Capítulo 1

La guía definitiva para anfitriones de Airbnb

En los últimos años ha crecido la demanda de los alquileres vacacionales, ya que muchos usuarios encuentran en estos el lugar perfecto para satisfacer sus necesidades. Ya no sirve con alojarse en una simple habitación, se busca ir más allá.

Los huéspedes actualmente tienen más en cuenta la personalización que un alojamiento puede ofrecer. La relación calidad – precio, la localización y la experiencia también son elementos muy considerados a la hora de decidir dónde pasar las vacaciones.

Muchas veces un hotel no puede ofrecer todo lo que un viajero desea. Por ejemplo, si viajas con familia tal vez prefieras alquilar una casa entera o a lo mejor simplemente quieres viajar con poco presupuesto. Estas son algunas de las situaciones donde Airbnb se convierte en la alternativa perfecta, ganando terreno en la industria hotelera.

En esta guía te enseñaremos cómo funciona Airbnb para que como anfitrión puedas sacarle el máximo partido a la plataforma. También te daremos algunos consejos para optimizar tus anuncios y ¡aumentar tus reservas! Sigue leyendo para conocer todos los detalles.

¿Qué es Airbnb?

Airbnb es una plataforma online de alquileres vacacionales, que conecta propietarios de alojamientos turísticos (anfitriones) con huéspedes de todo el mundo. Fundada en 2008 en San Francisco, Airbnb se ha convertido en el mayor mercado comunitario de alquileres de corta duración. Actualmente cuenta con 7 millones de propiedades anunciadas en 191 países y más de 150 millones de usuarios.

A diferencia de los portales y agencias turísticos tradicionales (centrados principalmente en hoteles y apartahoteles), Airbnb ofrece un abanico de posibilidades mucho mayor para huéspedes. Al tratarse de un mercado comunitario, cualquier propietario que cumpla los requisitos básicos de Airbnb puede anunciar su alojamiento en la plataforma.

De este modo, podemos encontrar propiedades muy variopintas, desde lujosos áticos en el centro de la ciudad hasta casas rurales con encanto, pasando por iglesias convertidas en alojamientos turísticos e incluso barcos de alquiler vacacional.

Como veremos a continuación, Airbnb permite a los propietarios anunciar fácilmente sus propiedades en la plataforma, y administrar todos sus anuncios y reservas desde un mismo lugar, sin necesidad de tener conocimientos técnicos o de marketing. Se trata pues de una plataforma intuitiva y que pone al alcance de los usuarios todos lo recursos necesarios para anunciar correctamente sus alojamientos.

¿Cómo funciona Airbnb?

Airbnb pone las cosas fáciles, tanto para los anfitriones como para los huéspedes. Por ello, el proceso de registro es rápido y sencillo, para que los usuarios puedan beneficiarse de todas sus ventajas desde el primer momento.

Es fácil navegar por la plataforma y reúne toda la información que los huéspedes necesitan para tomar una decisión reflexionada. Su accesibilidad también ayuda a los propietarios a gestionar sus viviendas de manera intuitiva y profesional, aunque estos sean primerizos en anunciar su propiedad en una OTA.

Airbnb para anfitriones

Para convertirte en anfitrión en Airbnb, primero debes ser propietario (o gestor) de un alojamiento de alquiler vacacional. Bastante obvio, ¿no? Ahora bien, como hemos señalado anteriormente, no estás obligado a alquiler toda tu propiedad: puedes simplemente ofrecer habitaciones de forma individual.

Por otro lado, debes tener en cuenta que las propiedades anunciadas en Airbnb están expuestas a un gran número de potenciales clientes, gracias a los miles de  visitantes diarios que recibe la página web. Por ello, y para garantizar que tus anuncios no pasen desapercibidos y ayudar a los propietarios más inexpertos, Airbnb ofrece numerosas herramientas y guías para perfeccionar cómo se ve tu propiedad en la plataforma.

¿Cómo alquilar tu vivienda en Airbnb?

Si tienes una propiedad que te gustaría anunciar en la plataforma, lo principal será registrarte. Una vez hecho esto, puedes iniciar sesión y empezar a crear tu anuncio. El anuncio será la presentación de tu alquiler y aquello que tenga por ofrecer. Estará compuesto por imágenes que tú mismo puedes subir de forma fácil y una descripción sugerente (pero honesta) y completa.

Como anfitrión deberás establecer las normas de la casa para los huéspedes y determinar los periodos en los cuales la vivienda estará disponible para reservar. Acoger huéspedes a través de Airbnb es muy fácil: la plataforma tiene todo tipo de herramientas para ayudar a los propietarios de principio a fin. Tanto huéspedes como anfitriones tienen la oportunidad de dejar reseñas, contribuyendo a la exposición en la plataforma de tu alquiler. 

