Advertisement

Tanto si tienes hijos como si no, habrás experimentado (en primera persona o a través de un familiar o amigo) lo complicado y agotador que puede ser planear un viaje en familia.

Los viajeros con hijos son un público grandísimo dentro del sector de los alquileres vacacionales: en Estados Unidos, las familias gastan una media de 150 mil millones de dólares al año en viajes. Por este motivo no nos sorprende que cada vez sean más los propietarios que quieren atraer a este tipo de huéspedes a través de sus estrategias de marketing.

Según el NYU Family Travel Survey de 2018, el verano es la época más popular para viajar en familia. Dicho esto, invierno y mediados de invierno está empezando a resultar cada vez más interesante para aquellas familias que viajan con niños. El mismo estudio demuestra que nada más y nada menos que el 79% de los consumidores en Estados Unidos tienen pensado viajar en familia, y Mastercard ha descubierto que el 90% se siente estresado al planear viajes familiares.

Además, el estudio muestra que aquellos padres y madres con hijos mayores de cinco años son más propensos a reservar un alojamiento específicamente equipado para niños. Las vacaciones más populares para las familias en Estados Unidos son las visitas a amigos o familiares, los parques de atracciones o la playa.

Cuando se trata de viajar con los más pequeños, las familias elegirán un alojamiento en el que todo el mundo se sienta seguro, pueda relajarse y pasarlo bien. Sin embargo, la prioridad siempre será la seguridad. Para atraer a las familias y evitar sorpresas desagradables, opiniones negativas o llamadas furiosas, asegúrate de proporcionar todo lo que puedan necesitar en términos de seguridad; y añade pequeños extras para que estén más cómodos.

En este artículo, no solo descubrirás los requisitos de los padres a la hora de viajar, sino sus principales preocupaciones en cuanto a la seguridad de sus hijos y los servicios de un alquiler vacacional, además de elementos específicos para los bebés y la comodidad.

Alquileres vacacionales y niños: las necesidades de las familias

Cuando viajas con la familia, hay muchas cuestiones a considerar. Antes de transformar toda tu propiedad en un alquiler vacacional a prueba de bebés, reflexiona sobre ellas.

Para empezar, tendrás que ponerte en la piel de los padres. ¿Qué necesitarías si viajases con tus hijos? ¿Cómo cambiarían tus necesidades si hay bebés, infantes o adolescentes de por medio? En todo caso, en un buen viaje siempre habrá un lugar cómodo en el que relajarse, comer y dormir.

Sin embargo, los padres estresados no disfrutan de sus vacaciones. Es por eso por lo que tu propiedad deberá proporcionar todo lo que las criaturas necesiten y sean importantes para su familia, especialmente aquello que los hoteles no puden brindarles.

¿Por qué los padres se estresan tanto a la hora de planear sus viajes familiares?

  1. Viajar en familia puede salir caro, y encontrar opciones asequibles puede resultar un verdadero reto, sobre todo si las familias son numerosas.
  2. Se preocupan de la seguridad de sus hijos cuando están fuera de casa.
  3. Viajar en avión puede ser toda una aventura con bebés e infantes.
  4. La información y los precios que dan las opciones familiares a menudo no son demasiado claras ni tampoco fiables.
  5. No suelen haber muchas opciones si la familia viaja con un adulto o niño con discapacidades.

Por todo esto, deberás convencer a tu posible huésped de que tu alquiler vacacional tiene más valor y proporciona más servicios que cualquier hotel. A pesar de que las estadísticas muestran que la mitad de los viajeros millennial de Estados Unidos prefiere un hotel tradicional, figuras recientes como Booking.com han demostrado que el sector de los alquileres vacacionales es cada vez más popular y no parece que vaya a dejar de serlo.

Así que, en tu página web, tendrás que destacar el hecho de ofrecer un espacio personal amplio y una experiencia única, complementada con la comodidad y seguridad para familias. Si tu alquiler vacacional es accesible para huéspedes con problemas de movilidad, jugarás con ventaja a la hora de atraer a padres con hijos con alguna discapacidad o incluso aquellos que elijan llevarse a los abuelos con ellos. Informa a tus huéspedes de todo esto y asegúrate de proporcionarles la información e instrucciones necesarias.

