Advertisement

No importa si solo alquilas tu casa unos pocos fines de semana al año o si lo haces todos los días: cualquier propietario y/o gestor necesita tener unas normas para su alquiler vacacional a disposición de los huéspedes.

Tener unas “normas de la casa” es un modo profesional de entrar en materia cuando los huéspedes lleguen a tu propiedad. Estas te dan la oportunidad de expresar con claridad lo que esperas de ellos, lo que pueden y no pueden hacer, y qué pasaría si no respetaran alguna de estas normas.

Cómo escribir estas normas ya depende de ti. Quizás quieras redactarlas con un tono más formal y menos coloquial, serio en vez de gracioso…Ahora bien, en cuanto a contenido, hay algunos puntos que no deberías dejarte.

¿Qué se tiene que incluir, entonces, en las normas de un alquiler vacacional? He aquí la guía que hemos creado para ayudarte.

Todo lo que hay que incluir en las normas de un alquiler vacacional

Si nunca antes has redactado alguna norma de la casa en Airbnb, puede que no sepas por dónde empezar. Es por eso que hemos creado esta guía paso a paso.

Presentación del documento

La mejor manera de redactar unas normas para tu propiedad es empezando por el principio, ¿no? En este párrafo inicial puedes explicar por qué has elaborado estas regulaciones y qué pasaría si los huéspedes no las cumplen.

Requisitos generales

En esta sección debes destacar los temas más generales o los que no pertenecen a ninguna de las cláusulas que añadirás a continuación. También podrías mencionar algo acerca de contactar inmediatamente con el propietario o gestor en caso de haber algún problema, por ejemplo.

Ruido y vecindario

Como propietario u gestor, lo último que quieres es deteriorar o romper la buena relación que has mantenido con los demás residentes del edificio de tu alquiler vacacional. Así que aprovecha este documento para puntualizar la importancia de normas tales como la de no hacer demasiado ruido una vez entrada la noche. Los vecinos te agradecerán que tus huéspedes no interrumpan su paz y les dejen dormir.

Visitas

Si tus huéspedes no pueden recibir visitas durante su estancia, házselo saber. Del mismo modo, si quieres establecer limitaciones en cuanto al número de invitados que pueden pasar el rato en tu alquiler vacacional, deberías dejarlo claro en esta sección.

Uso de la propiedad

Puede que a ti no te importe que tus huéspedes organicen fiestas y otros eventos en tu casa, pero hay muchos otros propietarios que no estarían tan conformes. Si quieres ser más estricto en cuanto a reuniones y visitas, asegúrate de mencionarlo en tus normas.

Aparcamiento

¿Los huéspedes pueden traer sus propios coches? ¿Cuál es el máximo de vehículos que podrían aparcar en tu propiedad? Proporciona esta información a tus huéspedes antes de llegar a tu casa mandándoles una copia de estas normas. ¡Así sabrás que no habrá ningún problema en cuanto aparcamiento!

Basura y reciclaje

Muchos viajeros eligen los alquileres vacacionales porque quieren sentirse como en casa incluso estando lejos de ella. Eso significa que estarán de acuerdo con tener, al menos, algunas obligaciones durante sus vacaciones. Llenar el lavavajillas después de haber cocinado es una cosa, pero ¿qué pasa con la basura? Incluye detalles de cómo tirar los residuos y cómo reciclar si no quieres encontrarte una montaña de residuos cuando vuelvas a tu propiedad.

Seguridad

Muchos huéspedes no necesitarán que les pidas que cuiden de tu casa como si fuera la suya propia, pero siempre va bien decirlo por si acaso. Asegúrate de que tus huéspedes saben que sus pertenencias estarán seguras si cierran puertas y ventanas cuando no estén en la propiedad. También puedes aprovechar esta sección para recordarles lo importante que es el ahorro de energía (por ejemplo, que no tengan el aire acondicionado encendido y las ventanas abiertas de par en par. O que no se dejen las luces encendidas cuando abandonen las estancias).

Jacuzzi/Piscina

Si tus huéspedes tienen la suerte de disponer de jacuzzi o piscina, asegúrate de que conocen cualquier restricción al respecto (como por ejemplo las horas en las que lo pueden utilizar), así como objetos que no deben utilizarse durante el uso de estos (vidrios, objetos punzantes). Esto te dará la seguridad de saber que no tendrás que pagar para limpiar una piscina en la que se haya disfrutado más de la cuenta.

Balcón, terraza y/o patio

Los balcones son lo más en cuanto a vistas de la ciudad, pero también pueden llegar a dar problemas. Es por eso que deberías incluir unas palabras que describan las normas acerca de este tipo de exteriores.

Tabaco

¿Está permitido que los huéspedes fumen en tu propiedad? ¿O lo tienen totalmente prohibido? ¡Evita sorpresas olorosas dejando claras las normas en cuanto al tabaco antes de que tus huéspedes pisen tu alquiler vacacional!

Animales

Si aceptas mascotas en tu propiedad, ¡celébralo! Pero si tienes alguna restricción en cuanto a huéspedes peludos, como la cantidad de mascotas o el tamaño de estas, tus huéspedes tendrán que estar al tanto.

Barbacoa

Pasar el verano en un alquiler vacacional es genial si se dispone de zonas exteriores: relajación, cocinar y comer fuera cuando se quiera…Así que si tu propiedad tiene una barbacoa para estas situaciones, deberás establecer unas normas de uso (¡y de limpieza!).

Daños y desperfectos

Los accidentes siempre pueden ocurrir, todos lo sabemos. Pero en vez de asustar a los huéspedes diciéndoles que van a perder toda la fianza en cuanto se les rompa un plato, limítate a aclarar que cualquier daño u desperfecto deberá ser comunicado de inmediato. Prohibir que se muevan muebles de una habitación a otra también puede ahorrarte desperfectos costosos de arreglar.

Proceso de check-out

Aunque puede que ya hayas enviado la información del check-out a tus huéspedes, no estará de más repetirla para asegurarte de que nada queda olvidado. Incluye temas como la limpieza, las obligaciones con la basura, la entrega de llaves o cualquier otra cosa que creas necesaria cuando los huéspedes abandonen tu propiedad.

Información para emergencias

Pon a disposición de tus huéspedes el número de teléfono de ambulancias, bomberos y policía. Además, siempre es recomendable dejar aquí tu información de contacto por si alguien tiene algún problema y necesita tu ayuda.

Cumplimiento

Esta sección final será el resumen de las condiciones de las normas anteriormente descritas, y explicará lo que pasaría si los huéspedes no las llevan a cabo.

Conclusión: las normas de un alquiler vacacional son importantísimas

Establecer unas normas para tu alquiler vacacional no solo te ahorrará tiempo al no tener que repetir indicaciones una y otra vez, sino que también te ayudará a reducir daños ocasionados por los huéspedes y evitar accidentes. Si tus clientes tienen una idea clara de lo que pueden y no pueden hacer, ¡sentirás que tienes mucho más control sobre la situación y tu negocio!

¿Aún no sabes por dónde empezar? ¡Descárgate nuestra plantilla gratuita con normas para alquileres vacacionales y rellénala con tu información para personalizarla!


¿Qué te ha parecido este artículo?

Normas del Alquiler Vacacional: la plantilla que te ahorrará problemas
4.3 (85%) 48 votes
  1. Andrey Reply

    No se puede descargar la plantilla de las normas del alquiler, me sale el error, me la pueden mandar por mail?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Preparado para conseguir más reservas?

Sin tarifas de instalación, sin detalles de tarjetas de crédito, sin obligaciones. Prueba Lodgify de manera gratuita durante 7 días.