesta en el exterior. No obstante, esto puede suponer un riesgo para la seguridad de los invitados. Asegúrate de que todo el mobiliario exterior, así como patios y/o terrazas no van a superar el peso máximo permitido.

Es más, cualquier elemento y servicio de exterior tal como jacuzzi o piscina ha de ser tomado en serio. Comunica claramente las normas de la casa que tendrán que ser respetadas. Por ejemplo; el no permitir vasos de cristal o alcohol cerca de la piscina, no beber bajo la influencia de bebidas alcohólicas y no dejar a los niños sin supervisión.

Limita el número de huéspedes

Las bodas son una gran oportunidad para que los huéspedes se reúnan y junten a sus familiares y amigos para celebrar su día especial. Dicho esto, en la mayoría de los casos, no todos los invitados podrán quedarse a dormir en la propiedad.

Cuando te comuniques con la pareja de prometidos, deja claro el número máximo de huéspedes que podrán quedarse en tu alquiler vacacional; puedes ir más allá y recomendar otro alojamiento alternativo para aquellos huéspedes que no quepan en tu propiedad. Esto ayudará a evitar disputas futuras.

En resumen, abrir tu propiedad a la posibilidad de celebrar bodas puede ser una experiencia muy positiva tanto para los propietarios como para los huéspedes. ¡Puede que incluso lleve a algunos de ellos a volver a reservar en tu alquiler vacacional! Pero es importante considerar los pros y los contras antes de empezar a ofrecer reservas a grupos tan grandes.

¿Preparado para recibir más reservas directas?

Sin gastos de configuración. Sin tarjeta de crédito. Sin obligaciones. Prueba Lodgify gratis 7 días.