Cada alquiler vacacional es diferente y ofrece diferentes opciones, servicios y experiencias. Tú podrías resaltar el hecho de que tu propiedad y sus elementos están completamente adaptados para sus necesidades y les harán sentir como en casa.

Por ejemplo, teniendo un frigorífico grande para toda la familia. Los padres estarán encantados de tener el espacio que necesitan para almacenar los snacks favoritos de sus hijos, así como una cocina completamente equipada para preparar una comida saludable y para toda la familia.

Además, algunas familias prefieren viajar con otras familias y/o amigos. Así que si tu propiedad es lo suficientemente grande como para alojar a diferentes grupos para que los padres puedan relajarse mientras sus hijos juegan juntos, ¡házselo saber!

Tal y como se muestra en la tabla, hay muchos factores que los padres consideran importantes a la hora de elegir alojamiento para sus vacaciones.

En resumidas cuentas, para atraer a este tipo de huéspedes, deberás comunicar claramente los beneficios de tu alquiler vacacional. Estos pueden ser unas zonas comunes incomparables, una experiencia única, servicios adaptados o cualquier otra caracterísitca que pueda interesar a las familias.

Alquileres vacacionales aptos para los más pequeños: consejos de seguridad

Cuando se trata de viajar con los más pequeños, los padres necesitan estar completamente seguros de que estarán a salvo en todo momento.

Esto no solo significa prepararse debidamente antes de iniciar las vacaciones; también es elegir un alojamiento que sea apto para sus hijos. He aquí algunas sugerencias para hacer que tu propiedad sea un destino todavía mejor para niños:

Quita cualquier objeto frágil y puntiagudo

Como ya sabrás, los niños son de naturaleza curiosa, hiperactiva y les encanta tocarlo todo. Así que presta atención a cualquier objeto frágil, de valor o puntiagudo que puedas tener en la propiedad, y quítalo de enmedio si es innecesario. Asegúrate de proteger y guardar todo aquello que pueda romperse o ser peligroso, como objetos de cristal, porcelana, vidrio, etc. Guarda los cuchillos y otros utensilios puntiagudos en un lugar seguro, fuera del alcance de los niños.

Dejando objetos que puedan romperse o provocar accidentes por ahí, no solo estás creando estrés y ansiedad a los huéspedes sino a ti mismo como propietario. Puedes reducir significativamente el riesgo de accidentes teniendo estos objetos en otro sitio y, a la vez, reducir los temores de los padres.

Además, si estás pensando en renovar tu alquiler vacacional o actualizar algún mueble, piensa bien lo que vas a comprar y si será apto para niños. Prioriza la resistencia y la seguridad por encima del aspecto, y asegúrate de que el mueble en sí no conlleve problemas para la casa.

Protege las esquinas de los muebles

No es ningún secreto que los niños se emocionan con facilidad (y tienen mucha energía). ¡Sobre todo si están de vacaciones en un sitio nuevo! Con la emoción pueden corretear y tropezar con cosas, sobre todo con esquinas de muebles. Por eso es importante proteger todas aquellas esquinas que puedan ser peligrosas para niños pequeños. Esto significa todo tipo de mesas, muebles para el televisor, ¡e incluso algunas paredes! Invierte en protecciones de goma o plástico que puedas poner y quitar con facilidad, dependiendo del tipo de huésped que estés esperando.

Pon los productos de limpieza fuera del alcance de los niños

Los productos de limpieza suelen ser una preocupación más de cualquier padre. Por eso es de vital importancia proporcionar un lugar para guardarlos de manera segura, lejos de los espacios para los niños. La ingestión o inhalación de algunos de estos productos tóxicos puede ser letal. Evita accidentes fatales, proporciona un candado para el lugar en el que los guardes para que no lleguen a las (pequeñas) manos inadecuadas.

