Leyendo:
Cómo incorporar estancias a medio plazo en tu alquiler vacacional
Vacation rental

Cómo incorporar estancias a medio plazo en tu alquiler vacacional

El sector de los alquileres vacacionales está pasando por un gran cambio a causa de la crisis sanitaria del Covid-19, adaptándose a la situación para seguir funcionando y obtener beneficios.

Si te dedicas al negocio del alquiler vacacional de corta duración, posiblemente te hayas preguntado cómo funcionan los alquileres a media estancia y cómo podrían impactar en tu negocio. Los alquileres vacacionales no son solo para familias que quieren pasar fuera una o dos semanas de vacaciones. A medida que más gente entiende sus beneficios frente a los hoteles, muchos deciden elegir un alquiler vacacional para viajes de negocios o, por ejemplo, como alojamiento transitorio cuando se mudan a una nueva ciudad. Este tipo de personas buscan quedarse más tiempo, lugares seguros, asequibles y adecuados para este período de tiempo.

Incorporar estancias más largas en tu negocio puede ayudarte a generar más beneficios y expandir tu mercado. Sigue leyendo para conocer todos los detalles.

¿Qué son los alquileres a medio plazo?

Los alquileres a medio plazo (o de media estancia) son aquellos cuyas estancias son más largas que las habituales vacaciones o los viajes cortos de negocios. Normalmente, nos referimos a estancias cuyo período de arrendamiento puede durar entre 1 y 12 meses.

Lo habitual es que el plazo de alquiler medio sea de 3 a 9 meses, pero se consideraría medio plazo hasta llegar al año. Si el alquiler es de más de 12 meses, entonces estaríamos hablando de un alquiler de larga estancia.

alquiler a medio plazo

La legislación de los alquileres a medio plazo se recoge en la Ley de Arrendamiento Urbano 29/1994, ya no se considera una vivienda turística, con lo que no se necesita la licencia para alquileres vacacionales. Si tienes un alquiler vacacional a corto plazo y quieres incorporar la media estancia, no habría problema por combinar estos dos tipos de alquiler. Las estancias a medio plazo pueden ayudar a proporcionar reservas en momentos de incertidumbre (como durante la crisis del Covid-19), en temporada baja y durante etapas de baja ocupación.

¿Por qué son tan relevantes actualmente?

A causa del Covid-19 la demanda por alquileres vacacionales a corto plazo se ha reducido y poco a poco, los viajeros buscan poder alojarse durante un mes e incluso más tiempo. De hecho, se prevé que el alquiler de larga duración aumente.

Son muchos los propietarios que se están planteando dejar temporalmente de alojar turistas para acoger inquilinos por períodos más prolongados de tiempo. Sobre todo, se ha visto un cambio en aquellas propiedades más pequeñas como estudios o apartamentos de diseño para intentar buscar otras salidas. Los hábitos de los viajeros se han visto alterados para este verano y los propietarios deben buscar la solución más efectiva posible ante estos cambios.

Alquiler a corto plazo vs. medio plazo

Antes de empezar, no está mal recordar qué es un alquiler temporal a corto plazo. Las estancias cortas son aquellos alojamientos que duran menos de 30 días. 

Estos dos tipos de alquiler vacacional – a corto plazo y medio plazo – tienen muchos puntos en común, como el proceso de reserva. Pero también hay ciertas diferencias, por ejemplo, los métodos para fijar los precios.

Aunque para un alquiler de corta estancia el propietario puede decidir si alquilar por semana o por noche, según más interese, normalmente se acostumbra a cobrar por día. En cambio, en estancias más largas tiene más sentido ofrecer una tarifa por semana, e incluso mensual. De todos modos, para estas últimas hay ciertos propietarios que optan por el método por día, pero rebajando el precio de lo que sería una tarifa diaria tradicional.

Alquiler a corto plazo vs. medio plazo

No solo es distinta la manera de funcionar, sino que los huéspedes que buscan un alquiler a media estancia también tienen diferentes necesidades y expectativas. Las familias que buscan alquileres vacacionales de corta estancia buscarán elementos de lujo como barbacoas, piscinas, jardines, etc. para hacer que la estancia sea más cómoda.

Sin embargo, aquellos huéspedes que busquen estancias más largas preferirán que la vivienda tenga Wifi (y que funcione correctamente) y una cocina totalmente equipada.

Puede haber aspectos de tu contrato de alquiler vacacional a corto plazo que deban adaptarse para acomodar a huéspedes de media estancia. Por ejemplo, puedes ofrecer limpieza, modificar la política de la fianza y hacer algunos cambios en la redacción del contrato para atender mejor a los deseos de aquellos huéspedes que se quedan más tiempo. Considera aspectos como el uso de la luz o el agua para tener en cuenta en tu estrategia de precios.

¿Quién busca alquileres a medio plazo?

Cuando un huésped busca un alquiler de media estancia no suele estar de vacaciones. Algunos tipos de huéspedes son:

  • Viajeros de negocios: Si necesitan estar fuera por un tiempo más prolongado de lo habitual, prefieren elegir una vivienda bien acondicionada a estar en un hotel.
  • Nuevos en la ciudad: Familias, parejas o personas que están en proceso de mudanza, construcción de una nueva casa… y necesitan un lugar donde quedarse hasta tener disponible el lugar definitivo.
  • Estudiantes en prácticas: Aquellos estudiantes que buscan prácticas fuera de su ciudad e incluso país, necesitan un lugar para alojarse durante los meses que estén fuera (habitualmente de 3 a 6 meses). Buscan alojamientos que se ajusten a su presupuesto, por lo tanto, asequibles.
  • Viajeros por causas familiares: padres recién operados o los resultados de un diagnóstico médico pueden ser causas que hagan que una persona deba desplazarse y buscar un alojamiento durante el tiempo que esté fuera.
  • Viajeros que buscan vacaciones más largas: hay huéspedes que planean vacaciones más extensas y quieren pasar todo un mes cómodamente fuera de la vivienda habitual.

