Capítulo 9

Política de cancelación para anfitriones

La posibilidad de que un huésped cancele el alojamiento es una de las grandes preocupaciones de todo anfitrión. En el caso de que esto te suceda, es importante estar preparado y conocer todos los términos y políticas que Airbnb exige para no encontrarte sorpresas una vez hayas puesto en marcha tus anuncios.

Todo sobre la política de cancelación

Los huéspedes dan un voto de confianza a los anfitriones que usan la plataforma. Una vez el viajero decide reservar una propiedad, suponen que el alojamiento está bien cuidado. Si por alguna razón, un anfitrión decide cancelar una reserva, esto supondrá una experiencia poco agradable para el huésped. 

Una cancelación por parte del anfitrión significa que el propietario del alquiler decide cancelar la reserva al huésped que la ha efectuado. Los pasos que un propietario debe seguir para cancelar la reserva son muy simples. Después de iniciar sesión en la plataforma, navega hasta la sección de reservas. El siguiente paso es encontrar la reserva que necesita ser cancelada. Hay un enlace con relación a esa reserva que te permitirá modificar o cancelar. Selecciona la opción “cancelar” para empezar el proceso.

¿Cuál es el coste de la cancelación?

A Airbnb no le gusta ver cancelaciones, ya que puede tener un impacto negativo en los viajeros. Aunque así, se entiende que en raras ocasiones algunos anfitriones no tienen otra opción, a causa de las circunstancias en las que se encuentren. Airbnb ha implementado una política de cancelación que incluye una penalización, que los propietarios tendrán que pagar. Sin embargo, conceden un permiso de una cancelación en un período de seis meses, por lo que no impondrán penalizaciones a los anfitriones que cancelen en ese plazo.

Tasas que impone Airbnb por cancelación

Después de la primera cancelación gratuita, los anfitriones deberán pagar por ella. Si la cancelación se efectúa antes de los siete días previos a la llegada de los huéspedes, entonces la penalización será de 50 USD. Si el propietario cancela con dentro de una semana de antelación, serán 100 USD. Será descontado de la cantidad subsiguiente que sería pagada por el sitio.

Airbnb quiere mantener su reputación ofreciendo experiencias positivas tanto para los viajeros como propietarios, por eso cree que los cargos por cancelación ayudan a protegerlo.

Repercusiones adicionales por cancelación

En el perfil del anfitrión se anotará la realización de una cancelación. Se anotará a través de un comentario automático en el perfil y este será permanente. Aun así, hay la posibilidad de escribir una clarificación explicando el por qué de lo sucedido.

Además, el calendario para reservar tendrá bloqueado el periodo en el cual se ha cancelado. Esto significa que los anfitriones no podrán alquilar la propiedad por la plataforma en esas fechas.

Para aquellos que quieren conseguir el estatus de Superhost, esta solicitud será retrasada un año, empezando por la fecha de la última cancelación.

Excepciones por reservas inmediatas

Los anfitriones que usan la opción de reservas inmediatas, podrán no pagar la penalización si se indica que les preocupa la forma en la que la gente puede comportarse en su propiedad o tienen otras preocupaciones en cuanto a la reserva. Para llevar a cabo la cancelación en estas circunstancias, el propietario debe ir a la reserva y hacer clic en la opción de cambio o cancelación, y luego indicar el motivo. De este modo, Airbnb se esforzará por encontrar un reemplazo para ese período de tiempo. 

Política de reembolso para anfitriones

Puede darse la situación de que un huésped quiera cancelar su reserva en último momento o que el número de habitaciones sea incorrecto. El reembolso se puede efectuar en las 24 horas previas a la llegada o durante la estancia si sucediese algún contratiempo.

Si el anfitrión cancela la reserva durante el viaje, no responde o no puede resolver un problema en la llegada de los huéspedes también se efectuaría un reembolso.

Para los viajeros que han estado sujetos a una cancelación, tienen varias opciones de reembolso. Si desean reservar en otra propiedad, el dinero será transferido a esta nueva reserva antes de ser reembolsado. En lugar de esto, los huéspedes también pueden pedir un reembolso total. Si la cancelación tiene lugar en una reserva a cuatro semanas de distancia, no es necesario solicitar un reembolso, ya que se hará automáticamente.

¿Qué dice la legislación sobre Airbnb?

Como anfitrión debes tener en cuenta la legislación de la localización donde se encuentre tu propiedad. Normalmente estas normas forman parte de los códigos administrativos o urbanísticos de la localidad.

La normativa de los apartamentos turísticos es muy amplia y a la vez sectorizada. Cada Comunidad Autónoma de España tiene sus competencias para regular estas propiedades.

Es importante revisar toda la normativa local antes de anunciar en la plataforma de Airbnb.