Además, puedes hacerte con candados pensados para la seguridad de los niños, o cajones a prueba de los más pequeños para asegurarte de que ningún producto peligroso va a estar a su alcance. Informa a los padres de esto con antelación y explícales dónde podrán encontrarlos.

Protege y aísla cables y alambres

Cuando hablamos de cables, hablamos de nudos. Estos pueden provocar tropiezos, o algo peor.

Hay muchas soluciones y accesorios que puedes comprar para organizar tus cables y alambres. Pero, por encima de todo, asegúrate de que no están al alcance de los niños. No solo por tener tu casa más ordenada y más limpia, sino más segura.

Es más, deberías proteger todos los enchufes y tomas de corriente con un tapón especial para que los niños no puedan tocar nada peligroso. Además, si tienes habitaciones solo para los niños, piensa en instalar también interruptores seguros.

Asegura la seguridad con el agua y el gas

Cuando vayas a enviar la información pertinente a tus huéspedes antes del inicio de su viaje, infórmalos también sobre la calidad del agua en tu zona (si se puede beber o no). Esto les ayudará a estar más preparados y saber si sus hijos puedes beber del grifo o no.

Por lo que se refiere al gas, los expertos recomiendan tener protectores para los fogones de la cocina y sus botones, para evitar que los niños abran el gas cuando los padres no estén vigilando. Esto ayudará a prevenir intoxicaciones por monóxido de carbono, explosiones o incendios.

Ofrece servicios para el cuidado de los bebés

La salud y el bienestar de un bebé es la prioridad número uno de cualquier padre. Pueden hacer que tu alquiler vacacional sea todavía más atractivo para familias con hijos teniendo en cuenta los consejos de la American Academy of Pediatrician para la perfecta habitación de un bebé:

  • Elige un cambiador robusto y estable, con una barandilla de unos cinco centímetros en ambos lados
  • La cuna debe ser aprobada por los estándares de seguridad y tener un colchón firme del mismo tamaño (que no queden huecos)
  • No dejes pequeños objetos por la cuna (juguetes, peluches, mantas…)
  • No utilices almohadillas protectoras en la cuna
  • No dejes hilos o cordones cerca de la cuna
  • Cuelga los móviles para la cuna a suficiente altura para que el bebé no pueda llegar a tocarlos
  • Instala detectores de humo y monóxido de carbono
  • La temperatura de la habitación debería ser cómoda para un adulto que lleve ropa ligera

Instala barreras para las escaleras

A los bebés, infantes y niños les encanta explorar un espacio nuevo. Si tu propiedad tiene escaleras, instala barreras para que no puedan caerse o hacerse daño durante su estancia. Esto no solo evitará cualquier viaje a emergencias, sino que puede ser un factor decisivo para que una familia reserve en tu propiedad.

Finalmente, ¡asegúrate de que tu alquiler vacacional está siempre limpio y despejado para que tus huéspedes puedan disfrutarlo mejor!


Alquileres vacacionales aptos para los más pequeños: los servicios definitivos

Hay muchos elementos y servicios que interesan a las familias cuando están buscando el alojamiento perfecto para sus vacaciones. He aquí algunos de los principales, que transformarán tu casa en el paraíso para los viajeros con hijos.

LA COCINA Y EL COMEDOR

Asegúrate de que todo está bien protegido y funciona correctamente. Revisa el gas y los suministros de agua, añade más protección en áreas de riesgo y retira todo objeto peligroso. Además, asegúrate de que tu lavadora y secadora están en perfecto estado. ¡Una de las razones por las que las familias eligen un alquiler vacacional es la posibilidad de lavar la ropa de los niños cuando esta se ensucia durante juegos y excursiones!

Lo que deberías tener:

  • Cajones a prueba de niños
  • Cocina bien equipada
  • Protección para fogones y botones
  • Lavadora y secadora
  • Manteles y baberos para niños, así como cubiertos, cuencos y vasos de plástico
  • Una generosa cantidad de toallas divertidas (y limpias)
  • Jabón de manos y para lavar los platos
  • Esenciales de cocina como aceites y especias
  • Café (¡para padres exhaustos!)

