Leyendo:
Estafas más comunes para anfitriones de Airbnb y cómo evitarlas
Estafas de Airbnb para anfitriones

Estafas más comunes para anfitriones de Airbnb y cómo evitarlas

Las páginas web de alquiler vacacional, como Airbnb, son una plataforma excelente para que huéspedes y anfitriones se pongan en contacto. No obstante, no están exentas de riesgos. Esto no quiere decir que automáticamente te vayan a estafar, al contrario: en general, alquilar una propiedad turística en Airbnb es seguro. Sin embargo, en todas partes hay gente que intenta aprovecharse de los demás, y Airbnb no es una excepción.

Más de un propietario de vivienda vacacional estará ahora mismo asintiendo con la cabeza, habiendo pasado ya por alguna situación de este tipo. Son bastante desagradables, pero también ley de vida, por lo que lo mejor que uno puede hacer es conocerlas para poder prevenirlas de forma efectiva.

En este artículo te enseñaremos cuáles son las estafas más frecuentes para anfitriones de Airbnb y la mejor forma de evitarlas. ¡Vamos allá!


¿Cuáles son las estafas más comunes para anfitriones de Airbnb?

La mejor forma de evitar que te engañen es conocer los métodos que utilizan los timadores. Aunque sus modus operandi evolucionan con el tiempo, a continuación te explicamos en qué consisten las estafas más frecuentes en Airbnb para que no te pillen desprevenido.

Pagos fuera de la plataforma

¡Ni se te ocurra aceptar pagos fuera de Airbnb! Un método que suelen utilizar los estafadores es reservar tu propiedad desde el extranjero para, acto seguido, hacerte una transferencia que es mayor que el importe de la reserva.

Estafa de pago para propietarios de Airbnb

El estafador intentará hacerte creer que se trata de una simple confusión para que le reembolses la diferencia. No obstante, este aún puede cancelar el pago, dejándote sin reserva y sin dinero. Si realizas todos tus cobros directamente desde Airbnb evitarás fácilmente esta estafa.

Suplantación de identidad

La suplantación de identidad, también conocida como “phishing”, es otra estafa muy común Imagina que recibes un correo electrónico de Airbnb, pidiéndote que entres en tu cuenta para realizar alguna gestión menor. Haces click en el enlace e introduces tus datos, pero lo que no sabes es que la página a la que acabas de acceder no es realmente Airbnb, sino una copia de la misma creada por estafadores con la intención de robarte información personal.

También podría ser que el enlace contuviese malware (un virus informático) con el que los atacantes pueden tomar el control de tu ordenador, solo devolviéndotelo a cambio de que les pagues un “rescate”.

Chantajes con las reseñas

Todo anfitrión con un mínimo de experiencia en el negocio sabe lo dañinas que pueden llegar a resultar las valoraciones negativas. De hecho, entre los requisitos que Airbnb pone a los propietarios para alcanzar la categoría de Superhost está el de tener una valoración media de 4,8 estrellas sobre 5, con lo que una o dos valoraciones de 1 estrella podrían hacerte perderla.

Algunos estafadores se aprovechan de esto para exigir a los anfitriones que les devuelvan el dinero sin mayor motivo que el de evitar recibir una valoración negativa por su parte.

Quejas falsas

No es ningún secreto que las políticas de Airbnb tienden a favorecer al huésped por encima del anfitrión, y aunque esto pueda resultar entendible desde el punto de vista de querer generar confianza a los inquilinos, también hay quién intenta abusar de ello.

Phishing Airbnb para propietarios

En ocasiones, algunos estafadores duermen la primera noche en la propiedad para, a la mañana siguiente, quejarse falsamente de malos olores o suciedad a Airbnb, intentando que les devuelvan el dinero. De este modo, estos huéspedes conflictivos consiguen alojarse sin pagar un solo euro.

Copia ilegal de llaves

Por último, algunas personas pueden reservar tu propiedad con el único motivo de indagar información sobre la misma, o peor aún, realizar una copia de las llaves. Para evitarlo, te recomendamos pasar a un sistema de llaves electrónico o basado en claves reciclables.

