Advertisement

Cuando estés decidiendo qué incluir en la guía de bienvenida de tu alquiler vacacional, tendrás que tener en cuenta esto: todas las partes han de resultar útiles para cualquier huésped que sea totalmente nuevo en tu localidad y tu casa.

Eso significa que tienes que intentar leer sus mentes, anticiparte a cualquier posible problema o asunto antes de que estos surjan, ¡y dejar instrucciones claras de cómo lidiar con ellos si se da el caso! Esta práctica información será crucial para evitar llamadas a altas horas de la noche (¡o la mañana!) causadas por situaciones de pánico entre tus huéspedes.

Creemos que es bueno dividir tu guía de bienvenida en diferentes secciones para que su lectura sea más sencilla.

1. Bienvenida

Para empezar, tendrías que utilizar la primera parte de tu guía de bienvenida precisamente para eso: dar la bienvenida a tus huéspedes. Este pequeño gesto de recibimiento no solo es una manera amigable de presentarte; también les mostrará lo mucho que te preocupas por facilitarles una buena experiencia. Este apartado es especialmente útil y te ayudará a dar buena impresión si cuentas con un sistema automático de check-in y no puedes recibir a los huéspedes en persona en el momento de su llegada.

2. Información de llegada y partida

Si tienes pensado enviar una copia de tu guía de bienvenida a través de correo electrónico antes de que los huéspedes lleguen a tu propiedad, sería muy buena idea añadir información sobre los procesos de llegada y partida en las primeras páginas. Con esto nos referimos a la dirección exacta de tu alquiler, indicaciones de cómo llegar desde el aeropuerto o la estación de tren, normas de check-in y check-out (aclarando si estas últimas son flexibles o estrictas), etc.

3. Guía de actividades

Por una parte, recibirás a huéspedes que llegarán con un itinerario exhaustivo que tendrán pensado seguir a rajatabla. Pero por la otra, habrá huéspedes que preferirán recomendaciones locales de gente que conoce la zona (es decir, ¡tú!). Es por esta razón por la que deberías dedicar una sección de tu guía de bienvenida a aquellas actividades, atracciones o lugares de interés que tu localidad puede ofrecer.

Demuéstrales que eres un experto incluyendo una lista de “los mejores”, enumerando tus actividades favoritas de alrededor de tu propiedad. Además (dependiendo de la localización de tu alquiler), podrías añadir una sección dedicada a las actividades más populares, como por ejemplo senderismo, rutas en bicicleta, playa o deportes de agua. Y no te olvides de enumerar también las opciones para ir a comprar, como por ejemplo mercadillos de segunda mano, lugares de fruta y verdura fresca, etc.

4. ¿Dónde se puede comer y beber?

Escribe una pequeña introducción sobre las opciones de comida y bebida en tu zona. ¿Hay algún plato en particular que sea famoso en tu región? ¿O un estilo de cocinar que solo se puede encontrar en tu localidad? Después, añade una lista de tus restaurantes, cafeterías y bares favoritos, junto con recomendaciones de sus menús.

¡No olvides incluir los números de teléfono, sitios web o enlaces a TripAdvisor y mapas, si te es posible! Eso ayudará a los huéspedes a encontrar estos lugares más fácilmente y hacer reservas si lo necesitan.

5. Acerca del alojamiento

Todos los alquileres vacacionales son diferentes, así que, aunque tus huéspedes ya hayan estado en algunos otros en el pasado, es bueno aclarar las normas que tú quieres que se apliquen al tuyo. Utiliza esta sección para exponer cualquier póliza o procedimiento, junto con instrucciones claras para que los huéspedes sepan qué es lo que se espera de ellos. Por ejemplo, si en tu vecindario pasan a recoger la basura los martes, querrás avisar a tus huéspedes para que no se pierdan la oportunidad de tirarla.

Esta sección también es perfecta para incluir las instrucciones necesarias en caso de utilizar cualquier aparato electrónico o hacer uso del Wi-Fi, la barbacoa, la piscina…así como las normas de la casa en cuanto a cosas como el tabaco, daños en la propiedad o el agua.

6. Conocimientos prácticos sobre la zona

Será de gran ayuda para tus huéspedes si reservas la última sección para proporcionarles información práctica, útil y necesaria acerca de la zona de tu alquiler vacacional. Con esto nos referimos a una lista de cualquier cosa que puedan encontrar cerca: cajeros automáticos, farmacias, números de teléfono de ambulancias o talleres mecánicos. Dejando esta información a mano harás que los huéspedes se sientan cómodos y libres del estrés de buscar cualquiera de estos datos.

7. Extras especiales

Para que tus huéspedes queden realmente impresionados, ¿por qué no dejarles algunos consejos que hagan que su llegada sea los más sencilla posible? Tanto si esto se traduce en una lista de las gasolineras que tienen por el camino desde el aeropuerto o de las tiendas que abren hasta tarde, les harás la vida más fácil, ¡especialmente a aquellos que llegan a horas desorbitadas!

Además, también puedes proporcionarles información sobre descuentos de los que hayas oído hablar por tu vecindario o, incluso mejor, ¡tratos que has hecho con otros negocios para que tus huéspedes tengan un precio especial!

¿Quieres asegurarte de incluir todos los puntos de los que hemos hablado en tu guía de bienvenida?

¿Qué te ha parecido este artículo?

Guía de Bienvenida: lo esencial para alquileres vacacionales
3 (60%) 12 votes
Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Preparado para conseguir más reservas?

Sin tarifas de instalación, sin detalles de tarjetas de crédito, sin obligaciones. Prueba Lodgify de manera gratuita durante 14 días.