Para aquellos que son nuevos en el mundo del alquiler, siempre hay cierta preocupación por los daños que puedan ser causados, especialmente al alquilar la propiedad a un desconocido. Para tranquilizar, Airbnb ofrece una Garantía para anfitriones. Es una cobertura extra (además de tu seguro regular) que ayuda a proteger financieramente en el caso de daños. Hay ciertas normas respecto al uso de la cobertura, pero es reconfortante saber que está ahí en caso que los anfitriones lo puedan necesitar. Hay otras reglas que también son necesarias aprender en relación con el hospedaje, como las cancelaciones, pero son bastante sencillas.

Convertirse en coanfitrión

No todo el mundo tiene una propiedad que les permita ser anfitrión en Airbnb. En este caso, es posible convertirse en coanfitrión. Lo que esto significa es que, personas que estén interesadas en alquilar pueden ofrecer ayuda como coanfitrión a aquellos que tengan alquileres vacacionales en la misma zona.

Los coanfitriones son personas que colaboran y ayudan a gestionar las tareas propias del anfitrión. Pueden tomar responsabilidades como gestionar reservas o escribir evaluaciones. También pueden encargarse de preparar la vivienda para los huéspedes. Entre las dos partes, el anfitrión y el coanfitrión, se deberá establecer un acuerdo respecto todos los gastos que supongan la actividad de este último y por consiguiente, Airbnb se hará cargo de que el coanfitrión reciba el pago.

Como anfitrión, a lo mejor piensas que tener un coanfitrión puede ser una gran aventura. Aunque la plataforma sea fácil de usar, el hospedaje requiere cierto tiempo y compromiso. Si como dueño de propiedades de vacaciones no tienes tiempo extra para tus responsabilidades como anfitrión, entonces tener un coanfitrión puede resultar de gran ayuda. Además, este individuo extra que tendrá tiempo para dedicarse a lo que se necesita para una buena praxis de hospedaje en Airbnb, podría incluso conseguirte el puesto como Superhost de Airbnb. Aquellos anfitriones capaces de conseguir este estatus, habitualmente tienen más éxito con su negocio de alquiler.

Organiza Experiencias

Si quieres ser más interactivo como anfitrión, querrás tener la oportunidad de crear experiencias. Podrás planear eventos para los huéspedes que alquilan tu vivienda vacacional. Sácale partido, planea qué experiencia quieres ofrecer y después, preséntala a Airbnb. Ellos te guiarán hacia los siguientes pasos que debas seguir. Hay muchos consejos en Airbnb para ayudar a cualquier anfitrión a empezar pero también llegar al éxito. 

Airbnb actualmente está ampliando el apoyo a muchas experiencias en numerosas ciudades alrededor del mundo. Esto permite que cada vez más propietarios puedan añadir sus experiencias con los alquileres. Tienes que presentar un formulario que indique que quieres organizar una experiencia en tu ciudad y esta deberá ser aprobada. En unas dos semanas recibirás una respuesta de Airbnb. Sin embargo, dependiendo de la ciudad y tu especialidad en particular, ¡podrías hasta recibir una respuesta antes de lo previsto!

Vive la experiencia cuando quieras compartir algo que te apasione y que además enriquece a aquellos que vengan a tu zona. No solo puede proporcionar una experiencia única a tus huéspedes, sino también para ti como anfitrión. Conoce gente nueva y ofrece nuevas propuestas para aquellos que se hospeden en tu propiedad, pero también pasa tiempo disfrutando de aquello que te gusta.

Las experiencias van más allá de simples tours o clases para cuando los huéspedes estén en tu propiedad, especialmente porque son actividades procedentes del mundo del anfitrión. Es una gran forma para que los anfitriones de Airbnb puedan compartir en la plataforma sus habilidades, hobbies o intereses con aquellos que se alojarán en su propiedad.

Podrá ser una experiencia siempre que:

  • El anfitrión tenga conocimientos y pasión por el tema
  • Sean prácticas interactivas
  • Proporcione un acceso especial a otro lugar único en sí mismo

Cualquier tour, especialmente aquellos que sean de más de 15 personas, no se podrán considerar como experiencias. De la misma manera, un evento sin anfitrión, cualquier tipo de servicio o evento que los huéspedes puedan encontrar por su cuenta tampoco serán experiencias. Estas experiencias son más bien excursiones para visitantes que cualquiera que venga a la zona pueda hacer. Y no es solo eso, sino que tienes que ser el que proporcione la experiencia.

Aquellos que se hospeden en un alquiler no deberían tener que pagar en ningún otro lado para tener una experiencia en la ciudad, ya que no serían calificadas como experiencias de Airbnb para el alquiler.

Airbnb Blog

Cualquier usuario de Airbnb se encontrará con una gran cantidad de información útil en la plataforma. Mucha de esta información se encuentra en el Centro de ayuda. Además de esta sección, también se puede encontrar información útil e interesante en el blog de Airbnb.