Este tipo de sistemas te permitirá ahorrarte preocupaciones, y además cuentan con la ventaja de haberse convertido en unas de las herramientas de check-in favoritas de los huéspedes tras la pandemia del Covid-19.

¿Cómo evitar las estafas en Airbnb?

Una vez hemos visto la gran variedad de métodos que usan los timadores para llevar a cabo sus actividades, nos surge la duda de qué hacer para no caer en sus artimañas. Sigue leyendo para conocer las mejores maneras de evitar que los estafadores se salgan con la suya.

Vigila la forma de escribir

Si tu huésped dice ser de Madrid, pero habla español como si fuese de Moscú, desconfía. Faltas básicas de ortografía y gramática que, más allá del nivel educativo de cada uno, ningún español nativo cometería, pueden apuntar a que el huésped está mintiendo. ¿Qué motivo podría tener alguien para mentir en algo tan trivial, que no sea ocultar su identidad previo a intentar estafarte?

Fijate en la dirección de correo electrónico

Cuando recibas el correo de un potencial huésped, fíjate siempre en la dirección que lo envía, especialmente si llega de fuera de Airbnb. Cómo ya mencionamos antes, hay estafadores que utilizan esta plataforma con el objetivo de robarte los datos.

Estafas frecuentes en Airbnb

No te fíes tampoco de las direcciones extrañas, con números y letras sin ton ni son, de proveedores desconocidos, o de aquellos usuarios cuyo nombre en la bandeja de entrada no coincide con el de su dirección.

Ojo a los mensajes

¿Cómo son los mensajes de la persona que te ha contactado? Si son excesivamente largos sin venir a cuento, mencionan información inconsistente o irrelevante y suenan, en general, genéricos, puede ser que se trate de un intento de fraude. Una persona que quiera alojarse en tu propiedad no te va a contar de primeras la historia de su vida ni te va a dar un sinfín de explicaciones sobre sus motivos para alojarse.

Comprueba los perfiles

Otro indicativo de estafas en Airbnb suelen ser los perfiles de usuario. Si la información que aparece en ellos se antoja extraña o demasiado escasa, puede que debas desconfiar. Ojo, no siempre, pero la falta de ciertos datos clave como el número de teléfono, inconsistencias en la información que aparece en el perfil o cuentas que llevan años abiertas sin haberse usado pueden indicar fines poco honestos.

Timos y estafas para anfitriones de Airbnb

Nunca aceptes pagos fuera de la plataforma

Lo hemos dicho ya antes, pero lo repetimos. ¡Nunca aceptes pagos fuera de Airbnb! Puede que resulte tentador ahorrarse las comisiones de servicio, pero ello implica dejar de estar cubierto por las garantías de la plataforma, y eso es algo que los estafadores tienen muy claro. Sería una pena que por querer ahorrarte unos euros, ¡perdieses muchos más!

Sigue tus instintos

Dejamos para el final lo más obvio, pero lo más importante quizás. La mayoría de las estafas no son demasiado sofisticadas y es casi seguro que te harán desconfiar. Una buena máxima por la que regirse en estos casos es la siguiente: “Si parece un pato, suena como un pato y vuela como un pato, seguramente sea un pato.”

En caso de duda, lo mejor es actuar sobre seguro.

Conclusiones

Con un poco de suerte no te tocará encontrarte con nadie que te intente estafar a través de Airbnb, pero al menos ahora ya sabes cómo actuar en caso de que eso ocurra. Una gran forma de evitar que nadie te engañe es mediante un buen contrato de alquiler vacacional. Si no tienes uno ya, ¡puedes descargar nuestra plantilla editable y gratuita a continuación!

¿Y vosotros, habéis sido víctimas de alguna estafa en Airbnb? ¿Qué consejos daríais al resto de propietarios para evitarlas? ¡Hacédnoslo saber en los comentarios!


¿Preparado para recibir más reservas directas?

Sin gastos de configuración. Sin tarjeta de crédito. Sin obligaciones. Prueba Lodgify gratis 7 días.