En general, las personas que buscan un alquiler a medio plazo suele encontrarse entre los 30 y 40 años y viajan por negocios u otras causas profesionales. Son huéspedes que saben que estarán por la zona durante un tiempo determinado, pero no quieren comprometerse con pagar un alquiler de 6 o 12 meses ni pagar gastos más altos por alquilar a corto plazo.

Aunque no hay garantía de que este tipo de inquilinos no tengan problemas, suelen ocuparse de los asuntos menores por su cuenta (en vez de llamarte por cualquier pequeña cosa) y tratan la propiedad con respeto. Tienen en mente que esta es su casa durante un largo período de tiempo, por lo que deben ocuparse de ella. Estos huéspedes también están dispuestos a pagar más por un alojamiento que sea seguro, cómodo, limpio y completamente amueblado.

A quién deberías tener en cuenta

huéspedes de alquiler a media estancia

Como hemos mencionado, hay muchos tipos de huéspedes distintos que puedan estar interesados en alquileres mensuales, pero tu público objetivo dependerá de la propiedad que tengas (o gestiones) y de los servicios que esta pueda ofrecer:

  • Los viajeros domésticos buscan espacios extras y servicios como barbacoas o piscinas. Cualquier cosa que les ayude a desconectar y disfrutar de la estancia será útil.
  • Los viajeros de negocios son perfectos para alquileres perfectamente amueblados, con despacho y con una buena conexión a internet.
  • Las familias de las zonas urbanas cercanas querrán encontrar alojamientos rurales con espacios abiertos al aire libre y aptos para niños. 

Ten en mente la localización de tu alquiler vacacional, será importante para decidir si es rentable o no incorporar alquileres de media estancia. Estudiantes, viajeros por negocios o familias habitualmente no buscan alojamiento en centros turísticos. Si por lo contrario tu vivienda se encuentra en una zona empresarial, probablemente sea una buena oportunidad incorporar este tipo de alquiler.

Beneficios de incorporar el alquiler a medio plazo

Incorporar estancias a medio plazo en tu negocio tiene muchos beneficios. No solo te ayudará a llenar el calendario de reservas durante temporadas bajas, también pasarás menos tiempo haciendo publicidad y marketing de tu vivienda para conseguir más reservas.

Reducirás el tiempo que le dedicas a los check-ins, inspecciones y limpieza. Con los alquileres a corto plazo tienes nuevos huéspedes cada 1 o 2 semanas, teniendo menos tiempo para asegurarte de que serán unos buenos huéspedes y que encajen en tu vivienda. Con inquilinos a media estancia, tendrás tiempo para comprobar referencias y asegurarte de que tienen un historial limpio.

Una vez los inquilinos se hayan instalado, normalmente no oirás nada de ellos. Se instalarán en la vivienda y se encargarán de todos los asuntos menores – como el mantenimiento diario – por su cuenta. Esto significa que, como propietario, interactuarás menos con tus huéspedes y pasarás menos tiempo yendo a la propiedad a arreglar pequeños problemas como baños obstruidas o no encontrar el mando de la televisión.

Las estancias a medio plazo también significan menos rotación y un flujo de fondos más constante: dos elementos que casi todo propietario de alquiler vacacional busca cuando entra en el negocio.

Cómo incorporarlo a tu estrategia

Afortunadamente, puedes empezar a añadir reservas a medio plazo a tu estrategia muy fácilmente. Es posible que debas hacer algunos cambios en el contrato o las políticas del alquiler, pero con un poco de preparación se puede modificar la estrategia de marketing y atraer viajeros de negocios o familias que busquen alquileres a media estancia.

incorporar alquiler a medio plazo en tu estrategia

Algunas de las cosas que puedes hacer para prepararte las reservas son:

  • Añade tarifas mensuales a tus anuncios, ya sea en tu página web con motor de reservas directas o en plataformas de alquiler vacacional  como Airbnb o Booking.com.
  • Amplía tu público anunciándote en sitios web para alquileres de media estancia.
  • Reevalúa los servicios que ofrece tu alquiler. ¿Qué puedes agregar a su lista de servicios que beneficie a un huésped a largo plazo o a un viajero de negocios? ¿Qué recursos e información puedes poner en tu vivienda que un huésped a medio plazo apreciaría?

Conclusión

El mundo de los viajes está cambiando constantemente y los propietarios de alquileres vacacionales deben adaptarse a las condiciones para poder tener éxito. Los alquileres vacacionales de media estancia pueden generar ingresos estables, requieren un mantenimiento relativamente bajo y te ayudarán a tener reservas en épocas de menos demanda (como durante la crisis del Covid-19). 

Hacer el cambio y aceptar estancias más largas puede ser fácil con un poco de flexibilidad, planificación y paciencia. Y vosotros, ¿os habéis planteado el alquiler vacacional de media estancia? ¡Hacédnoslo saber en los comentarios!

¿Preparado para recibir más reservas directas?

Sin gastos de configuración. Sin tarjeta de crédito. Sin obligaciones. Prueba Lodgify gratis 7 días.

Más artículos
Cómo decorar un apartamento de playa para alquilar