La sección del blog es el canal donde la empresa mantiene al día tanto a viajeros como anfitriones de todas las novedades, sucesos y eventos de la comunidad que involucren a Airbnb.  Una vez llegues al blog, verás una página llena de imágenes coloridas e interesantes. Lo único que debes hacer es arrastrar el ratón hasta una de las imágenes para poder ver el título del blog y si te interesa, simplemente haz clic para leer el artículo entero. 

A veces se pasa por alto el pequeño icono arriba a la derecha. Haciendo clic en él podrás encontrar todo un menú con las diferentes categorías del blog. Hay una gran variedad, permitiendo así que el usuario pueda encontrar rápidamente aquello que busca. No importa con qué categoría empieces, todas tienen una selección de artículos de mucha calidad. Cualquier propietario o huésped acaba aprendiendo algo nuevo. A menudo los huéspedes mirarán el blog antes de reservar un alquiler, especialmente si son nuevos en la plataforma.

Si haces clic en la sección de idiomas, podrás elegir una gran variedad de idiomas y regiones donde han dedicado artículos especialmente para estos.

Encontrarás que las publicaciones en el blog de Airbnb son de distinta longitud, pero cada una de ellas es informativa. Además, al final de cada artículo encontrarás imágenes adicionales. Haciendo clic en ellas te llevará a otra sección de artículos relacionados, para que puedas seguir leyendo sobre un tema específico en el que tal vez estás interesado. 

¿Qué tipo de información podrás encontrar?

  • Encuentros de Airbnb: Cuando la compañía haya celebrado una reunión o encuentro, normalmente publicará todo aquello a destacar del evento. Esto permite a los huéspedes y anfitriones de Airbnb que no pudieron asistir a mantenerse al día. Hacer un artículo para difundir información sobre ello es una buena manera de correr la voz.
  • Educacional: Muchas de las publicaciones se pueden considerar educacionales. Permiten a propietarios y huéspedes ampliar sus conocimientos en referencia a Airbnb. Cuando la plataforma va a ofrecer algo nuevo o hay actualizaciones, habitualmente se creará una publicación acerca de ello. Así, huéspedes y anfitriones no se pierden nada. Los anfitriones también podrán encontrar información para ayudar a anunciarse en Airbnb.
  • Informativa: Muchas veces, los huéspedes leen artículos dirigidos a anfitriones y viceversa. Esto permite que haya un mayor entendimiento entre las dos partes. Este intercambio de información ayuda a proporcionar credibilidad a la plataforma, además de crear confianza en los usuarios.

¿Es Airbnb rentable para anfitriones?

Hay muchas ventajas que ayudan a que los viajeros acaben decidiendo alojarse en un alquiler de Airbnb. Algunas de ellas son la privacidad, el coste y el confort de vivir como en tu casa. Los huéspedes se sienten más independientes y les permite estar más tranquilos que, por ejemplo, en un hotel. El coste también suele ser más barato que alojarse en una habitación de hotel, comparándose con el alquiler de toda una casa entera. Así pues, es una buena oportunidad de negocio.

Es importante partir de tres factores fundamentales: la localización, la oferta y demanda y nuestro objetivo personal.

Observa e investiga tu zona o región para conocer el mercado. Descubre qué es lo que buscan los huéspedes y cuál es la oferta y demanda que se encuentra en el área. A través de la plataforma AirDNA podrás encontrar que, por ejemplo, en Madrid actualmente hay más de 15.500 alquileres activos, un 81% provienen del canal Airbnb. Tampoco habrá la misma competencia y precios en un lugar céntrico y turístico que un lugar en las afueras.

Como hemos dicho, también es necesario plantearse qué expectativas tenemos. ¿Será un ingreso extra? o ¿para vivir de ello? Para aquellos con segundas residencias o que tengan espacio en sus viviendas para alojar a huéspedes, normalmente se considera como un ingreso complementario pasivo. De este modo, no requiere tanto mantenimiento y simplemente se considera como una forma de ahorrar. Aun así, debes estar dispuesto a hacer pequeñas inversiones para conseguir un retorno de la inversión en el futuro.

¿Sabes cuánto tiempo puedes dedicar al alquiler? Especialmente cuando se empieza, hay que ser más activo: responder a los huéspedes, atender a los problemas, monitorizar calendario y precios, etc.

Antes de empezar a preparar el alquiler, asegúrate que cumples con todas las leyes y regulaciones locales y confirma que puedas convertirte en anfitrión de Airbnb de forma legal. Si es así, después de también haber investigado el mercado, marca un precio acorde a ello. A partir de este punto, será necesario conseguir estabilidad, construyendo confianza para conseguir más huéspedes y llegar a tener visibilidad.