Lo que podrías añadir:

  • Chupetes
  • Trona para comer
  • Trituradora de alimentos
  • Esterilizador y calentador de botellas
  • Ingredientes para un desayuno básico

LAS HABITACIONES

Si quieres que los padres tengan un sueño relajado y reparador, tienes que asegurar que sus hijos dormirán cómodamente. Impresiona a tus huéspedes proporcionando todos aquellos elementos que los hoteles no ofrecen.

Lo que deberías tener:

  • Cuna o cuna de viaje aprobada por los estándares de seguridad
  • Colchón firme
  • Cortinas tupidas o persianas

Lo que podrías añadir:

  • Vigila bebés
  • Barreras para las camas
  • Luz quitamiedos para niños
  • Habitaciones divertidas

LA SALA DE ESTAR

La sala de estar es la zona en la que las familias querrán relajarse y pasar tiempo de calidad juntos. Proporciona a tus huéspedes todo lo necesario para su comodidad, así como elementos adicionales para que su estancia sea memorable.

Lo que deberías tener:

  • Protectores para las esquinas de los muebles
  • Organizadores de cables
  • Señal de WiFi y televisión rápidas
  • Netflix u otra televisión de pago
  • Libros para niños
  • Juegos familiares

Lo que podrías añadir:

  • Reproductor de DVD y películas familiares
  • Proyector de vídeo
  • Sillita para bebés o mecedora
  • Un libro de visitas personalizado, con mapas y postales de la región
  • Una guía de bienvenida con tus propios consejos y recomendaciones sobre qué visitar, actividades familiares y restaurantes perfectos para los más pequeños
  • Juguetes infantiles
  • Videoconsolas como Wii o Xbox
  • Dulces y snacks sanos para los niños

LOS BAÑOS Y ASEOS

Los accidentes pueden ocurrir fácilmente en el baño debido a suelos mojados o acceso a productos tóxicos. Es recomendable aumentar la seguridad en los baños para el bienestar de los más pequeños.

Lo que deberías tener:

  • Alfombrillas antideslizantes
  • Productos de limpieza almacenados de manera segura
  • Cajones a prueba de niños
  • Papel higiénico suave
  • Orinal o asiento de entrenamiento
  • Cambiador

Lo que podrías añadir:

  • Juguetes para la bañera
  • Toallitas húmedas para bebés
  • Gel y champú para bebés

EXTERIORES

Cuando se trata de elegir un alquiler vacacional, el Family Travel Survey confirma que uno de los factores más importantes son los servicios para los niños, especialmente la piscina. Asi que, si tienes piscina, da garantías de que esta será segura para los niños, y proporciona todo lo necesario para que los niños puedan disfrutar de ella.

Lo que deberías tener:

  • Piscina segura (vallada y poco profunda. Informa a tus huéspedes sobre la profundidad)
  • Cobertura para piscina
  • Manguitos y flotadores
  • Un exterior de la propiedad seguro (puertas con alarmas, vallas, candado si es necesario)
  • Paraguas y chubasqueros

Lo que podrías añadir:

  • Cochecito
  • Mobiliario exterior (caja de arena, casita de plástico para niños)
  • Casa en el árbol
  • Pistolas de agua
  • Bicicletas infantiles, cascos y protecciones
  • Elementos para practicar otros deportes (canasta de baloncesto, mesa de ping pong, etc)
  • Patinetes
  • Linternas

Ahora que sabes lo que necesitas para transformar tu alquiler vacacional en una propiedad apta para niños, no olvides preguntar a los huéspedes si tienen algún otro requerimiento antes de la estancia.

Esto te ayudará a construir una relación más fuerte y duradera con ellos. Puede que hasta los animes a reservar de nuevo contigo, o a que recomienden tu propiedad a otras familias dejándote una opinión en tu página web.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Preparado para conseguir más reservas?

Sin tarifas de instalación, sin detalles de tarjetas de crédito, sin obligaciones. Prueba Lodgify de manera gratuita durante 7 días.